Lo (casi) nunca visto: los CDS van por detrás de la prima

 

La cotización de los credit default swaps (CDS), derivados de crédito para cubrir un posible impago, suele ser la referencia para el comportamiento de los bonos. El precio del (CDS) arrastra al contado (el bono) en “el natural ejercicio de arbitraje”. Así funciona el mercado. Pero España vive tiempos excepcionales y la rentabilidad de la deuda pública bulle en todos los plazos de vencimiento. El bono a 10 años supera a su correspondiente seguro en más de 40 puntos básicos. 

Su enorme capacidad de apalancamiento convierte el mercado de CDS en mucho menos líquido que el de deuda. Además de ser más fácilmente influenciable por los halcones del mercado, como alertó nada menos que Warren Buffet. O como sufrió Grecia, o hasta Lehman Brothers en su propias carnes.

Pero el mercado de deuda soberana española es un erial. La media de negociación, el flujo de dinero en liza en el mercado secundario, ha descendido un 40% desde 2007. La iliquidez del mercado de CDS se ha traspasado al subyacente.

 
Además >>  El vencedor Samaras convoca a los partidos griegos a un gobierno de salvación

“Deberían ir acompasados, pero en estos momentos de pánico en la prima de riesgo, el bono no necesita si siquiera de arbitrajes para disparase”, señala un operador de renta fija.

La paridad entre derivado y contado se mantiene hasta llegar al bono a cinco años. A partir de entonces la deuda a largo plazo continúa al rojo vivo mientras los CDS se enfrían.

Un post de David M. Pérez, puedes encontrarme en el twitter @dmarcialperez 

Lo (casi) nunca visto: los CDS van por detrás de la prima
Tagged on:                                             

Comments are closed.