Chema Fandiño: A la caza de los últimos renegados

 

El Ibex se enfrenta a la resistencia de los 8.620 puntos. En Europa, destaca la subida libre absoluta del Dax que gana altura. Wall Street dominado completamente por los alcistas.

El S&P en subida libre absoluta
EL S&P 500 EN SUBIDA LIBRE ABSOLUTA. El general Custer rompió con claridad los máximos históricos y encara sin resistencia alguna la subida libre. Los bajistas quedan rendidos y a merced de sus oponentes. Habrá que ver hasta donde llega este primer impulso antes de corregir el movimiento de ruptura. Quizás sobre los 1.650 puntos, la parte superior del canal alcista, provoque un pequeño descanso en la ofensiva para testear los 1.600 puntos. Pero este tipo de subidas, se van retroalimentando a cada nuevo máximo, entrando en un espiral que pude continuar alcanzando gran altura.

Mayo no pudo empezar mejor para las opciones alcistas en la renta variable. Un mes que como comentamos en el último análisis del día 30, puede ser clave para el resto del año por las importantes zonas que están en juego, especialmente en las bolsas americana y alemana. La vigorosa ofensiva iniciada en Europa desde niveles clave a finales de abril, ha tenido continuidad sin excesivas dificultades durante las primeras sesiones del mes. Tras el fracaso en el asalto a los soportes de los principales índices, los bajistas no han podido detener, de momento, el sólido contraataque de sus adversarios.

Ni la verticalidad de los ascensos, ni la sobrecompra acumulada, han producido agotamiento en el ejército alcista que se niega a replegarse para tomar un descanso. Muy al contrario, después de alcanzar nuevos máximos anuales en la mayoría de selectivos, a excepción de los índices mediterráneos, continúan presionado. A pesar de la fortaleza mostrada, todavía quedan renegados bajistas en el sur de Europa, dando la cara por mantener en pie las resistencias y sin cerrar el proceso correctivo completamente.

El Campeador aún lucha por dejar atrás la directriz superior de la bandera consolidativa desarrollada desde finales de enero y sin poder cruzar la dura resistencia de los 8.620 puntos. Los toros necesitan cerrar el hueco bajista dejado en el último tramo correctivo sobre ese nivel. Tras alcanzar los 8.615 puntos el pasado miércoles, los alcistas se frenaron sin poder conquistar la frontera del miedo. Ciertamente, es algo decepcionante ver al selectivo español bloqueado, mientras el resto de Europa se abre camino al alza.

Pero no hay que olvidar que el Campeador tiene aún enfrente y sin anular, la figura bajista de los tres cuervos negros mensuales, trazada hace un año en ese mismo nivel. El último gran zarpazo del largo plazo todavía impone temor en las filas de los toros. También la directriz bajista del largo plazo, situada sobre los 8.800 puntos, tiene su efecto disuasorio. Con todo, la extensa vela mensual dibujada en abril con ascensos del +6,30%, apunta a la conquista de las trincheras bajistas para poner rumbo hacia los 9.000/300 puntos.

No aprovechar esta clara oportunidad de alcanzar la zona clavicular del amplio HCH invertido que venimos siguiendo desde el otoño pasado, daría peligrosas opciones a los osos de volver a buscar nuevamente la parte inferior de la bandera. Sin trazar nuevos máximos relativos, como sus homólogas europeas, pondría en entredicho la ofensiva del Campeador, dejando una comprometida divergencia. Quedan como soportes en el corto plazo los 8.400 y los 8.287 puntos. Más abajo y como último nivel para mantener el control de la ofensiva, los 8.179 puntos. Por debajo, los bajistas tomarían de nuevo el mando. Ayer, el selectivo español cerró en los 8.572 puntos. Mientras los toros no cedan los 8.500 puntos, la ruptura se podría producir en cualquier momento.

Europa

En el Emperador europeo, los alcistas lograron superar la resistencia de los 2.755 puntos, trazando nuevos máximos anuales sobre los 2.784 puntos el miércoles pasado. Superado el proceso lateral y después de defender con éxito la media móvil de las 200 sesiones en abril, todas las opciones quedan en manos de los toros. Habrá que ver si son capaces de no volver a entrar en el lateral tras las continuas alzas o los osos obligan a corregir ya la escarpada ofensiva. Mientras se mantengan los 2.680/70 puntos en el Eurostoxx, no habrá debilidad alcista y los ascensos deberían continuar en busca de los 3.000 puntos. Ayer cerró la sesión sobre los 2.773 puntos.

