Chema Fandiño: Imparables en busca del cierre mensual

 

El Ibex suma y sigue en busca delos 8.500/600 puntos. Europa se enfrenta a su última resistencia. Wall Street ya está en máximos. La subida libre espera.

ENCARANDO UN BRILLANTE CIERRE MENSUAL. El Campeador termina un sorprendente final de abril, buscando los 8.500/600 puntos. Niveles donde los bajistas deben reaccionar, si no quieren verse desbordados. Enfrente, la directriz bajista del largo plazo, la parte superior del canal bajista y de la bandera de consolidación, son las resistencias que los osos disponen como defensa. Si los toros logran batirlas, todo indica que en el mes de mayo podrían verse los 9.000/300 puntos, dando continuidad al desarrollo del HCH invertido que vigilamos desde septiembre pasado.
ENCARANDO UN BRILLANTE CIERRE MENSUAL. El Campeador termina un sorprendente final de abril, buscando los 8.500/600 puntos. Niveles donde los bajistas deben reaccionar, si no quieren verse desbordados. Enfrente, la directriz bajista del largo plazo, la parte superior del canal bajista y de la bandera de consolidación, son las resistencias que los osos disponen como defensa. Si los toros logran batirlas, todo indica que en el mes de mayo podrían verse los 9.000/300 puntos, dando continuidad al desarrollo del HCH invertido que vigilamos desde septiembre pasado.

Terminó una brillante semana de pundonor y lucha alcista, con un enérgico contraataque en todos los frentes bursátiles desde niveles clave del corto plazo. Si en el anterior cierre semanal, los osos asediaban soportes con evidente superioridad y alto riesgo de fuertes descensos adicionales, el viernes pasado sus oponentes firmaban una gran victoria global. No sólo consiguieron parar el asedio bajista, sino que han tomado con claridad el control de las operaciones. Nuevos altos semanales, roturas de las primeras resistencias, junto a sólidas y extensas velas semanales lo avalaron. Los toros cornearon con vigor y lo hicieron sin divergencias.

Entre las señales más positivas que nos dejó la pasada semana, estuvo la elástica recuperación del César italiano desde los vitales 15.000 puntos. El índice más afectado por la corrección y donde se dio inicio a finales del mes de enero, ha capitaneado los ascensos. También hay que destacar la robustez del general De Gaulle francés y sus inexpugnables 3.600 puntos. Hasta en cuatro ocasiones los bajistas han sido detenidos en ese nivel, desde que fueran conquistados por sus adversarios a primeros de año. Mientras los osos no conquisten ese fortín, Europa no estará derrotada. Por último, resaltó la resurrección de Káiser alemán y la firmeza de Wall Street sobre sus primeros soportes, atacando nuevamente máximos. Se abren grandes opciones a los alcistas para poner punto y final a la corrección.

Europa y EE UU

La semana entrante no pudo empezar mejor para la renta variable. Después de una ligera y desigual consolidación a cierre semanal, los alcistas han vuelto a presionar con ímpetu a sus adversarios en todos los índices, sin darles opción de devolver el golpe asestado. Nueva señal de fortaleza en la ofensiva iniciada. Fueron de nuevo los selectivos español e italiano, los que mandaron en la acometida europea, con las subidas más abultadas. El César ascendió un +2,2% hasta los 16.929 puntos. Supera la siguiente resistencia que tenía en su camino, sobre los 16.830 puntos, antes de ver los 17.000/100 puntos. Veremos si los bajistas logran parar la potente ofensiva de las legiones.

El Emperador europeo logró situarse por encima de los 2.717 puntos en la sesión de ayer, con subidas del +1,27%. Los máximos anuales, sobre los 2.755 puntos, esperan para poner punto y final al lateral. En el Káiser germano, los blindados atacan ya la última resistencia sobre los 7.870/85 puntos antes de los 8.000 puntos. El ascenso de ayer fue del +0,75% hasta los 7.873 puntos. Más discreta fue ayer la ofensiva en el Gentleman británico. La subida del +0,49% alcanzó los 6.458 puntos. Habrá que ver si las fuerzas especiales logran auparse por encima de los 6.500 puntos.

La contundente legión francesa alcanzó ayer sin miramientos los últimos máximos anuales. La subida en el general De Gaulle fue del +1,54%, hasta los 3.868 puntos. Los osos han quedado prácticamente derrotados y las opciones de los alcistas de alcanzar los 4.000 puntos más abiertas que nunca. En Wally, tanto el S&P 500 como el Nasdaq Composite ya están en zona de máximos. El general Custer cerró la sesión del lunes sobre los 1,593 puntos con un ascenso del +0,72%. Objetivo, superar los 1.600 puntos para iniciar con claridad la subida libre. La tecnología cerró por encima de los 3.307 puntos con una subida del +0,85% y alcanzando nuevos altos en los 3.315 puntos. Los toros dominan con claridad el mundo del chip. La subida libre sigue su camino.

 
Además >>  El Ibex se descalabra un 4,69% gracias al FMI

Ibex

El Campeador abrió la sesión con hueco al alza entre los 8.297 y los 8.324 puntos. No fue cubierto y le empujó rápidamente en busca de los 8.427 puntos. Se superaba por la mínima los máximos de la pasada semana, sobre los 8.412 puntos, en los primeros quince minutos de negociación. Los alcistas dejaban claro que seguían con ganas de avanzar a pesar de la sobrecompra acumulada. El resto del día, extensa consolidación sin mucho afán bajista que alcanzó los 8.370 puntos. Tras la buena apertura de Wall Street, los toros se aventuraron en un último y exitoso ataque, alcanzando la parte alta de la extensa envolvente bajista trazada el día veinticinco de marzo. El Campeador tocaba los 8.463 para cerrar la sesión en los 8.450 puntos. El vibrante ascenso fue del +1,85%.

El selectivo español dibuja una nueva y sólida vela alcista tras el hueco de apertura, dejando atrás las dos últimas sesiones consolidativas, con mínimos alcanzados en los 8.251 puntos el viernes pasado y sin perder a cierre los 8.287 puntos. El mencionado hueco entre los 8.297/324 puntos queda abierto y podrá ser cubierto en el futuro. Veremos si funciona como soporte. Mientras los osos no logren un cerrarlo, todo apunta a la continuación de la ofensiva en busca del techo de la bandera.

Entre los 8.520 y los 8.650 puntos, los osos deberían responder a la ofensiva de sus adversarios sin más demora. Por encima, los alcistas no sólo romperían al alza la directriz superior de la bandera. El ataque traería consigo el segundo intento de anular la figura bajista de los tres cuervos negros, trazada en gráfico mensual desde los 8.625 a los 6.012 puntos hace justo un año, entre los meses de marzo, abril y mayo. La directriz bajista del largo plazo iniciada en 2007 también espera la ruptura.

Si los alcistas logran la hazaña, abrirían la puerta al desarrollo final del segundo hombro del HCH invertido que venimos vigilando desde el otoño pasado, en busca de la zona clavicular sobre los 9.000/300 puntos. Importante y emocionante cierre mensual hoy, con una prometedora vela en el gráfico del largo plazo. Lo que suceda en el mes mayo, puede que sea decisivo para el resto del año.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: Imparables en busca del cierre mensual
Tagged on:                     

Comments are closed.