CIERRE DE MERCADO

 

Capital Bolsa.
Irlanda es la excusa para girarnos desde resistencias críticas

Las acciones europeas cerraron con descensos en torno al punto porcentual, después de que los miedos sobre la economía irlandesa se extendieran tomando como excusa un artículo en el diario irlandés Independent y unos datos de confianza del consumidor estadounidense decepcionantes. Estas dos noticias eclipsaron los buenos resultados mostrados ayer noche, tras el cierre de Wall Street, por Oracle y Research in Motion. Así, el Ibex 35 finaliza con una caída del 1,20% a 10.588,6 y el Euro Stoxx cede un 0,98% a 2.757,37.

 
El tema principal de la jornada ha sido el artículo que publica The Irish Independent donde se hacía eco de un análisis soberano de Barclays. En dicho informe, Barclays comenta que Irlanda podría llegar a necesitar la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) si aumentan las pérdidas bancarias o si la economía se deteriora más allá de las previsiones actuales.
El banco dijo que Irlanda tenía una posición cómoda, habiendo recaudado la mayor parte del dinero que necesita para este año, pero que el país no estaba completamente seguro.
Los inversores comenzaban a vender activos de riesgo tras extenderse estas informaciones que a menudo llegaban mal interpretadas a las mesas de negociación.
Responsables del FMI y el Ministerio de Finanzas irlandés negaban cualquier acercamiento de Irlanda para pedir ayuda financiera, pero el daño ya estaba hecho. Las ventas se cebaban sobre la deuda irlandesa y los diferenciales deuda y CDSs de los países periféricos subían con fuerza.
Con el mercado en modo vendedor, el dato mal dato macro económico de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan profundizaba el sentimiento negativo.
La confianza del consumidor en los Estados Unidos descendió a su nivel más bajo desde agosto de 2009, según el índice confeccionado por la Universidad de Michigan. El dato provisional de septiembre bajó a 66,6 desde 68,9 de agosto y por debajo de 70,0 esperado por el consenso de analistas. Las condiciones actuales caen a 78.4, plano frente a los también 78.4 de agosto y algo por debajo de los 79.0 esperado. El componente de expectativas cae a 59,1, su nivel más bajo desde marzo de 2009 e inferior a la cifra de agosto de 62,9 y los 64,2 esperados por el consenso de analistas. El indicador de inflación futura retrocedió al 2,2% desde 2,7% de agosto. Esta es la lectura más baja desde el último septiembre, con un tercio de los encuestados esperando deflación o inflación cero.
En el fondo, y dejando a un lado la excusa del informe de Barclays y un dato de confianza del consumidor algo por debajo de lo esperado, tenemos a un mercado muy precavido, en cuanto a inversores profesionales, al encontrarse muy cerca de resistencias clave. Los grandes índices europeos y estadounidenses han llegado a quedarse muy cerca de los máximos de agosto (el S&P 500 ha llegado por un breve instante superar sus máximos relativos) aunque finalmente se han dado la vuelta de manera relativamente agresiva mostrando los miedos subyacentes.
En el gráfico adjunto podemos observar el giro del mercado desde la zona de resistencia crítica y por lo tanto el deterioro de las figuras en los índices europeos.
El mejor comportamiento relativo lo encontramos en el FTSE 100, que ha superado sus resistencias clave, y los índices americanos. Para la jornada de hoy la pregunta es si el S&P 500 podrá superar sus máximos relativos de 1.131,23 puntos. Un cierre por encima nos daría la primera señal de un mercado en posible tendencia alcista de medio plazo. La confirmación vendría con la superación por parte del Dow Jones de sus máximos en 10.755,66 puntos.

También te puede interesar:

Además >>  Las 13 perlas bursatiles de Ahorro Corporación
CIERRE DE MERCADO