Basado en un hecho real

 

Santiago Niño Becerra. La Carta.

Hace unos días un amigo me remitió el siguiente mail. (habla de un campo de vuelo, porque vuela).

“Te cuento algo que me sucedió hoy. Resulta que en el Campo de Vuelo de (nombre de una localidad española) solo vuelo yo.

Me pongo a segar una parte de mucha zarza y se estropea la segadora del Club. Veo unos carteles de un señor que se ofrece para limpiar jardines y esas cosas. Quedo con él, le pido presupuesto y más o menos me viene a decir que “la voluntad”. “Yo cobro 10 euros hora, pero si le parece mucho ajustamos”. No hombre, no, le digo yo. Dígame cuantas horas supone que echará y listo. Saca unas 14 horas y me dice: “como es un buen trabajo, 100 euros por todo, poniendo yo la maquinaria y la gasolina”.

Le pregunto (deformación profesional) y me acuerdo de lo que tu llevas tantos meses diciéndome. El Crash no es como el del 29, es amortiguado. Son cuatro de familia, todos en paro pero sin cobrar un duro. A él le faltan 2 meses de contrato para poder acceder a la prestación y a los hijos, les falta todo. Ingresos familiares, probablemente esta semana los 100 euros míos. Pero…¿y que pasará cuando como él, cien o mil estén dispuestos a segar el Campo?, pues lo que tu escribes…, y yo por menos.

Tremendo…, pero tan real como la vida misma, y eso que aquí es zona rural y todavía no se aprecia mucho”.

Al cabo de unos días me remitió otro mail en el que proseguía la historia anterior:

“Ayer pagué al segador aquel de la finca y me dio verdaderamente pena. ‘Si me pudiera buscar algún cliente’, le mostré esperanza y buenas palabras. Por todo tener cuenta con una desbrozadora y una tartana de coche que le permite desplazarse. Por supuesto…, no pude emitir factura alguna y en su casa no entra ningún ingreso que no sea el de él. Pensaba…con la que viene voy a morir de pena…, y de rabia al ver los múltiples y abundantes robos de gentes que se quedan sin nada y tienen que comer. Este infeliz, por no tener, no tiene ni paro, porque le faltan dos meses de cotización para obtenerlo.

El pobre hombre puso unos carteles por los bares y en su propia tartana, pero no le faltará mucho tiempo en que alguien de la Administración le pida documentos y lo eche a robar, porque le niegan todo: paro, trabajo y una única forma de subsistencia. ‘Yo fumo, pero ahora compro una lata y lio mis cigarros. Me salen cinco cajetillas al precio de tres’. Lamentable, pero tan real como la vida misma”.

 

No es un modelo teórico, no es un supuesto, no es econometría, ni macroeconomía, ni siquiera microeconomía, es lo que ahora mismo está pasando en la calle. ¿Soluciona algo así la reforma laboral elaborada por el Gobierno y recientemente aprobada por el Parlamento?, ¿y la reforma de las pensiones?, ¿y los planteamientos del Premio Nobel de Economía hace unos días concedidos tres economistas?, ¿y el recorte del déficit?. Mmmmmmmmmmm.

(La home page de ayer de Bloomberg: “Obama’s Window for Change May Close With Republican Win” (http://www.bloomberg.com/news/2010-11-03/obama-s-window-for-sweeping-change-may-be-closed-by-republican-victories.html), con letras enormes, y más abajo, la primera noticia tras el mega titular: “Business Looks to Republicans to Block Obama on Rules, Taxes” (http://www.bloomberg.com/news/2010-11-03/business-looks-to-republicans-to-block-obama-on-rules-taxes.html). La combinación de ambos textos es pavorosa: plantea una voluntad popular, ya, pero no dice ni pío si el cambio y el bloqueo: era necesario, sería conveniente.

Además >>  Reflexiones

En el fondo es el problema que tantas y tantas veces aquí hemos comentado (y no vayan más allá porque en este caso no hay nada más allá): ¿está un ciudadano preparado para entender, analizar y decidir sobre si una legislación que afecte al sector financiero es procedente o una normativa que se refiera a una cuestión fiscal es apropiada?, ¿está legitimado un Gobierno elegido para decidir sobre algo para lo que no se le eligió?. Pienso que lo de menos es que Mr. Barack Obama vaya a tener más o menos complicado a partir de hoy ejercer su presidencia, pienso que lo verdaderamente preocupante es que vayan a tomarse decisiones pensando en una perspectiva doméstica, local, limitada. Grave es que suceda en España, inconmensurablemente terrible sería que sucediese en USA.

¿Sorpresa por los resultados?. ¡Que va!. Eso del voto de castigo … Repasen la Historia: siempre, absolutamente siempre, en momentos problemáticos en USA se ha incrementado el proteccionismo: la defensa de lo suyo, el ‘Nosotros primero’, el ‘Buy american’. Ese es el resultado de las elecciones. ¡Pero si hasta usaron la herramienta en su Guerra Civil: una de las primeras medidas que puso en marcha la Unión fue … ¡el bloqueo de los puertos del Sur!. Y eso que se dice que Clinton ya tuvo que gobernar de forma parecida … El problema es que ni ahora la economía mundial es como era en 1861, ni el momento es ni parecido al que era a mediados de los 90.

Claro, ‘siempre nos quedará París’, siempre podremos pensar que detrás de los gritos de los Tea Partiers y de los fundamentalistas de la ecología existen mentes que tienen las cosas claras y saben por dónde hay que ir -pienso que sí-, lo mismo que detrás de Mr. George Osborne y sus exabruptos, pero hasta que la operativa se encauce y se defina el camino pienso que va a venir una fase complicada, en todas partes).

(Ya: la marihuana aún no se ha legalizado, llegará: la Ley Seca fue levantada en 1933, cuando peor estaban las cosas; lo comentamos: guardando los tempos, en el 2013).

(La ’’’’’’’’nueva crisis’’’’’’’’ con la deuda pública -de momento-, ya saben: los PIIGS, de momento: no se puede pagar, es así de simple, y así de fácil: la deuda, todas las deudas: no se pueden pagar; a partir de ahí vayan imaginando cosas, cosas que llevan a un mismo lugar: a quitas, ¡huy!, ¡perdón!, reestructuraciones, y a garantías firmes: ¿por qué no puede garantizarse una deuda con unos manantiales de agua o con unos depósitos bancarios?.

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

Basado en un hecho real
Tagged on:             

Comments are closed.