Chema Fandiño: El Ibex trata de fijar el rumbo

 

Destacada actuación del selectivo español en una sesión de indefinición y dudas. Europa continúa con sus fuerzas muy limitadas, no terminan de despegar. Wall Street pone la emoción buscando máximos.

EL CAMPEADOR LUCHA POR EL CANAL
EL CAMPEADOR LUCHA POR EL CANAL. El selectivo español se encuentra entre dos posible escenarios. El alcista necesitaría superar los 8.400 puntos y la resistencia creciente del lateral para poder ir en busca de los últimos máximos. El bajista, perforar el canal y los 7.900 puntos para poder acceder a los 7.500/600 puntos. Dibujaría así la bandera de consolidación en a,b,c. Mientras el Ibex se mantenga entre esas dos zonas, ningún ejército podrá cantar de victoria en el proceso correctivo.

Comienza la semana como terminó la anterior. Europa no encuentra la manera de salir de la indefinición, con una clara falta de fuerzas y de ideas en sus selectivos. Sólo el Campeador impuso cierto orden en el desconcierto y tomó el timón europeo para mostrar el camino de las subidas. Quienes sí lo tienen claro son los bajistas en el César italiano, siguen presionando con ímpetu una vez derrotadas las legiones romanas. Los selectivos americanos no tiran la toalla y mantienen el pulso a los osos en la zona alta de sus gráficos.

El Campeador dudó en los primeros instantes de sesión, pero rápidamente empezó a destacar entre sus homólogas. Después de alcanzar los 8.129 puntos y la media móvil de las 20 sesiones, los toros no se dejaban intimidar por la falta de fuerzas en el resto de índices y tras ponerse en positivo en una hora, no soltaron el control de las operaciones en toda la jornada. Esto evitó males mayores en el viejo continente, el Emperador volvía a perder los 2.600 puntos. Se necesita un capitán que marcara el rumbo y ayer fue el selectivo español.

Sin prisa pero sin pausa, los alcistas lograron alcanzar de nuevo la parte superior del hueco bajista cubierto de la semana pasada, sobre los 8.244 puntos e intentaron superar el gap de primeros de año en los 8.285 puntos. Pero de nuevo, no consiguieron pasar la barrera que les detuvo el viernes. A cierre, el Campeador terminaba la sesión en los 8.246 puntos con una meritoria subida del +0,72%. Dibuja una sólida vela verde con ligeras sombras en sus extremos entre las medias de las 20 y 50 sesiones.

Veremos por cuál de las dos medias cruzan las velas en próximas sesiones. La de 20 se empieza a girar al alza, señal que avisa de un posible ataque a los 8.340/400 puntos. Sólo falta volumen de negociación, ayer volvió a descender y pone en duda la fuerza de los toros. Está por ver que si el selectivo español da continuidad a la ofensiva iniciada ayer en solitario o vuelve a soltar el timón.

Europa

El Emperador continúa con su desesperante falta de fuerza. No consigue salir de la peligrosa zona de soporte los 2.600 puntos. El martillo trazado el viernes en zona de nadie no provocó la ofensiva alcista. La media móvil de las 20 sesiones está frenando a los toros por tercer día consecutivo. Como el selectivo español, dicha media ha detenido su descenso aunque no ha iniciado el giro al alza. Al final de la jornada, el Eurostoxx salvó los muebles y cerró la jornada con un ligero ascenso del +0,12% hasta los 2.619 puntos. Pudo ser peor. Dibuja una pequeña peonza verde con pequeñas sombras en sus extremos que sigue mostrando una clara falta de energía en el selectivo europeo. Mientras los toros no logren cerrar el gap de los 2.651 puntos, no habrá señal de fortaleza.

Ayer no hubo cobertura de la división de blindados alemanes. Tampoco el largo martillo del viernes logró hacer reaccionar a los alcistas en el Káiser, mal síntoma. Se mostraron dubitativos durante toda la sesión. El selectivo germano se encuentra atenazado entre las medias móviles de las 20 y 50 sesiones y sin poder cerrar el hueco bajista de la semana pasada sobre los 7.773 puntos. Se dejó un -0,21% hasta los 7.691 puntos. Traza una peonza verde como su homóloga europea, después de cerrar el hueco a la baja de apertura. La media móvil por la que rompa las velas no dirá quien vuelve a intentar una ofensiva para resolver el lateral. Entre los 7.800 y los 7.600 puntos está la partida.

