Chema Fandiño: ¿Llegará el agotamiento inversor al Ibex?

 

Mayo deja un nueva decepción alcista en el selectivo español. Los 8.625 puntos no han sido conquistados a cierre mensual. Las opciones bajistas de volver a asaltar los 7.700 ganan enteros.

Se acaba el tiempo_Ibex
SE ACABA EL TIEMPO. El Ibex vuelve a fallar en resistencias en mayo. En el gráfico semanal, se aprecia con claridad como el segundo hombro del extenso HCH invertido, no ha podido desde primeros de año romper con claridad los 8.625 puntos. Esta situación puede provocar el agotamiento de muchos inversores y un rápido ataque bajista hacia los 7.700 puntos para intentar anular la pauta de cambio de tendencia. Por debajo de los 8.079 puntos, alto riesgo de que eso suceda.

Punto y final al mes mayo. Un buen mes para los alcistas en la renta variable en líneas generales. Se alcanzaron nuevos máximos mensuales en la mayoría de índices. También es cierto que los osos han hecho su aparición amenazando los primeros soportes en la última mitad del mes. La excepción en forma de divergencia la puso de nuevo el selectivo español. Los bajistas resistieron de forma numantina en el Campeador. La emoción y las opciones se mantuvieron hasta el final. Pero a cierre mensual, nueva decepción alcista.

Y ya van cinco meses consecutivos sin conseguir cerrar por encima de los tres cuervos negros mensuales. Los 8.625 puntos quedan en pie nuevamente con la bandera bajista ondeando. Cinco meses de malogrados intentos que ponen de manifiesto el profundo respeto alcista a la siniestra figura. Una inexpugnable fortaleza que desde primeros de año y a pesar del ímpetu de los toros en el resto de bolsas, se mantiene firme. Los alcistas aún no están vencidos en el Ibex pero… ¿Se puede agotar la paciencia de los inversores?

El tiempo corre ahora a favor de los osos. El desarrollo del segundo hombro del HCH invertido que mantiene las esperanzas alcistas del cambio de tendencia en el largo plazo, no debería dilatarse más allá de los meses que tardó en trazar el primer hombro. Justo cuando comienza a proyectar las tres malignas velas mensuales que acabaron con el selectivo español en los 5.987/905 puntos, hace exactamente un año, formando la cabeza bicéfala de la mencionada pauta.

En mayo, los alcistas deberían haber anulado la figura alada, terminado el asedio a máximos rompiendo la bandera de consolidación y conquistado la directriz bajista del largo plazo por encima de los 7.800 puntos. Y no han logrado ni el primer objetivo. El Campeador corre ya un alto riesgo tras los continuos fracasos, el agotamiento inversor. Y no sólo en el corto plazo. Aquellos que entraron en el Ibex sobre los 6.000/7.000 puntos el verano pasado, puede que empiecen a recoger beneficios rápidamente ante la imposibilidad de pasar las duras resistencias y la posible llegada de la corrección al resto de bolsas. Más vale pájaro en mano que…

Y con ello, llegaría un contundente ataque bajista en busca de los 7.700/500 puntos. Una clara misión, deshacer el HCH invertido y poner fin a la extensa bandera de consolidación, alcanzando nuevos mínimos. Este escenario tendría que confirmarse con la cesión de los importantes soportes en el resto de selectivos, caso de los 2.600 puntos del Emperador europeo, los 3.600 puntos del general De Gaulle francés o los 6.200 puntos del Gentleman inglés. Pero de momento, los toros aguantan firmes en el cierre mensual y muy alejados de dichos soportes. Habrá que ver si a comienzo de junio, los bajistas logran perforar los primeros niveles del corto plazo como los 2.750/60 puntos del Emperador europeo.

Además >>  Wall Street muestra su confianza en la Fed

El Campeador terminó mayo en los 8.320 puntos con un descenso en la sesión del -1,34%. Los osos cerraron el segundo hueco al alza entre los 8.393/368 con violencia y se detuvieron sobre el primer hueco que trazó el harami alcista en los 8.297 puntos. Quedó dibujada una sólida y extensa vela roja con ligera sombra inferior, con mínimos que alcanzaron los 8.304 puntos. El último día de mes, los osos dejaron patente que no sólo se defienden, sino que atacan con endiablada contundencia sobre zonas clave.

 

Ahora, perder el harami que potenció el último impulso y los 8.264 puntos, parte inferior del mencionado primer gap, dejaría clara la nueva incapacidad alcista en superar los 8.620/70 puntos. Posiblemente, los últimos mínimos en los 8.216 puntos y la media móvil de las 50 sesiones no puedan ya detener el ataque bajista en caso de producirse el hastío inversor. Por debajo de los 8.193 puntos, caería el 50% de retroceso Fibonacci de la subida previa desde los 7.716 puntos. Los osos tomarían el control del corto plazo. Todo quedaría dispuesto para asaltar la media móvil de las 200 sesiones y los 8.079 puntos, correspondientes al 61,80% de retroceso. Por debajo, altas probabilidades de una nueva visita a mínimos anuales.

Complicada queda la situación para el Campeador. En los gráficos semanal y mensual también se refleja la fuerte incertidumbre en sus velas y las opciones bajistas de hacer daño. Extenso martillo invertido semanal que recorre casi la totalidad de la contundente vela bajista previa, para cerrar cerca de sus mínimos y sobre la misma media móvil de las 20 sesiones, situada en los 8.302 puntos. Muestra el rápido y categórico rechazo de los bajistas en resistencias. Deja un claro aviso también de la fuerte caída que puede llegar perdiendo los 8.297 puntos en busca de los mínimos. La media móvil de las 50 sesiones se encuentra sobre los 7.881 puntos. En la semana los alcistas se apuntaron un +0,68%.

En cuanto al gráfico mensual, el Ibex deja una pequeña vela en forma de martillo invertido tras la robusta vela alcista previa de abril sobre la media móvil de las 20 sesiones que abría las puertas a la victoria de los toros. No fue así y la vela de mayo denota de nuevo la falta de empuje para romper resistencias. Se dejó un -1,17% en el cómputo de los treinta días. O mucho cambian las cosas en junio en el Campeador o los 7.700 puntos pueden ser puestos a prueba. Los toros han vuelto a decepcionar y mucho en nuestro selectivo.

Vía|Chema Fandiño

Chema Fandiño: ¿Llegará el agotamiento inversor al Ibex?
Tagged on:             

Comments are closed.