En la ofensiva europea, ha destacado con luz propia la espectacular recuperación en forma de vuelta en V del Káiser germano. Al comienzo de la presente semana, batió sus máximos históricos sobre los 8.151 puntos y comienza la subida libre absoluta. Los blindados utilizaron la misma estrategia que ya vimos en la corrección del pasado otoño. Mostrar debilidad para engañar al adversario, una trampa para osos.

Además >>  Septiembre, mes difícil para Wall Street ¿fin del mercado alcista?

Tras alcanzar y perder ligeramente el soporte de los 7.478 puntos en abril, sembrando fuertes dudas sobre los 8.000 puntos, han arrasado a sus adversarios en un devastador ataque sin respiro alguno. Doce sesiones de interrumpidos ascensos que ayer cerraba en los 8.262 puntos. Veremos cuando los bajistas pueden para el demoledor golpe. La subida libre absoluta deja al Dax alemán sin resistencia alguna sobre el gráfico. A pesar de la altísima sobrecompra que pide a gritos un descanso, no se puede descartar que continúe la ofensiva. A cada nuevo máximo, este tipo de subidas se retroalimenta.

 

Aunque con menos brío, el Gentleman inglés también logró superar los últimos máximos anuales en los 6.533 puntos. Después de resistir en dos eficaces ocasiones el soporte de los 6.200 puntos, los alcistas dejan atrás la corrección y asedian los 6.600 puntos. Ayer cerró la jornada en los 6.592 puntos. El selectivo británico se encuentra a poco más de trescientos cincuenta puntos de sus máximos históricos. Será importante ver si el Footsie logra emular a sus homólogas americanas y alemana ante esa dura prueba. Un cierre semanal por encima de los mencionados 6.533 puntos sería una buena señal de cara al resto del mes. Mientras se mantenga por encima de los 6.400 puntos no habrá riesgos de volver a los 6.200 puntos.

La potente legión francesa tampoco se quedó atrás. Después de volver a superar los 3.800 puntos, el general De Gaulle casi ha alcanzado el objetivo mínimo de doscientos puntos del triple suelo sobre los 3.600 puntos que queda como sólido soporte junto a la media móvil de las 200 sesiones. Tocó máximos el miércoles pasado en los 3.957 puntos, cerrando ayer sobre los 3.928 puntos. Veremos si el Cac logra alcanzar los 4.000 puntos para buscar los máximos alcanzados en 2010 y 2011 sobre los 4.088 y 4.169 puntos respectivamente. Sin ceder ahora los 3.800 puntos, todo apunta hacia ese escenario.

El César italiano ha protagonizado una asombra recuperación en forma de vuelta en V, similar al selectivo alemán. Ha superado gran parte de las resistencias que había dejado en la dura corrección que le llevó a los 15.000 puntos. El miércoles pasado alcanzó los 17.255 puntos para cerrar ayer en los 17.090. Por encima de la última resistencia en los 17.500 puntos, los alcistas tendrían todas las opciones de alcanzar de nuevo los 18.000 puntos. Mientras los toros no cedan los 16.400/500 no habrá debilidad en la ofensiva.

Wall Street

Al otro lado del Atlántico, el control alcista sigue siendo absoluto. Después del intento de los osos de iniciar la corrección, dejando ciertas dudas de un fallo alcista en la ruptura de los máximos históricos, fueron detenidos en el primer soporte de los 1.538 puntos y la subida libre del general Custer ha seguido ganando altura en mayo sin mayores contratiempos. Alcanzó máximos en los 1.635 puntos ayer para cerrar en los 1.626. Veremos hasta donde llega el primer impulso de la subida libre. Soporte para el inmediato corto plazo, los 1.600 puntos.

Lo mismo ocurrió en la tecnología tras la dura lucha que mantuvieron osos y toros sobre los 3.200 puntos. El aguante tuvo su recompensa y el Nasdaq Composite se encuentran ya a más de doscientos puntos. Ayer cerró sobre los 3.409 puntos tras alcanzar nuevos máximos en los 3.428 puntos. La subida libre continúa. Abrió un hueco sobre los 3.340 y los 3.370 puntos, queda como soporte para las próximas sesiones.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: A la caza de los últimos renegados
Tagged on:                 

Comments are closed.