 

Sospechoso fue ayer el movimiento en el Gentleman inglés. Después del esbelto martillo trazado el viernes que le dejó a las puertas de los 6.400 puntos, las fuerzas especiales británicas no aprovecharon la oportunidad para conquistar definitivamente la zona de máximos y se vinieron abajo. Cerró la sesión con un descenso del -0,52% hasta los 6.345 puntos, dibujando una pequeña y sólida vela roja con sombra en su parte inferior. No pierde de momento la media móvil de las 20 sesiones que detiene su ascenso. Su ruptura podría llevar de nuevo al Footsie hacia los 6.200 puntos, poniendo en riesgo la directriz acelerada que pasa por los 6.300 puntos.

Además >>  Twitter: sobre sus catastróficos resultados y el batacazo en bolsa

Algo más de espíritu de lucha mostró el general De Gaulle que sus homólogas europeas. A pesar de fallar en la salida del martillo trazado el viernes, los toros se repusieron sobre la media móvil de las 20 sesiones tras las caídas iniciales y terminaron por recuperar la media de 50 sesiones. El Cac francés cerró la sesión sobre los 3.709 puntos, con un ascenso del +0,27%. Traza una sólida vela verde con sombras en ambos extremos que deja clara la solidez mostrada por el selectivo galo durante toda la corrección. Hoy los alcistas deberían cerrar el hueco bajista de los 3.721 puntos y poner rumbo a los 3.800 puntos en busca de máximos. Tienen que deshacer el posible doble techo dibujado en la parte superior de su gráfico. Mientras el general De Gaulle mantenga los 3.600 puntos, Europa mantendrá sus opciones.

El César italiano continúa sin levantar cabeza. Las legiones completamente derrotadas y sin energías para provocar un vuelco al complicado escenario en el que se ha metido. Ayer los descensos fueron de nuevo muy severos durante toda la sesión, rondando el -2%. A cierre se maquillaron, cerrando la jornada con una caída del -0,85% hasta los 15.542 puntos. Se trazaron mínimos sobre los 15.406 puntos, a escasos 250 de la importante media móvil de las 200 sesiones. Si los alcistas no logran detener la sangría y pierden los 15.000/100 puntos, la situación puede ser caótica. Dibuja un limpio doji que señala la fuerte incertidumbre por la que pasa el Mibtel. Esperemos que la vela duda de paso a un contraataque alcista. La fuerte divergencia que muestra con sus homólogas puede terminar por arrastrar al resto de Europa.

Wall Street

Por suerte para nuestro continente, los alcistas mantienen sus opciones al otro lado del Atlántico. A diferencia de los selectivos europeos, en el general Custer si funcionó el martillo trazado el viernes y tras las dudas iniciales, los alcistas se impusieron al final de la sesión trazando una pequeña vela de impulso por encima de la figura. El S&P 500 ascendió un +0,46% hasta los 1.525 puntos. Nivel que le detuvo en dos ocasiones la semana pasada. Puede estar trazando un triángulo ascendente previo a nuevos ascensos que lleven al selectivo americano hasta los máximos históricos. Tiene una proyección mínima de 40 puntos. Por encima de los 1.530 puntos los alcistas tienen potencial para alcanzarlo. Sólo falta no detenerse ahora nuevamente.

También la tecnología dejó buenas sensaciones al empezar la semana. El Nasdaq Composite ascendió un +0,39% para situarse sobre los 3.182 puntos fijando su objetivo en perforar la última gran envolvente bajista que se inició sobre los 3.186 puntos. Dibuja una sólida vela verde con ligera sombra inferior, recuperando la media móvil de las 20 sesiones. Veremos si los alcistas son capaces de continuar con la ofensiva y buscan de nuevo conquistar los 3.200 puntos. Si Europa es un mar de dudas, en Wall Street parecen tenerlo mucho más claro.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: El Ibex trata de fijar el rumbo
Tagged on:         

Comments are closed.