Chema Fandiño: ¿Rebote del gato muerto?

 

El Ibex vuelve a mutar su comportamiento divergente. El Dax germano se niega a ceder la subida libre. El S&P 500 lucha por reconquistar los 1.650 puntos.

ibex 20130610
SIN DESPEJAR INCERTIDUMBRES. Doji semanal en el selectivo español sobre los 8.190 puntos. El Ibex continúa extendiendo el segundo hombro de la figura de HCH invertido. Los alcistas no logran despejar dudas ni romper al alza la bandera de continuidad. Los bajistas tampoco lograron rematar y tomar el control del corto plazo. Veremos si esta semana alguno de los dos ejércitos termina por derrotar a su adversario. Por encima de los 8.400 puntos, opciones para los toros de volver a luchar por los 8.625 puntos. Por debajo de los 8.190 puntos, la probabilidades serán de los osos de ir en busca de los 7.700 puntos.

Amainó la presión bajista a cierre semanal en toda Europa. La continuidad del certero contraataque alcista en Wall Street sobre soportes iniciado el jueves, acabó dando el valor necesario a los toros a este lado del Atlántico para comenzar una contundente respuesta en los frentes europeos. Bien es cierto que tardaron en arrancar, dudaron durante toda la mañana. Al final, los soportes secundarios resistieron trazando enérgicas velas penetrantes. Niveles como los 3.800 puntos del general De Gaulle francés, los 2.680/70 puntos del Emperador europeo o los 17.400/500 puntos del César italiano puntos hicieron de freno a la corrección.

Mención especial para el Káiser germano. Tras mantener los 8.000 puntos en la última sesión, recuperó los 8.200 puntos dibujando una poderosa envolvente alcista. Fue el único selectivo europeo que recuperó su primer nivel de soporte a cierre semanal. El gran derrotado semanal fue el Footsie inglés y una de las grandes inquietudes que deja la ofensiva de los osos. Perder los 6.500/33 puntos ha hecho mucho daño a pesar del último ascenso. Habrá que ver si los alcistas intentan alcanzar los mencionados niveles o sus adversarios terminan buscando los 6.200 puntos.

Para esta semana, habrá que ver si los toros tienen fuerza en Europa para recuperar los primeros soportes perdidos, dando opciones a un posible suelo en la corrección o es un simple descanso bajista para continuar posteriormente con los zarpazos. En otras palabras, si la subida del viernes es el rebote del gato muerto, producido por la alta sobreventa del corto plazo. Se sube así a confirmar la solidez de la rotura bajista.

Si los alcistas no reconquistan soportes, llegarían nuevos y rápidos descensos, cogiendo la corrección mayor intensidad y profundización. Por contra, si se recobran niveles, se abre las opciones alcistas a un nuevo intento de alcanzar los altos anuales. Pero mientras no se recuperen los 2.750 puntos en el Eurostoxx, los 4.000 del Cac francés o los 17.000 puntos del Mibtel italiano, el rebote será vulnerable. El lunes, las bolsas europeas iniciaron la semana con dudas y ligeros descensos. Habrá que ver si los osos vuelven a atacar con fuerza. También en Wall Street será importante ver si los toros recuperan los 1.650 puntos en el general Custer. Ayer se se frenaron a las puertas.

Además >>  La tendencia bajista se consolida en EEUU

El Campeador resistió en los 8.190 puntos a cierre semanal, aunque fueron perdidos momentáneamente durante la mañana del viernes. Después de mantenerse estoicamente durante toda la semana, mostrando mayor ímpetu y fuerza relativa que el resto de sus homólogas, el selectivo español volvió a mutar en su comportamiento divergente. Escondió su bravura, dejó de luchar y terminó la semana de manera discreta sin dejar atrás con claridad la zona de riesgo. Cuando las bolsas europeas respondieron, el Ibex dejó el papel de héroe.

 

Fue el selectivo que menos cedió la semana pasada. Un escueto descenso del -0,65%. Dibujó un limpio doji semanal tras el martillo invertido previo. La figura deja mínimos en los 8.165 y máximos en los 8.430 puntos, quedando por debajo de la media móvil de las 20 sesiones. A cierre semanal se situó en los 8.266 puntos. Al no trazar una sólida vela bajista tras el mencionado martillo invertido, puede ser interpretado como falta de resolución de los osos para rematar a sus adversarios. Pero tampoco los toros consiguieron alejar la fuerte incertidumbre que arrastran, tras el fallo sobre las resistencias el pasado mes de mayo.

El lunes comenzó apuntando esas dudas. Superados ligeramente los 8.300 puntos al inicio de sesión, los alcistas volvieron a huir del enfrentamiento en el Campeador. Sus adversarios volvieron a cargar contra las trincheras alcistas, para intentar tomar el control del corto plazo. Los 8.190 puntos volvieron a ser puestos a prueba. Se trazaron mínimos en los 8.184 puntos para finalizar la primera sesión de la semana sobre los 8.227 puntos.

El descenso fue del -0,47%. El peligro a un ataque a la media móvil de las 200 sesiones y al 61,80% de retroceso Fibonacci sigue latente. Las dos últimas velas diarias de pequeño cuerpo real (verde y rojo) y alargadas sombras en sus extremos, siguen haciendo equilibrio sobre la media móvil de las 50 sesiones. El Ibex vuelve a ser el índice débil e inestable del pasado. Veremos que sorpresas nos depara esta semana.

Vía|Chema Fandiño
Chema Fandiño: ¿Rebote del gato muerto?
Tagged on:                         

Comments are closed.