¿Cómo podríamos beneficiarnos de un escenario de suspensión de pagos en Grecia?

 

Carlos Montero.

Cada vez está más extendida la opinión entre la comunidad financiera, que la suspensión de pagos en Grecia es inevitable. Las propias agencias de calificación ven este escenario como inminente, y las autoridades europeas urgen a un acuerdo entre las distintas sensibilidades de la euro zona, para aprobar un nuevo plan de rescate al país heleno, lo cual a día de hoy, parece poco probable.

En este escenario, algunos analistas empiezan a plantearse la posibilidad de una ruptura de la zona euro. Sin bien esto parece ahora lejano, también lo era la reestructuración de deuda griega hace unos meses, y a la vista de los últimos acontecimientos, todo el mundo la da ya como segura.

Para anticiparnos en esta posibilidad, y ver como podríamos aprovecharla, publicamos las recomendaciones del analista financiero Matthew Lynn, que detalla cinco inversiones que se beneficiarían de una ruptura de la zona euro.

Este analista comenta que una suspensión de pagos en Grecia es tan inesperada como que Rafael Nadal llegue a la final de Wimbledon este año. En realidad, ya está en precio. Los alemanes y los franceses no van a dejar que suceda (el default griego) hasta que sus sistemas bancarios estén a salvo, por lo que no será un colapso al estilo Lehman Brothers.

Lo que la suspensión en Grecia provocará, añade Lynn, es que en los mercados financieros vean una ruptura del euro como una posibilidad real. Aquí hay cinco recomendaciones que se beneficiarán de este escenario.

 

1. Comprar bonos alemanes y vender el índice DAX. El nuevo marco alemán que surgiría si esta posibilidad se materializa, sería una de las monedas más fuertes del mundo. Lo cual sería muy bueno para los bonos alemanes, pero malo para los exportadores del país, cuyas acciones son los principales contribuyentes del índice DAX.

2. Vender el franco suizo. Los inversores han ido acumulando el franco suizo como moneda refugio. En un escenario de ruptura de la zona euro, y vuelta a las divisas nacionales, el marco alemán tomaría el papel del franco suizo, por lo que vería caídas frente a esta moneda.

Además >>  Olvídense de Grecia. Es Portugal quien puede destruir al euro

3. Vender el índice de Bélgica. Según la Unión Europea crecía en poder, Bruselas surgió como la capital de un naciente superestado, que con el tiempo podría rivalizar con Estados Unidos. Todas las empresas grandes necesitaban bien pagadas plataformas que estuvieran allí, para mirar por sus intereses, así como todo un entramado político que ha aumentado la riqueza del país. En caso de que el euro desaparezca, Bruselas simplemente será un agradable lugar donde comprar chocolate.

4. Comprar empresas europeas de viaje. Con la caída del euro, las naciones periféricas verán sus monedas caer drásticamente, mientras que las del núcleo europeo se fortalecerán. Una de las consecuencias será que va a ser más barato para los europeos del norte viajar a Grecia, España y Portugal. Se verán beneficiados operadores turísticos, compañías aéreas, fabricantes de aeronaves, los sitios webs de viajes.

5. Vender los bancos de EE.UU. Si todo el mundo sabe que Grecia va a entrar en suspensión de pagos, porque no se provoca de una vez. La respuesta es sencilla. Los alemanes y los franceses no quieren provocar esta situación hasta que sus bancos no hayan vendido en gran parte la deuda y los CDS helenos. Estos países no quieren hacer estallar su propio sistema financiero. ¿Quién los está comprando? Parece que los bancos USA, los asiáticos y los de Oriente Medio, han comprado una gran cantidad de esta deuda. Cuando la suspensión se produzca, ellos serán los que van asumir la mayor parte de las pérdidas.

¿Cómo podríamos beneficiarnos de un escenario de suspensión de pagos en Grecia?
Tagged on: