“COLONIAL: llevo más de 2 años atrapado ¿cuánto tendré que esperar más?…”

 

“Cuando leo, como hace no mucho, que Colonial ha puesto en marcha un plan de acciones para su presidente, Juan José Bruguera, su consejero delegado, Pedro Viñolas, y el resto de miembros de su comité de dirección cuya ejecución está ligada al cumplimiento de un conjunto de objetivos económicos a cierre del ejercicio 2014, siento una especie de alivio, pero al mismo tiempo de miedo al futuro que viene. Alivio, porque la plana mayor parece confiar en la nueva Colonial, que, además cotiza prácticamente a cero. Miedo al futuro, porque 2014 está muy lejos y puede pasar de todo. Por ejemplo, que el sector inmobiliario siga lastrado. Llevo más de 2 años atrapado en este valor a niveles de precio, que duplican su cotización actual…”

“Creía, entonces, que la cotización había tocado fondo y ha bajado otro 50% adicional, o sea, que mi inversión en este valor se ha reducido a la mitad ¿cuánto tendré que esperar más para recuperar, al menos, el nominal de mi inversión”, nos escribe A. L. M.

***

Respecto al lid inicial, que señala el lector, el plan contempla la entrega de un máximo de 400.000 acciones de la inmobiliaria, representativas del 0,17% del capital social con que contará tras las operaciones de reducción de capital y “contrasplit” que prevé acometer la firma.

Colonial, actualmente controlada por un grupo de entidades financieras, en su mayoría extranjeras, someterá este plan de incentivos a la aprobación de su junta de accionistas convocada para el 21 de junio. Con este reparto de acciones, la inmobiliaria busca establecer un sistema retributivo complementario “con el que lograr una aún mayor alienación de los interesas de los destinatarios con el interés principal perseguido por el consejo y el equipo directivo: la maximización del beneficio para el accionista”.

Entre los objetivos a los que se vincula la entrega de acciones figuran el cumplimiento de los principales fines del plan estratégico de la empresa a cierre de 2014, a que en este periodo se duplique el valor neto de sus activos de patrimonio (NAV) y a que el ratio de este valor, tanto de Colonial como de su filial francesa SFL, por acción supere al de otras empresas del sector.

 
Además >>  Los 5 Errores de los inversores novatos

Entre el resto de puntos del orden del día de la junta de Colonial sobresale la triple operación de reducción de capital y “contrasplit” con que la compañía pretende “restablecer” sus reservas y su patrimonio tras las pérdidas registradas en años anteriores.

TRES OPERACIONES DE CAPITAL

El proceso se desarrollará en tres fases. En la primera se reducirá el capital en 1.452 millones de euros mediante la reducción del valor nominal de las acciones desde 0,12 hasta 0,0557 euros por acción. Posteriormente, Colonial abordará un “contrasplit” por el que canjeará cada cien acciones actualmente en circulación por una nueva, de 5,57 euros de valor nominal cada una. Por último, volverá a reducir el capital en otros 1.258,34 millones, mediante la reducción del valor nominal de sus títulos hasta un euro por acción.

De esta forma, tras esta triple operación, el capital social de la inmobiliaria quedará fijado en 225,91 millones de euros, representado en 225,91 millones de acciones de un euro de valor nominal cada una. Colonial había multiplicado casi por trece su capital social en el último año y medio (desde los 210 millones de euros que contaba en octubre de 2010 hasta los 2.710,96 millones de euros actuales), en virtud de las distintas ampliaciones de capital que ha realizado en el proceso de refinanciación de su deuda.

Fuente: lacartadelabolsa

“COLONIAL: llevo más de 2 años atrapado ¿cuánto tendré que esperar más?…”
Tagged on: