3 trucos que quizás no conocías para abaratar tu préstamo

 

prestamos personales_dólares

Comparar entre las diferentes ofertas de préstamos personales, negociar con tu banco, no tener miedo a cambiar de entidad, amortizar anticipadamente… Son trucos que todos los que hemos buscado financiación conocemos. Sin embargo, existen otras formas de ahorrar en los intereses de la financiación que contratemos que no son tan conocidas y que nos pueden ayudar a evitar pagar de más.  Ahora que parece que la situación económica en nuestro país comienza a despegar  y que las entidades empiezan a ofertar más promociones de financiación, el comparador financiero HelpMyCash.com nos enseña tres trucos no tan conocidos que debemos tener en cuenta para abaratar costes.

Las claves a tener en cuenta para ahorrar en intereses

Incluyendo estos pequeños cambios a la hora de solicitar los préstamos que necesitamos podremos obtener una gran diferencia en los intereses generados:

1.- No financiar las comisiones: algunas entidades ofrecen financiar el coste de las comisiones de apertura o estudio que cobran para acceder al crédito que necesitamos, es decir, incluirán el importe de la comisión dentro del monto total del préstamo. A priori parece una ventaja muy cómoda, ya que nos evita tener que pagar de golpe los cargos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que se generarán intereses sobre una cantidad más elevada por lo que acabaremos pagando más.

2.- Aprovechar las vinculaciones gratuitas: algunos bancos nos exigen la contratación de determinados productos financieros para poder acceder a los préstamos. Algunas veces estas vinculaciones son optativas y ofrecen una rebaja en los intereses a cambio de su contratación. En estos casos debemos aprovechar y contratar las vinculaciones gratuitas, como las domiciliaciones de nómina y recibos, para pagar menos intereses. En el caso de que las rebajas vengan con vinculaciones con costes, como la contratación de seguros, debemos calcular cuál de las dos opciones nos conviene más.

 
Además >>  Cláusula suelo: cómo te afectará la sentencia aunque no tengas hipoteca

Por ejemplo, un préstamo de 10.000 euros al 8 % (a reembolsar en 3 años) generará 1.281 euros en concepto de intereses. Sin embargo, si al domiciliar la nómina y los recibos obtenemos un 1 % de descuento en los intereses (sin costes adicionales), el mismo crédito de 10.000 euros a reembolsar en 3 años tendrá unos intereses del 7 %, lo que supondrá unos intereses generados de 1.115 euros. Esto se traduce en un ahorro de 166 euros.

3.- Acortar el plazo: el tiempo en el que decidamos reembolsar los préstamos influirá mucho en los intereses que pagaremos por nuestra financiación. Mientras más corto sea el plazo menos intereses pagaremos. Por ejemplo, un préstamo de 10.000 euros al 8 % generará 1.281 euros en intereses si lo reembolsamos en 3 años, pero generará 2.166 euros en un plazo de reembolso de 5 años, es decir, una diferencia de 885 euros en intereses, una cifra que aumentará si el plazo o el capital son mayores.

Por esto debemos escoger el plazo más corto posible siempre dentro de nuestras posibilidades y teniendo en cuenta que la cuota mensual del crédito no debe superar el 35 % de nuestros ingresos para que nuestra economía no se vea desequilibrada.

3 trucos que quizás no conocías para abaratar tu préstamo
Tagged on: