Chema Fandiño: Ibex, un extraño héroe en tiempos difíciles

 

La corrección se abre camino en Europa. El Ibex resiste soprendentemente en soportes. Los osos comienzan el asedio a Wall Street.

caen 6500 puntos footsie
CAEN LOS 6.500 PUNTOS EN EL FOOTSIE. El contundente asalto bajista ayer en Europa, terminó por perforar el importante soporte de los 6.500/33 puntos en el selectivo británico. La vela de ruptura es tajante, sólida de principio a fin. Se detuvo sobre la directriz acelerada que se inicia en los 5.605 puntos. Los osos abren la puerta a visitar los 6.200 puntos en las próximas semanas. Se cancela de momento la conquista de los máximos históricos. La subida libre absoluta tendrá que esperar.

Lo venían avisando y esta vez no fallaron. La misión bajista en Europa estaba en marcha y con la máquina de guerra ya engrasada, hubiera sido extraño no verla en acción. El asalto ayer a los soportes fue muy contundente. A las tropas de choque bajistas que venían asediando las bolsas europeas, se les unió la artillería pesada. Muy serias las velas de ruptura en algunos selectivos, especialmente en el Gentleman inglés. Y cerrando en mínimos, como manda el manual de combate. A falta de la confirmación a cierre semanal, todo apunta a que el corto plazo puede caer definitivamente bajo dominio de los osos en Europa. La corrección se abre paso. Falta por ver qué sucede en el frente americano. Ayer, los bajistas atacaron con intensidad. Avanzaron posiciones en busca de los primeros soportes relevantes, tras defender sus primeras conquistas con éxito. Los 1.600 puntos del general Custer empiezan a ser asediados.

El Campeador mostró nuevamente mayor fuerza relativa que sus homólogas. Lástima que lo haga a destiempo. Ir contracorriente siempre es más complicado. Sí, hay que destacar la firmeza alcista sobre la media móvil de las 50 sesiones. A pesar del descalabro europeo durante la sesión, los osos sólo lograron cubrir el hueco abierto el día previo sobre los 8.284 puntos. A los 8.190 puntos ni se acercaron. Aunque tardía y de dudosa eficacia, la nueva divergencia que muestra el Campeador en las dos últimas jornadas, no deja de ser una señal positiva. Dicho de otro modo, mientras no se pierdan los mencionados 8.190 puntos, la corrección en Europa no podrá ser confirmada. La vela de onda alta trazada el lunes, está resultando sorprendentemente compacta. El Ibex pasa de ser el selectivo más inútil al más capacitado en pocas horas.

La sesión fue de alto voltaje como estaba avisado. Se inició con hueco a la baja hasta los 8.304 puntos, alcanzando los 8.295 puntos. A once puntos del hueco del día anterior. Descensos que rondaban el -1% en pocos minutos. Los osos comenzaban con un severo zarpazo y dejando claro que iban muy en serio. El asalto era contundente en todo el continente. Nada hacía presagiar lo que sucedió después. El porqué, también complicado de entender. Centelleante ofensiva alcista que no se detuvo hasta los máximos del día previo, sobre los 8.418 puntos. Tras un exiguo descenso, se alcanzaban nuevos altos en los 8.430 puntos. Se tocaba la media móvil de las 20 sesiones, con subidas cercanas al +0,8%. Por segunda jornada consecutiva, el Campeador salía a luchar en solitario para detener la corrección. Sorprendente este selectivo, siempre.

Ocurrió lo mismo que la pasada jornada. Los pronunciados descensos en Europa fueron haciendo daño y el Ibex volvía hacia los 8.315 puntos sobre el mediodía. Todo el ascenso se venía abajo y se coloreaban de rojo nuevamente sus números. No se rindieron los alcistas y volvieron a intentarlo, eso sí, con mucho menos ímpetu. Tras tocar los 8.353 puntos, poco después de la apertura americana, los alcistas tiraban la toalla y se cubría con exactitud el hueco de los 8.284 puntos. Mínimos de la sesión en los 8.283,30 puntos. A cierre, el Campeador marcaba los 8.290 puntos con un descenso del -0,86%.

Dibuja un kilométrico martillo invertido de pequeña cabeza roja. Segunda vela de rechazo para intentar salir de zona de riesgo y tercera vela consecutiva con largas sombras. Lo contradictorio de esas figuras es la fogosidad y la altura que alcanzan tan rápidamente. Las dos últimas sugieren fallo en la salida sí, pero esos extraños arrebatos de furia alcista alcanzando nuevos altos que podrían dar una sorpresa. Habrá que ver si hoy mantiene esa misteriosa firmeza.

Caen soportes en Europa

En el continente europeo, el intenso ataque bajista hizo perder los primeros soportes importantes en la mayoría de los índices. Sólo el Káiser germano resistió estoicamente como el Ibex. La peor parte se la llevó el Gentleman británico. Fuertes descensos del -2,12% hasta los 6.419 puntos, trazando un sólido marubozu que perforó el soporte horizontal de los 6.500/33 puntos y la media móvil de las 50 sesiones. Se detuvo sobre la directriz acelerada. Conquistada la importante trinchera alcista, los osos abren la puerta para atacar los 6.200/100 puntos en las próximas semanas.

Además >>  Análisis del petróleo Crudo y Brent

El Emperador europeo acabó por ceder el firme soporte de los 2.750/60 puntos. Los alcistas esta vez no pudieron frenar el enérgico zarpazo de sus oponentes. Se dejó un -1,68% hasta los 2.709 puntos, dibujando una extensa y sólida vela roja con ligera sombra superior y cierre en mínimos. Se detuvo sobre la media móvil de las 50 sesiones. Por debajo de los 2.680 puntos, el objetivo bajista ya se situaría claramente en la media móvil de las 200 sesiones, sobre los 2.600 puntos. Veremos si los toros logran salvar los 7.750 a cierre semanal. Lo tienen complicado, pero ahora cuentan con una ayuda inesperada, el templario selectivo español. ¿Servirá?.

 

Los blindados germanos plantaron cara y capearon el temporal bajista sin ceder los 8.217 puntos con claridad. El descenso fue del -1,20% hasta los 8.196 puntos. El Káiser dibujó un martillo invertido sobre el soporte decreciente que le ofrece la posible bandera de consolidación. Esto permite a los toros conservar las esperanzas de cara a cierre semanal para no ir en busca de los 8.000/74 puntos. El Dax debe mantenerse firme los próximos dos días.

No pudo tampoco la legión francesa sujetarse sobre el soporte de los 3.900 puntos. EL general De Gaulle cedió un +1,87% hasta los 3.852 puntos, trazando también una robusta vela bajista con escasa sombra superior en la ruptura. Se detuvo sobre la media móvil de las 50 sesiones. Ahora, los toros deberán defender los 3.800 puntos como sea. Perder ese nivel podría llevar al selectivo galo a por la mítica barrera de los 3.600 puntos. El cierre semanal nos dirá si hay confirmación a la ofensiva de los osos, si acaba por debajo de los 3.900 puntos.

El César italiano parece acompañar al selectivo español en el ímpetu por no ceder a la corrección. A pesar de perder un -0,96%, no entregó con claridad el soporte de los 17.000 puntos. Dibujó un martillo invertido de prolongadísima sombra que se detuvo por tercer día consecutivo sobre la media móvil de las 20 sesiones, en los 17.280/70 puntos. A cierre finaliza sobre los 16.971 puntos. Perder definitivamente el soporte le podría llevar de nuevo a los 16.500/400 puntos.

Comienza el asedio a Wall Street

Los bajistas atacan por fin con fuerza en los selectivos americanos. El general Custer cedió un -1,38% hasta los 1.608 puntos. Sólida vela bajista sin sombras que se detuvo sobre la media móvil de las 50 sesiones. Llega la hora de la verdad para los el Séptimo de Caballería. Habrá que ver si aguantan los 1.600/576 puntos a cierre semanal. Es el primer test a la rotura de los máximos históricos. Importante como reaccionen los alcistas en estos niveles. Si resisten y contraatacan con fuerza, dejará en entredicho el asalto bajista a Europa.

El Nasdaq Composite se dejó ayer un -1,27%, dibujando también una sólida vela a la baja con pequeña sombra en la parte superior. Después de fallar el martillo del lunes sobre la media móvil de las 20 sesiones, los bajistas han aprovechado para buscar los 3.400 puntos. Todo indica que se acabará cubriendo el hueco alcista sobre los 3.340/70 puntos, lugar por donde pasa la media móvil de las 50 sesiones. Ahí se decidirá si los osos tienen fuerza para cerrar el gap e ir en busca de los 3.200 puntos o los alcistas retoman la ofensiva.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: Ibex, un extraño héroe en tiempos difíciles
Tagged on:             

Comments are closed.