Chema Fandiño: Ataque sin éxito

 

El Ibex intenta salir de zonas de riesgo, pero faltó ambición en los alcistas. En Europa, destaca la falta de fuerza de los selectivos alemán e inglés. La tecnología pierde los primeros soportes en Wall Street.

EL AGUANTE DEL CAC FRANCÉS. A pesar del fallo alcista en la salida del doble suelo, los toros mantienen a raya a sus adversarios en el soporte clave de los 3.600 puntos. Mientras los bajistas no consigan conquistar el soporte y cruzar la media móvil de las 200 sesiones, Europa tiene en el selectivo galo un gran aliado para no iniciar una dura corrección. Por debajo de dichos niveles, la caída del Cac podría alcanzar los 3.400/340 puntos.
EL AGUANTE DEL CAC FRANCÉS. A pesar del fallo alcista en la salida del doble suelo, los toros mantienen a raya a sus adversarios en el soporte clave de los 3.600 puntos. Mientras los bajistas no consigan conquistar el soporte y cruzar la media móvil de las 200 sesiones, Europa tiene en el selectivo galo un gran aliado para no iniciar una dura corrección. Por debajo de dichos niveles, la caída del Cac podría alcanzar los 3.400/340 puntos.

Decepcionante sesión de ida y vuelta ayer en el Campeador. Los alcistas intentaron de manera infructuosa abandonar zonas críticas. La presión de sus adversarios continúa y mantienen el pulso por conquistar la media móvil de las 200 sesiones sin dar síntomas de flaqueza. En Europa más de lo mismo, impotencia de los toros para dejar atrás los soportes clave del corto plazo. La parte positiva del día fue que se mantuvieron en pie, aunque durante la sesión se llegaron a perder en algunos selectivos. En Wall Street también continúa el acoso bajista a los primeros soportes. La tecnología se rinde, caen los 3.200 puntos en el Nasdaq Composite.

La jornada tuvo un comienzo similar a la anterior en nuestro selectivo. Apertura con ligero hueco al alza del +0,5% hasta los 7.848 puntos que acabó cubierto en los primeros minutos de negociación. Pero esta vez, los alcistas sí respondieron sin miedo sobre el gap e iniciaron una trabajada ascensión durante toda la mañana. Con esfuerzo fueron ganando niveles, hasta alcanzar la primera zona complicada que perdieron el día antes, el hueco entre los 7.910/872 puntos. Pasada la una de la tarde, se alcanzaron máximos de la sesión en los 7.923 puntos. Los ascensos rondaban el +1,5%. Con Europa subiendo alrededor de un +1%, las esperanzas de ver un ataque convincente empezaban a tomar cuerpo. Sólo el selectivo alemán y el británico mostraban menos ímpetu en la ofensiva.

Pero todo el esfuerzo hecho se vino abajo en poco más de media hora. Minutos antes de la apertura de Wall Street los alcistas no eran capaces de mantener los 7.872 puntos y el Campeador se desplomaba súbitamente. Nuevo episodio de fuerte volatilidad que llevaba al selectivo español hasta los 7.764 puntos. Los osos habían vuelto a sacar la garra de acero, asestando otro salvaje zarpazo de efecto devastador. De ascender un +1,5% a ceder un -0,4%. Una hora antes del cierre, los alcistas lucharon por alcanzar la media móvil de las 200 sesiones sobre los 7.835 puntos, para acabar cerrando en los 7.812 puntos con un mínimo ascenso del +0,12%.

La falta de decisión de los toros queda reflejada en la vela de extensas sombras y pequeño cuerpo real que dejó trazada el Campeador, cerrando por segundo día bajo la media móvil de las 200 sesiones. Los bajistas mantienen acorralados a sus adversarios, dando muestras de verdadero dominio. Los eficaces y rápidos latigazos bajistas que se viene produciendo son una clara muestra.

