La banca dispara un 2% al Dow Jones hasta su mejor nivel desde la caída de Lehman

 

F. R. Ch. Expansión.com

La bolsa neoyorquina se disparó un 2% para dejar al Dow Jones en su mejor nivel desde que Lehman Brothers se declarara en bancarrota a mediados de septiembre de hace dos años. La banca despuntó animada por la Fed y la debilidad del dólar puso al crudo en su precio más caro en siete meses.

El festival alcista en Wall Street tuvo su punto máximo en la recta final de la sesión, en donde los indicadores sacaron músculo y cerraron a toda velocidad con subidas cercanas al 2%. Esta fuerza permitió al Dow Jones cerrar en su mejor nivel desde la caída de Lehman Brothers en septiembre de 2008. El selecitvo subió un 1,96%, hasta los 11.434 puntos. Por su parte, el S&P 500 avanzó un 1,93%, hasta los 1.221 puntos y el Nasdaq tecnológico ganó un 1,33%, hasta los 2.574 puntos.

Los inversores neoyorquinos se empachan de compras este jueves de resaca tras la reunión de la Reserva Federal. El mercado disfruta con el plan de estímulos cuantitativos diseñados por el banco central para dar un empujón a la recuperación económica. Los 600.000 millones de dólares que planea imprimir la Fed para comprar deuda pública han colmado las expectativas del mercado, que aprovecha para tomar posiciones.

La propia decisión ha sido defendida por el presidente de la institución monetaria, Ben Bernanke, quien en un artículo publicado en el ‘Washington Post’ asegura que será efectiva y ayudará a mantener la estabilidad de los precios. Así, el banquero ha salido al paso de las críticas recibidas por numerosos expertos que consideran que podría suponer un riesgo para la inflación a largo plazo y ser la semilla de futuras burbujas.

La reacción en el mercado de divisas a esta noticia ha sido un drama para el dólar, que se ha desplomado desde ayer por la tarde a su peor nivel en nueve meses en su cruce con el euro, que se disparó hasta negociarse en los 1,42 dólares. La debilidad del dólar motivó a los inversores a comprar oro, que subió como un resorte en el mercado de materias primas al negociarse cerca de 60 dólares más caro, hasta romper la barrera de los 1.390 dólares. El precio del crudo también repuntó más del 2% para cerrar en su cotización más alta desde abril de este año, en los 86,49 dólares.

Los valores financieros también se vieron beneficiados por la multimillonaria compra de activos que prepara la Fed para reanimar el pulso de la economía. Además, para terminar de reanimarlos, una información referente a que el gobierno prepara permitir a algunos de los bancos más importantes aumentar el pago de dividendos terminó de catapultar a los principales bancos. En el Dow Jones se colocaron como los más alcistas del día JPMorgan (+4,40%) y Bank of America (+6%)

En cualquier caso, los inversores aprueban la decisión de Bernanke y saciaron su apetito comprador pese a que el mercado laboral ha vuelto a ofrecer una señal negativa, justo en el día previo a la publicación del informe de empleo de octubre. El número de personas que solicitaron la prestación por desempleo subió en 20.000 peticiones, hasta las 457.000 solicitudes.

 
Además >>  La evolución de la crisis financiera desde 2008 en 5 gráficos

Por otro lado, la agenda macroeconómica del día ha dejado una nueva subida de la productividad estadounidense, que ha mejorado en el tercer trimestre un 1,9% gracias a la caída de los costes laborales en la que ha sido su sexta subida en los últimos siete trimestres.

Las minoristas suben al calor de unos buenos datos mensuales
En el plano corporativo, las cadenas minoristas han presentado sus cifras de ventas durante el mes de octubre que, en líneas generales han mejorado las expectativas de los analistas con lo que el sector se conviertió en uno de los más alcistas del día en Nueva York.

Al frente de este grupo se situó el gigante de los grandes almacenes, Macy’s, que se apuntó un 6% apoyada también en una mejora de sus estimaciones de ganancias para la segunda mitad del año, en el que espera ganar entre 1,50 y 1,55 dólares por acción, por encima de las previsiones de los expertos.

Otro de los valores más activos del día fue Qualcomm, el principal fabricante de microchips para teléfonos móviles del mundo. La compañía de San Diego ha batido las previsiones de los analistas con una subida de su bpa hasta los 68 centavos, desde los 59 centavos que había previsto el consenso de los analistas. Sus acciones se anotaron un 6%.

También recibió el cariño de los inversores la cadena de supermercados Whole Foods, que se disparó un 15% gracias también a sus cuentas trimestrales que han reflejado un aumento de su beneficio del 58%, lo que ha motivado a la minorista alimenticia a mejorar sus objetivos para el próximo ejercicio.

En el Dow Jones, los valores más alcistas del día en el selectivo estadounidense, además de los bancarios, fueron los pesos pesados como Caterpillar (+3,8%), Boeing (+3%), DuPont (+2,5%) y Alcoa (+3%). El único valor en rojo fue Pfizer, que sufrió un correctivo del 1,3%.

La banca dispara un 2% al Dow Jones hasta su mejor nivel desde la caída de Lehman
Tagged on: