Chema Fandiño: El corto plazo cambia de manos

 

El Ibex conquista las primeras resistencias. Europa pone rumbo a máximos. En Wall Street, los alcistas buscan de nuevo la subida libre.

FUERTE OFENSIVA EN EL IBEX. Después de grandes dudas sobre la media móvil de las 200 sesiones, los alcistas han lanzado un severo ataque que perforó el martes pasado la resistencia de los 8.179 puntos y ayer terminó alcanzando los 8.412 puntos. Los toros toman el control del corto plazo. El escenario de la posible bandera de consolidación, tras desarrollar el zig zag (a,b,c), gana enteros en el selectivo español.
FUERTE OFENSIVA EN EL IBEX. Después de grandes dudas sobre la media móvil de las 200 sesiones, los alcistas han lanzado un severo ataque que perforó el martes pasado la resistencia de los 8.179 puntos y ayer terminó alcanzando los 8.412 puntos. Los toros toman el control del corto plazo. El escenario de la posible bandera de consolidación, tras desarrollar el zig zag (a,b,c), gana enteros en el selectivo español.

Dejamos a todas las Bolsas en la última entrega, el pasado viernes, en un más que complicado cierre semanal para los alcistas. Se luchaba desesperadamente por no perder soportes claves y, en muchos índices, las importantes medias móviles de las 200 sesiones. Se lograron salvar al final de semana a pesar del férreo control de los osos, con un César italiano mostrando un incipiente ímpetu alcista, junto a una intranquilizadora falta de fuerzas en el Káiser germano. En Wally, también se combatía en una situación menos drástica, por los primeros soportes que no terminaron de ceder. Destacó el Nasdaq Composite que logró cerrar la semana por encima de los 3.200 puntos.

Pocos se podían imaginar lo sucedido tres sesiones después en Europa. Gran ofensiva del ejército alcista, tomando la iniciativa desde las Bolsas mediterráneas, contagiando al resto y recuperando con autoridad el control del corto plazo. Las primeras resistencias han sido conquistadas, dibujando unas espectaculares velas marubuzo en el contraataque. Así se toma el mando de operaciones y se genera confianza en un movimiento sobre el gráfico. Mayor relevancia tiene si cabe, produciéndose desde niveles críticos. Los bajistas tuvieron contra las cuerdas a sus adversarios y fallaron.

En el Campeador, los alcistas consiguieron dejaron atrás los 7.910/23 puntos el lunes, recuperando la media móvil de las 20 sesiones y afianzando los 8.028 puntos con una subida del +1,42%. Contraataque meritorio, viendo como en el resto de Europa, no podían seguir la estela del selectivo español e italiano, cerrando con ascensos muy moderados. Las dudas persistían, especialmente en el selectivo alemán.

Fue el martes cuando la gran ofensiva se desarrolló de manera global, dando gran relevancia a la misma. El Campeador ascendía un +3,25% hasta los 8.289 puntos, perforando sin miramientos la resistencia de los 8.179 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. Impresionante vela marubuzo alcista cuya extensión, esta vez sí, es similar a las trazadas por sus adversarios en las duras correcciones. Los toros han sacado toda su artillería en el ataque. El volumen de negociación también aumentó notablemente.

Ayer, en una sesión de ida y vuelta durante la mañana, los alcistas no sólo no necesitaron consolidar el fuerte ascenso previo, sino que se volvían a imponer de manera clara al final de la jornada. Se alcanzaban máximos sobre los 8.412 puntos, para cerrar sobre los 8.389 puntos con una subida del +1,21%. Nueva sólida vela tras el marubozu previo que habla a las claras de la fuerza en la ofensiva de los toros.

Una vez retomado el mando en corto plazo por los alcistas, habrá que ver hasta donde llega el primer impulso y lo más importante, calibrar la fuerza de sus adversarios en la primera consolidación que se produzca. De momento, no habrá signos de agotamiento en el ascenso, mientras los toros mantengan a cierre los 8.300/287 puntos. Por debajo, la resistencia de los 8.179 puntos y la media móvil de las 50 sesiones, son ahora el primer nivel de importancia a batir por los bajistas. Las probabilidades de sus adversarios de alcanzar el techo de la bandera de consolidación, quedan intactas por encima de esa zona.

Europa

El Emperador europeo logró salvar la media móvil de las 200 sesiones y el soporte de los 2.563 puntos en el cierre semanal. No se confirmó el doble techo trazado sobre los 2.755/46 puntos. A pesar de las dudas al comienzo de la presente semana, los alcistas recuperaron los 2.600/20 puntos el martes, con una vela marubozu similar a la trazada por el selectivo español. Alcanzó los 2.662 puntos con un sólido ascenso del +3,07%, perforando las medias móviles de las 20 y 50 sesiones. Pero fue ayer cuando se batió la resistencia de los 2.680 puntos, para cerrar la sesión sobre los 2.702 puntos con una subida del +1,47% y recuperando la directriz alcista. Las opciones volver a máximos, consolidaciones aparte, quedan abiertas. No habrá debilidad en las próximas jornadas mientras se mantengan los 2.660 puntos y la media móvil de las 50 sesiones sobre los 2.646 puntos.

 
Además >>  Aprende a crear una cartera de valores

El Káiser germano, tras fuertes dudas perdiendo a cierre semanal el soporte los 7.478 puntos por veinte puntos, logró mantener la media móvil de las 200 sesiones. Tardaron en reaccionar los alcistas. En la sesión del martes pasado, aún se debatía por salvar el soporte, trazando mínimos sobre los 7.442 puntos. Pero los blindados germanos terminaron acompañando la fuerte ofensiva alcista de sus homólogas recuperando los 7.600 puntos, aunque con menos ímpetu. Las subidas fueron del +2,41% hasta los 7.658 puntos. Ayer superaban la media móvil de las 20 sesiones, frenándose sobre la media de 50 sesiones. A cierre se quedaba sobre 7.759 puntos. Habrá que ver si los alcistas logran recuperar los 7.800 puntos, dejando atrás la mencionada media de las 50 sesiones.

En el Gentleman inglés, los toros mantuvieron sin problemas los 6.200/14 puntos a cierre semanal. Se situaron con comodidad sobre los 6.286 puntos el viernes. La ofensiva del martes, les ha llevado a conquistar los 6.400 puntos, recuperando las medias móviles de las 20 y 50 sesiones, con una subida del +2%. Ayer ascendía un +0,40% hasta los 6.431 puntos. El objetivo ahora es recuperar los 6.500 puntos para volver a máximos. Mientras se mantengan los 6.334 puntos, todas las opciones están abiertas para conseguirlo.

El general De Gaulle francés ha sido sin duda, el gran bastión alcista europeo y desde donde mejor se han defendido de la corrección. Después de mantener con bravura el soporte clave de los 3.600 puntos por cuarta vez, los toros han protagonizado una soberbia ofensiva en dos días que ha llevado al selectivo francés hasta las cercanías de los últimos máximos. Ayer cerró sobre 3.842 puntos. Quedan trazadas dos poderosas velas consecutivas que perforan ambas medias móviles, 20 y 50 sesiones, con subidas del +3.58 y del +1,58 respectivamente que demuestran la fuerza de la legión francesa. Veremos si los alcistas logran batir los 3.871 puntos y poner rumbo a los 4.000 puntos. No se mostrará signos de debilidad en la ofensiva mientras se mantenga por encima de los 3.780 puntos.

También el César italiano logró conquistar la resistencia de los 16.258 puntos en la ofensiva que iniciaron las legiones a final de la semana pasada. Los toros alcanzaron ayer los 16.618 puntos para cerrar en los 16.563 puntos con un ascenso del +0,44%. Se recupera la media móvil de las 50 sesiones después de dejar atrás la de 20 y 200 sesiones que se cruzan al alza. El próximo objetivo de los toros se encuentra en los 16.800/850 puntos. Por abajo, no deberían ceder los 16.000/15.900 puntos.

Wall Street

Al otro lado del Atlántico, el general Custer consiguió mantener a cierre semanal el soporte de los 1.538 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. La posterior ofensiva alcista ha llegado hasta los 1.583 puntos, cerrando las dos últimas sesiones sobre los 1.578 puntos. Mientras los osos no logren batir el soporte de los 1.538 puntos, las opciones de los toros de superar los 1.600 puntos y dejar atrás los máximos históricos seguirán vigentes.

El Nasdaq Composite, logró recuperar los 3.200 puntos a cierre semanal, para terminar conquistando la presente semana las medias móviles de las 20 y 50 sesiones perdidas. Ayer se alcanzaron los 3.277 puntos, para cerrar sobre los 3.269 puntos. Habrá que ver si los alcistas terminan superando los 3.300 puntos, para alejarse definitivamente de los 3.200 puntos.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: El corto plazo cambia de manos
Tagged on:                 

Comments are closed.