Chema Fandiño: El índice que sufría demasiado

 

Los bajistas mantienen la presión el Ibex, pero no rematan a sus adversarios. El Footsie inglés supera sin problemas los máximos del año 2007. Wall Street continúa bajo completo dominio alcista.

Ibex bastion bajista
IBEX, EL BASTIÓN BAJISTA. Segunda jornada de descensos en el selectivo español, mientras el resto de sus homólogas continúan ganando altura. Los osos mantienen la divergencia en el Campeador, como única opción para detener el prologando rally en la renta variable. Es probable que pueda trazar una pequeña bandera antes de volver a intentar el asalto a las resistencias. Perdería la figura de giro para alcanzar los niveles cercanos a los 8.287 puntos, junto a la media móvil de las 50 sesiones. Por debajo, los descensos podrían pronunciarse con fuerza hacia los 8.050 puntos en busca de la media móvil de las 200 sesiones.

Continuó ayer la divergente apuesta entre selectivos, en la lucha por detener la pertinaz ofensiva alcista o darle continuidad. Los osos perseveraron en el envite de poner fin al ataque en el resto de bolsas vía Ibex. Mantuvieron firme la presión en el Campeador, obligando a sus adversarios a continuar con el repliegue hacia los 8.366 puntos. Pero no remataron la misión, poco antes del cierre no lograron mantener posiciones comprometidas. En Europa, los toros permanecieron consistentes sin dejarse intimidar. Hubo descensos hasta los primeros soportes, para acabar diluyéndose en la mayoría de índices. Destacó en la sesión, la templada robustez del Footsie británico. Comienza a superar sin mayor problema los máximos del año 2007 y el canal alcista, siendo ayer el adalid de los toros.

La jornada en el Campeador fue muy similar al día anterior. Tras la apertura con ligeras alzas hasta los 8.538 puntos, los bajistas rápidamente se pusieron manos a la obra para buscar los 8.366 puntos. Rápidos zarpazos que sus adversarios intentaban frenar, sin éxito. Al mediodía ya se tocaban los 8.414 puntos. Los descensos superaban nuevamente el -1% con claridad. Aunque en el resto del continente los bajistas también apretaban, los primeros soportes se mantenían. Y un índice brillaba en color verde, el inglés.

Llegó una esperanzadora recuperación que poco antes de la apertura americana, alcanzaba los 8.472 puntos. Pero los bajistas volvieron a recetar un duro zarpazo, llegando esta vez hasta los 8.398 puntos. La figura de giro empezaba a correr serio peligro, los 8.366 estaba a unos pocos puntos. Una hora quedaba para el cierre. Como el día anterior, sorprendente retirada de los bajistas. Dejaban claro que no las tienen todas consigo. Hay respeto a la fuerza que los alcistas siguen mostrando fuera a pesar de las alturas. El Campeador recuperaba posiciones a marchas forzadas, para cerrar en los 8.464 puntos. Descendió un -0,6%. De nuevo, pudo ser peor pero no lo fue.

El selectivo español trazó una vela de pequeño cuerpo real rojo, con larga sombra inferior y más reducida en la parte superior. La cabeza pierde ligeramente la media móvil de las 20 sesiones. A pesar del nuevo descenso, denota rechazo a la presión bajista y falta de confianza en sus fuerzas. El bajo volumen de negociación durante las dos jornadas de caídas parece corroborarlo. Los osos no terminan de rematar la faena. Ayer pudieron dejar una sólida vela roja sobre el soporte, para poner contra las cuerdas a los toros y se retiraron en los instantes finales.

Aunque no se puede descartar que el Campeador este formando una pequeña bandera de consolidación. Le haría perder los 8.366 puntos, para buscar los 8.300/287 puntos junto a la media móvil de las 50 sesiones. Por debajo de ese nivel, los bajistas podrían actuar de forma más contundente, aprovechando la frustración de sus oponentes al no poder con la resistencia. Por arriba, sólo superar los 8.620/70 puntos daría el pistoletazo de salida hacia los máximos. De momento y a pesar del mal comienzo en el selectivo español, es el escenario más probable.