Observando el movimiento en zig zag (a,b,c) iniciado en febrero, se ve claramente como las velas de grueso calibre se han dibujado en los descensos (a,c), acompañadas de fuerte aumento de volumen de negociación. Mientras, en el ascenso (b), las velas trazadas son de menor longitud y el volumen disminuyó notablemente. Otra señal más de la fortaleza que traen los bajistas. Veremos si a cierre semanal los toros consiguen salvar la situación y cerrar por encima de los 7.923 puntos, máximos de ayer, para alejarse de las zonas del alto riesgo en la que está inmerso.

Europa

En el Emperador europeo, los alcistas mostraron la misma impotencia que en el selectivo español para dejar atrás los soportes clave. El intento de recuperar los 2.600 puntos quedó diluido en la segunda parte de la sesión, llegándose a perder la media móvil de las 200 sesiones. Los mínimos marcaron los 2.542 puntos. A cierre salvaron la jornada quedando planos sobre los 2.555 puntos. Dejó dibujada una vela de largas sombras y escaso cuerpo real, similar al Campeador. Los toros necesitan dar un golpe de efecto a cierre semanal. Mientras no se recuperen los 2.600 puntos, el peligro de perder soportes y dar paso a una fuerte corrección seguirá presente.

Además >>  Las mejores ideas de los mejores inversores

El Káiser germano mostró menor fuerza relativa que sus homólogas europeas. Los bajistas no permitieron a sus adversarios recuperar el soporte de los 7.560 puntos en la ofensiva matinal y terminaron la sesión poniendo a prueba el soporte de los 7.478 puntos que perdió por la mínima a cierre. Acabó la jornada sobre los 7.473 puntos con un descenso del -0,39% y con la vista puesta en la media móvil de las 200 sesiones que pasa por los 7.377 puntos. Trazó una peonza roja que hizo mínimos en los 7.436 puntos. Mientras no se recuperen los 7.600 puntos no habrá síntomas de fortaleza en los toros.

 

El Gentleman ingles mostró, como el selectivo alemán, claros síntomas de falta de fuerza en el bando de los alcistas. Quedó plano, sobre los 6.243 puntos, dibujando un limpio doji que alcanzó mínimos sobre los 6.225 y máximos en los 6.277 puntos. La batalla por los 6.200/180 puntos sigue abierta. Mientras los osos no logren batirlos, no habrá victoria en el corto plazo.

Los toros lograron mantener el soporte clave de los 3.600 puntos en el general De Gaulle, a pesar de que llegaron a ser perdidos durante la sesión. Se trazaron mínimos sobre los 3.584 puntos. Los alcistas se mantienen muy firmes sin dar su brazo a torcer. El selectivo galo dejó dibujada una peonza roja cerrando plano en los 3.599 puntos. El Cac es sin duda, el selectivo que mejor está defendiendo los niveles críticos en los que se encuentran las Bolsas.

Por último, el César italiano dio la sorpresa positiva de la sesión, mostrando mayor ímpetu que el resto de sus homólogas. Los alcistas lograron cerrar ascendiendo un +0,63% hasta los 15.480 puntos, trazando un extenso doji que se frenó sobre la media móvil de las 200 sesiones, en los 15.628 puntos. Habrá que ver si consigue a cierre semanal conquistar la mencionada media móvil de las 200 sesiones.

Wall Street

En Wally, los bajistas volvieron a apretar las tuercas a sus adversarios. El general Custer alcanzó definitivamente el soporte de los 1. 538 puntos, trazando mínimos dos puntos más abajo. A cierre, los toros lograron mantener el soporte, la directriz y la media móvil de las 50 sesiones. Cedió un -0,67% quedando situado sobre los 1.541 puntos. Los alcistas han de responder rápido o sus adversarios irán en busca de la conquista de los 1.478 puntos.

En el Nasdaq Composite, los bajistas lograron dejar atrás los 3.200 puntos y la media móvil de las 50 sesiones ayer. El zarpazo llevó a la tecnología a ceder un -1,20% hasta los 3.166 puntos. Si no hay reacción de los toros a cierre semanal, todo indica que sus oponentes intentarán alcanzar los 3.076/100 puntos en busca de la media móvil de las 200 sesiones, en próximas sesiones.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: Ataque sin éxito
Tagged on:                     

Comments are closed.