Banesto abre la ronda de resultados con un recorte del 6,8% en sus beneficios hasta los 381 millones

 

Banesto, de nuevo el primer banco español en publicar sus resultados, ha cerrado la primera mitad del año con un descenso del 6,8% de sus beneficios hasta los 381,71 millones de euros, según ha informado en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La razón de este descenso sigue estando en el aumento de las provisiones, ya que la entidad ha optado por destinar parte de sus ganancias a reforzar sus reservas.

Sólo en provisiones genéricas ha destinado 104 millones, con los que podrá afrontar con mayor comodidad una tasa de morosidad que a cierre de junio era del 3,48%, frente al 2,32% registrado hace un año o al 3,12% de finales de marzo. Frente a estos créditos dudosos, el banco tiene provisiones para cubrir un 57,5% de las mismas. Asimismo, mantiene un core capital -indicador de solvencia- superior al 8%, por encima de la media del sector. Junto a esta dotación para hacer frente a la morosidad, también ha aumentado en 85 millones las provisiones extraordinarias.

El beneficio ordinario atribuible creció, sin embargo el 0,7%, hasta los 466,5 millones de euros, al tiempo que la inversión crediticia disminuyó el 1,5%. A lo largo de este periodo, Banesto ha seguido adelante con el programa de ahorro y recorte de costes y, según la nota remitida a la CNMV, ahora tiene 400 empleados menos y ha cerrado 51 oficinas.

 
Además >>  Los dividendos de la gran banca no peligran... si no hay crisis de deuda soberana

Con los resultados hasta junio, Banesto vuelve a la tónica registrada a lo largo de la crisis. El beneficio neto del primer trimestre fue de 211,54 millones de euros, prácticamente igual que el del primer trimestre de 2009, aunque gracias a los 70 millones de euros de plusvalías que obtuvo por la venta de oficinas. Sin ellas, el beneficio de Banesto habría bajado el 32,6% entre enero y marzo.

Banesto abre la ronda de resultados con un recorte del 6,8% en sus beneficios hasta los 381 millones