Europa

En el Emperador europeo se libró una dura batalla por el primer soporte, en una sesión de vertiginosos bandazos entre los 2.800 y los 2.823 puntos. Hasta en dos ocasiones tuvieron los bajistas en su mano derribar el soporte. Pero la firmeza de los toros se impuso y al final del combate se cerró cerca de máximos, sobre los 2.821 puntos. Terminó la jornada con un ligero descenso del -0,10%. Dibujo un segundo y extenso martillo consecutivo que muestra la solidez alcista sin ceder posiciones. De momento, los osos no logran detener la ofensiva.

Además >>  Rolls-Royce: largos ante la fuerte demanda en aviación

La misma situación se vivió en el Káiser germano. Los alcistas respondieron a la perfección al zarpazo de los osos sobre los 8.400 puntos. Los bajistas sólo lo intentaron una vez. Después se retiraron con rapidez y los blindados terminaron marcando nuevos máximos sobre los 8.476 puntos. A cierre, el Dax se apuntó una subida del +0,19% hasta los 8.472 puntos. Trazó un largo doji con cierre en lo más alto que deja claro la fuerza que aún encierran los toros a pesar de la vertiginosa subida libre. La visita al primer soporte sobre los 8.200 puntos parece que tendrá que esperar.

 

Inmenso se mostró en la sesión de ayer el Gentleman inglés. Las fuerzas especiales superaron con autoridad los máximos del año 2007 sin mostrar ni la más mínima señal de duda. La imparable fortaleza alcista llevó al selectivo británico a cerrar en los 6.803 puntos con una subida del +0,71%. Trazó una sólida vela al alza con ligera sombra inferior que habla a las claras que de corregir, nada de nada. La impecable tendencia alcista puede continuar ganando altura sin problemas, mientras se mantenga las próximas sesiones los 6.669 puntos. Primer soporte relevante en los 6.600 puntos.

Tampoco transigió el general De Gaulle francés. La legión francesa mantuvo a raya los bajistas sin ceder los 4.000 puntos. Se trazaron mínimos en la sesión sobre los 3.993 puntos para acabar la sesión alcanzando nuevos máximos sobre los 4.036 puntos, con un ascenso del +0,33%. Como el selectivo inglés, trazo una sólida vela verde con ligera sombra inferior. Ímpetu y solidez. Sin problemas en el corto plazo mientras no caigan los 3.900 puntos.

En seco paró el César italiano a los bajistas sobre los 17.325 puntos tras el hueco a la baja de la apertura sobre los 17.410 puntos. Si bien fueron intensos los descensos al comenzar la jornada, las legiones mostraron consistencia y no se dejaron llevar por los nervios. Acabaron la sesión cubriendo el hueco y cerrando sobre los mencionados 17.410 puntos con un descenso del -0,5%. Sigue mostrando mayor solidez que el selectivo español. Trazó un pequeño doji, con cierre en la parte superior que puede marcar la zona desde donde inicie un nuevo impulso, para acceder a los máximos anuales. Si hoy cierra el hueco, todo apuntará en esa dirección. No habrá debilidad en el Mibtel mientras mantenga los 17.000 puntos.

Wall Street

Nueva sesión de dominio alcista en los selectivos americanos. Los toros no dan ni el más mínimo síntoma de debilitamiento. El general Custer ascendió un +0,17% hasta los 1.669 puntos, trazando nuevos máximos en la subida libre sobre los 1.674 puntos. Pequeña peonza de consolidación con sombras en ambos extremos tras el doji previo. Los toros no dan su brazo a torcer. La subida libre no parece acabarse. Sólo por debajo de los 1.650 puntos, los toros puedan bajar hacia el soporte de los 1.600 puntos. Mientras, la fiesta alcista puede continuar.

La misma tónica en la tecnología. Los ascensos en el Nasdaq Composite fueron del +0,16% hasta los 3.502 puntos, después de trazar nuevos altos en los 3.512 puntos. Tranquilidad y control alcista sin muestras de agotamiento. Dejó trazado una peonza similar a su homóloga. Los toros se alejan de hueco abierto sobre los 3.370/40 puntos sin mostrar intenciones de cubrirlo.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: El índice que sufría demasiado
Tagged on:                     

Comments are closed.