Chema Fandiño: Jugando con fuego

 

Fuerte tensión en el Ibex, los bajistas alcanzan soportes y cubren el hueco de los 8.246 puntos. Europa también se ve arrastrada hasta los niveles clave del corto plazo. Wall Street se mantiene firme ante el asedio de los osos.

asediando limites corto plazo
ASEDIANDO LOS LÍMITES DEL CORTO PLAZO EN EL EUROSTOXX. Los bajistas alcanzaron el soporte de los 2.660 puntos en la sesión de ayer para terminar cerrando sobre los 2.671 puntos. Los toros deberían reaccionar de manera contundente en las próximas sesiones y alejarse de dichos niveles, o sus adversarios no dudarán en poner a prueba de nuevo la directriz alcista que guía al selectivo europeo y los 2.600 puntos.

No se amedrentaron los bajistas en la sesión de ayer en el Campeador tras la firme recuperación de última hora de la sesión previa. Tras un esperanzador comienzo, los toros llegaron a superar ligeramente los máximos del día anterior y todo indicaba que irían en busca de la parte superior del hueco bajista abierto sobre los 8.619 puntos. Parón en seco sobre los 8.532 puntos, desde donde los osos iniciaron un feroz ataque trazando un doble techo en busca de los 8.400/420 puntos.

Aguantaron durante gran parte de la sesión, pero la figura no era sino la cabeza de un HCH que se acabó confirmando poco antes de la apertura americana. Perdida la clavicular y rotos los 8.400/420 puntos, el ejército bajista atacó sin piedad, desarrollando la proyección de la figura cuyo objetivo era cubrir completamente el hueco alcista de los 8.313/246 puntos. Se alcanzaron mínimos sobre los 8.250 puntos poco antes del cierre, con descensos cercanos al -3%. El Ibex acabó la sesión en los 8.321 puntos con un abultado descenso del -2,20%.

Los osos no lograron perforar el soporte que ofrecía el gap, pero la extensa vela bajista dibujada en el Campeador es una seria advertencia de sus intenciones. Aún quedan fuerzas para presentar batalla y no dar por muerta la corrección. Habrá que ver si los alcistas reaccionan y consiguen detener la nueva ofensiva que han comenzado sus adversarios.

Mientras no se recuperen los niveles 8.532 puntos, la iniciativa en el estricto corto plazo es ahora de los osos y el riesgo de cerrar completamente la parte inferior del hueco en los 8.246 puntos alto. La firme envolvente dibujada les da el mando. Como primer paso, los toros deberían conquistar los 8.400/420 puntos. Si los bajistas terminan por conquistar el soporte y cerrar el gap, tendrán las puertas abiertas hacia los 8.000/7.900 puntos, para poner de nuevo a prueba la directriz inferior del canal alcista.

Toda Europa se vio arrastrada por la ofensiva de los osos, si bien los descensos no fueron tan acusados como en el selectivo español. El Emperador europeo alcanzó el soporte de los 2.660 puntos para terminar la sesión sobre los 2.771 puntos. Los descensos del -1,24% dejaron una sólida vela roja que dio al traste con el extenso martillo de recuperación de la sesión anterior. Veremos si los toros logran recuperar los 2.700 puntos y alejarse de soporte alcanzado ayer o los bajistas intentan rematar la a sus adversarios en busca de los 2.600 puntos para volver a probar la solidez de la directriz alcista.

Además >>  Los especuladores estrangulan a España con “cuatro duros”

Los descenso en el Káiser germano se limitaron a un -0,79% hasta los 7.947 puntos. Los alcistas no muestran de momento señal de vértigo ni agotamiento, a pesar de enfrentarse a las duras resistencias que tienen por delante, sus máximos históricos. Los osos ni se acercaron al primer soporte sobre los 7.870 puntos. El Dax no da su brazo a torcer y los toros no ceden el control del corto plazo.

 

El Gentleman se mostró muy sólido en la sesión sin poner en riesgo sus zonas de soporte del corto plazo. Los 6.400 puntos y la directriz acelerada siguen en pie. Los limitados descensos fueron del -0,26% hasta los 6.441 puntos. El Footsie dibujó una pequeña peonza sujetándose sobre la media de móvil de las 20 sesiones, trazando mínimos en los 6.414 puntos. Los osos no logran doblegar a las fuerzas especiales británicas.

Más intensos fueron los descensos en el General De Gaulle, del -1,30% hasta los 3.775 puntos. Los bajistas alcanzaron los niveles mínimos trazados el día anterior sobre los 3.763 puntos, pero no lograron perforar la media móvil de las 20 sesiones para cubrir el hueco de los 3.736/709 puntos. Los alcistas deben superar los 3.844 puntos y cerrar el gap bajista para continuar con el desarrollo del doble suelo confirmado que le proyecta hasta los 4.000 puntos.

Por último, al César italiano continúa sin poder salir del canal bajista que desarrolla desde el inicio de la corrección. Los descensos fueron del -1,59% hasta los 15.670 puntos, acercándose peligrosamente a los últimos mínimos alcanzados. Mientras los alcistas no logren recuperar los 16.273 puntos no habrá posibilidad de luchar por los 16.500 puntos y salir de la fuerte tendencia bajista.

Ajenos al escenario europeo se muestran los selectivos de Wall Street. Los alcistas continúan al mando en el general Custer, sin poner en duda la brillante ascensión hacia los máximos históricos. El S&P 500 se dejó un limitado -0,24% hasta los 1.448 puntos, trazando mínimos diez puntos más abajo. Ni el soporte de los 1.530 puntos ni la media móvil de las 20 sesiones se alcanzaron. Por su parte, el Nasdaq Composite sí bajó a testear el soporte de los 3.200 puntos y el hueco abierto en ese nivel. Los alcistas reaccionaron con fuerza para acabar la sesión en los 3.229 puntos con un limitado descenso del -0,26% y dibujando un extenso martillo. Wally por el momento no se rinde a pesar de las dudas europeas.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: Jugando con fuego
Tagged on:                 

Comments are closed.