Chema Fandiño: Houston, perdemos el control

 

Los bajistas toman el mando del corto plazo en el Ibex. El Dax, líder europeo, mantiene los 8.200 puntos. En Wall Street, también los osos responden sobre los 1.650 puntos del S&P 500.

Footsie 20130611
SINIESTRA FIGURA EN EL HORIZONTE. El selectivo británico está muy cerca ya del soporte clave de los 6.200 puntos. La intensa caída desde los máximos históricos, deja entrever una peligrosa pauta bajista en forma de HCH. Pondría en riesgo el medio plazo, con la ruptura del canal alcista que viene desarollando desde el verano pasado y la media móvil de las 200 sesiones. Aunque de momento es sólo una idea sobre el gráfico, conviene seguir muy de cerca la evolución del selectivo británico en las próximas semanas.

Durísimo zarpazo bajista ayer en las bolsas europeas. Se trazaron nuevos mínimos en todos los selectivos a excepción del Kaíser germano. Aunque a cierre de sesión, se matizaron los intensos descensos y se salvaron los últimos soportes intermedios alcanzados la semana pasada, los osos dejaron claro que no están por la labor de ceder sus primeras conquistas del corto plazo. La revuelta alcista del viernes pasado ha recibido una contundente respuesta. Todo encajaría con el rebote del gato muerto sino fuera por la firmeza del selectivo alemán. En Wall Street también hubo respuesta de los osos sobre los 1.650 puntos, pero fue menos violenta.

La peor parte se la llevó el selectivo español. Ayer le dieron la del pulpo, llegó a perder los 8.000 puntos con caídas que rondaron el -3%. Después de abrir la sesión con un ligero hueco a la baja sobre los 8.180 puntos y de intentar cubrirlo, los bajistas iniciaron un devastador ataque durante toda la sesión que no cesó hasta los 7.980 puntos, a falta de una hora para el cierre. En la recta final, recuperó parte del terreno para terminar en los 8.089 puntos. El descenso fue del -1,68%.

Los alcistas pierden el mando de las operaciones del corto plazo definitivamente. Una vez cedido el 50% de retroceso Fibonacci y los 8.190 puntos de manera tan agresiva, los bajistas toman el control del Campeador sin dejar duda alguna. El selectivo español queda situado sobre el 61,80% de retroceso, situado en los 8.080 puntos. La importante media móvil de las 200 sesiones ha sido perforada a la baja. El aumentó del volumen de negociación fue también alarmante. La situación en la que ha quedado el Ibex es bastante peliaguda.

Los osos parecen haber comenzado la segunda fase de la ofensiva en busca de los 7.700 puntos. Dibuja una sólida vela roja con extensa sombra inferior. El cierre alejado de mínimos puede traer un pequeño rebote en próximas sesiones para cubrir el hueco abierto a la baja ayer sobre los 8.227 y los 8.180 puntos. Mientras los alcistas no consigan un cierre por encima del mencionado gap, quedan fuera de combate. Sólo por encima de los 8.320 puntos y de la media móvil de las 50 sesiones habrá una mínima señal de fortaleza. Mientras, Houston hemos perdido el control.

Europa

En Europa, la situación también llegó a ser caótica durante la sesión. Sólo el Dax se mantuvo muy alejado de los mínimos de la pasada semana. A cierre, los alcistas lograron mantener con uñas y dientes los últimos soportes visitados en la mayoría de selectivos. El Emperador europeo cedió un -1,33% hasta los 2.683 puntos. Nuevos mínimos alcanzados sobre los 2.654 puntos. Salva el soporte de los 2.680/70 puntos, dibujando una vela roja de alargada sombra similar al selectivo español. Deja abierta la posibilidad de rebote para cubrir el gap bajista abierto en la sesión. Mientras no cierre ese hueco, entre los 2.719 y los 2.707 puntos, los osos quedan en disposición de atacar la media móvil de las 200 sesiones y los 2.600 puntos. El antiguo soporte de los 2.750 puntos pasa a ser resistencia. El principio de polaridad funcionó.

El Káiser germano se mantiene firme sobre los 8.200 puntos. Los blindados se niegan a ceder la subida libre absoluta, mostrando una gran fortaleza desde el viernes. Se trazaron mínimos de la sesión sobre los 8.141 puntos, para acabar en los 8.222 puntos, con una caída del -1,03%. Dibuja un martillo tras el hueco abierto a la baja entre los 8.307 y los 8.256 puntos. Cerrando el gap y superando la media móvil de las 20 sesiones sobre los 8.355 puntos, el selectivo alemán podría buscar los últimos máximos. Al contrario que en el resto de índices europeos, los bajistas no serán una amenaza mientras no anulen la robusta figura envolvente, con mínimos en los 8.034 puntos, trazada el viernes pasado junto a la media móvil de las 50 sesiones.

 
Además >>  Los 11 Grandes Riesgos que el mercado no ha descontado

Los osos asediaron ayer las cercanías del soporte de los 6.200 puntos en el Gentleman inglés. Se alcanzaron mínimos de la sesión sobre los 6.280 puntos. Terminó sobre los 6.340 puntos con un descenso del -0,94%. Llegados a este punto, sería extraño que los bajistas no intenten un primer asalto al importante soporte. Las fuerzas especiales británicas no han levantado cabeza desde los 6.600 puntos. Una siniestra figura empieza a dibujarse en el horizonte en forma de HCH. En los mencionados 6.200 puntos, se debería producir un giro al alza sólo por pura sobreventa. Si no logran aguantar, más abajo los 6.130 puntos, la directriz alcista del medio plazo y la media móvil de las 200 sesiones esperan. Ojo con perder ese nivel. No habrá señal de fortaleza alcista mientras se mantenga por debajo de los 6.500/30 puntos. Trazó una sólida vela a la baja, similar a sus homólogas con larga sombra inferior.

La legión francesa perdió intradía el soporte de los 3.800 puntos que fueron recuperados al final de la sesión. Nuevos mínimos sobre los 3.780 puntos para cerrar en los 3.809 puntos con un descenso del -1,33%. El general De Gaulle dibujó una figura similar al resto, perdiendo nuevamente la media móvil de las 50 sesiones. Si no resiste el soporte, todo apunta a que los bajistas intentarán perforar la directriz alcista y la media móvil de las 200 sesiones, entre los 3.700/650 puntos. Por debajo, sólo quedarían los 3.600 puntos. Complicaría en gran medida el medio plazo perder ese nivel.

El César italiano llegó a perforar la media móvil de las 200 sesiones durante la sesión. Trazó mínimos sobre los 16.113 puntos, para finalizar en los 16.286 puntos. Dejó atrás el soporte de los 16.500/400 puntos y la media móvil de las 50 sesiones trazando la misma vela que el resto de bolsas. Si los bajistas logran romper los 16.000 puntos, oscuro panorama para el Mibtel. Los 15.500 puntos son el último nivel antes de volver a los 15.150 puntos, correspondientes al 50% de retroceso Fibonacci de toda la subida previa. El medio plazo quedaría en manos bajistas.

Wall Street

Al otro lado del Atlántico, los bajistas respondieron a la vuelta de sus oponentes para reconquistar los 1.650 puntos y la media móvil de las 20 sesiones en el general Custer. Los osos no se mostraron enérgicos como en Europa, sólo al final de la sesión apretaron el acelerador. El selectivo americano dibujó una sólida vela bajista sin apenas sombras que cerró en los 1.526 puntos. El descenso fue del -1,02%. Habrá que ver quién acaba venciendo en la lucha por el primer soporte. Por debajo de los 1.600 puntos, la renta variable puede echarse a temblar.

Similar descenso en el Nasdaq Composite. Fue del -1,06% hasta los 3.436 puntos, dejando un segundo doji consecutivo tras abrir con fuerte hueco a baja. Los alcistas intentaron subir a cubrirlo y se vinieron abajo tras tocar la media móvil de las 20 sesiones. Habrá que ver si los osos vuelven a intentar cerrar el importante hueco entre los 3.340/70 puntos. Mientras no lo consigan, no podrán cantar victoria en la tecnología.

Vía|Chema Fandiño
Chema Fandiño: Houston, perdemos el control
Tagged on:                 

Comments are closed.