10 razones que explican que a la crisis aún le queda mucho por finalizar

 

Economic CrisisHablas con amigos gestores y parece que el optimismo está volviendo poco a poco. La subida de las bolsas del pasado lunes, si bien en parte fue por cancelación de posiciones cortas, también hubo tomas de inversores que querían aprovechar los bajos precios para ir haciendo cartera. Saben que yo soy optimista con los mercados, y que considero que para el largo plazo, los niveles actuales son una clara oportunidad de compra, pero para darles la visión completa del escenario actual, les voy a mostrar las 10 razones que aduce el famoso analista Brett Arends de WSJ, para defender que la crisis no ha finalizado, y que aún nos quedan muchas y malas noticias por conocer. En algunas estoy de acuerdo y en otras no tanto, pero son sus razones. Veamos:

1. El mercado fue debido a un rebote. El índice Standard & Poor 500 había caído siete días consecutivos. Nunca los mercados de acciones caen en línea recta. Después de un largo periodo de días malos, las personas que han estado apostando en contra de las acciones posicionándose cortos, se sienten tentados a recoger parte de sus ganancias mediante la recompra de acciones. Otros quieren comprar acciones tras ver las fuertes caídas “caza de gangas.” Esto inevitablemente produce rebotes rápidos y pronunciados. Esto puede durar un día, una semana, un mes o más. Eso no tiene nada que ver con las tendencias a largo plazo.

2. El informe sobre Italia, que fue uno de los elementos que provocó el sentimiento alcista, ya ha demostrado ser papel mojado. Un informe de prensa dijo el fin de semana, que el Fondo Monetario Internacional estaba trabajando para entrar en la crisis de la deuda europea con un gigantesco plan de rescate de 600 mil millones de dólares. El informe fue desmentido por un portavoz del FMI.

3. Las noticias del norte de Europa son absurdas. Los mercados están entusiasmados por informes de que Alemania, Francia y Bruselas están trabajando en un nuevo plan de “rescate”. Según la propuesta, la Unión Europea ayudaría a asegurar la deuda de los países en crisis, pero a cambio se les daría poder de veto sobre los presupuestos de los países en cuestión. Esta idea no puede sobrevivir ni 10 segundos de una reflexión seria. Los griegos provocaron grandes disturbios ante nuevos recortes presupuestarios propuestos por sus propios gobiernos. ¿Qué posibilidades hay de que los italianos o los españoles acepten las medidas de austeridad impuestas por Bruselas?

4. ¿Son los alemanes de repente inflacionistas? La única forma políticamente viable de finalizar con la crisis europea es encender las máquinas de impresión. Que, o bien significa dejar que el Banco Central Europeo imprima más euros, o dejar que países como Grecia abandonen el euro, para que puedan imprimir sus propias monedas. Pero hasta ahora eso no está en la agenda. Alemania permitirá la impresión del BCE. Y los países no están dispuestos a abandonar la moneda única. Hasta que uno de esto suceda, no habrá solución a la crisis.

5. Italia sigue siendo un problema. La deuda bruta del gobierno es del 120% del producto interno bruto. Ken Rogoff y Carmen Reinhart, en su análisis de la historia de las crisis financieras, en “This Time is Diferent”, demostraron que el 100% era el “punto de inflexión” para que surjan los graves problemas. Los inversores exigen el 7,5% de interés anual para prestar dinero a Italia. Y están exigiendo más del 6% para prestar a España.
6. El mercado de bienes raíces en China ya no servirá más como sostén de la economía mundial. En los últimos años, el crecimiento económico en China – impulsado en parte por el enorme auge de la vivienda – ha ayudado a impedir que el resto de las economías mundiales se desmoronen por completo. Ahora los precios inmobiliarios en china están cayendo, los promotores se van a la quiebra, y la OCDE ha advertido que esto representa un riesgo para la segunda economía más grande del mundo.

 
Además >>  RIP Estado de Bienestar... Ventiladores de mierda, hoyos, marihuana...

7. El consumidor de EE.UU. sigue estando en quiebra. Entre las razones más desconcertantes para el rally del lunes fue la noticia sobre las ventas en el Viernes Negro” que subieron bruscamente respecto de 2010, alcanzando un nuevo récord. Los inversores vieron el caos – las escenas del fin de semana, peleas, aerosoles de pimienta y similares. Bloomberg informó sobre una mujer de 12 semanas de embarazo acampando en el frío para comprar un televisor de pantalla plana. ¿No hemos aprendido nada? Los números no son alentadores. A pesar de las mentiras que lee y escucha, que le dicen que los consumidores estadounidenses “están equilibrando sus balances,” la verdad es que la deuda total de los hogares en este país se ha reducido solo un 4,5% desde los máximos históricos, en el apogeo de la burbuja de hace unos años. Sigue siendo un 20% más alta que en fecha tan reciente como el 2005, y el doble de lo que era en 1999. De acuerdo con la Reserva Federal, los niveles de crédito al consumo están aumentando. Y de acuerdo con el Departamento de Comercio, los hogares están ahorrando menos del 4% de sus ingresos disponibles – una fracción de los niveles registrados hace décadas, y muy por debajo incluso del 6% o más que se veía en 2008-9.

8. Millones de personas están fuera del mercado laboral. La situación del desempleo es mucho, mucho peor de lo que el gobierno está diciendo. Olvídense de la tasa oficial de desempleo del 9%. De acuerdo con el Departamento de Trabajo, el número de hombres de 25 a 54 años que están fuera del mercado laboral es oficialmente de 4.2 millones. ¿La realidad? En lo profundo de las notas del Departamento de Trabajo dice que hay 61,6 millones de hombres en edad de entre 25 a 54 años, mientras que sólo 46,7 millones están trabajando a tiempo completo. Eso deja a 14,9 millones. 3,7 millones están trabajando a tiempo parcial, por lo que siete millones no se tienen en cuenta en absoluto.

9. Las acciones todavía no están baratas. Hay precios razonables en el mercado de valores, especialmente entre algunas compañías blue chips en EE.UU. y en el extranjero. Pero las acciones de EE.UU.  están cotizando a 21 veces sus ganancias promedio de los últimos 10 años, según datos compilados por el profesor de economía de la Universidad de Yale Robert Shiller. El promedio desde la década de 1880 ha sido de alrededor de 16 veces.

10. El panorama económico es sombrío. Los gobiernos occidentales han pasado los últimos años endeudándose para el futuro de manera importante, para tratar de estimular el crecimiento en la actualidad. Según el FMI, en los últimos tres años la deuda bruta de las economías avanzadas ha aumentado en su conjunto del 80% al 100% de su PIB total. Es probable que veamos medidas de ajuste a nivel global. Así se está viendo en EE.UU. y en Europa.

Carlos Montero/lacartadelabolsa

10 razones que explican que a la crisis aún le queda mucho por finalizar
Tagged on:                                                         

Comments are closed.