Cosas – 32

 

* – Me han contado algo que pone los pelos de punta, que es lógico teniendo en cuanta las posibilidades de quienes lo hicieron, y que define un estilo de país, de modelo, de modo de hacer. El tema es el siguiente. Erase una vez una zona de España que tenía un modelo mixto agropecuario e industrial, y fuentes naturales de agua, muchas. Con el tiempo esas actividades industriales fueron desapareciendo y especializándose las pecuarias hacia la producción porcina. Ahora la actividad porcina es mayoritaria, pero la basada en el bajo valor: desde diversas zonas de Europa envían cerdos a esa zona española para que allí los engorden, luego los animales son retornados a su origen a fin de realizar allí las actividades de mayor valor. ¿Las fuentes de agua pura y cristalina?, contaminadas por los purines que legislaciones no demasiado exigentes no obligaron a controlar, y la cuasi nula conciencia de unos ganaderos faltos de expectativas, claro.

* – La pregunta que muchas españolas y españoles se formulan de cara al 20 N, el actual principal partido de la oposición, ¿reducirá el modelo de protección social tras, por lo que se dice, arrasar en las elecciones?. Tal y como yo lo veo sí, lo hará sin paliativos ni matizaciones. La duda la desveló el Sr. Esteban González Pons el pasado día 7 en Málaga: “El empleo es el bienestar”. “Los socialistas quieren mantener el bienestar con más impuestos, nosotros creemos que el bienestar sólo se mantiene con más empleos”. (El País 08.10.2011).

Veamos. Tal y como lo expuso el Sr. González Pons para que el modelo de protección continúe prestando los servicios que presta han de estar ocupadas cuantas más personas mejor a fin de que la suma total cotizada sea cuanto lo más elevada que sea posible. Pero, por otro lado, como las bases de cotización son función de los salarios percibidos, mientras la oferta de trabajo siga siendo mayor que la demanda no parece que las remuneraciones vayan a aumentar, máxime teniendo en cuenta que la Reforma Laboral tiende a una reducción de los costes laborales y no a un incremento de la demanda de trabajo.

El escenario que, continúo pensando, puede perfilarse es el de una población activa muy desocupada y subempleada: la agencia Fitch prevé unas tasas de paro del 21,1%, 22,1% y 21,0% pare el 2011, 2012 y 2013 (el 03.10.2011), debido a un crecimiento muy reducido o, incluso, a un decrecimiento: 0,7% en el 2011 y -0,4% en el 2012 (Goldaman Sachs el 04.10.2011) en una economía como la española intensiva en factor trabajo. Ello dará lugar a menores salarios medios y a recaudaciones más reducidas (aumentos en las cuotas obreras sólo servirían para mantener los ingresos, no para incrementarlos), insuficientes, en cualquier caso, para mantener los servicios que actualmente presta en modelo de protección social, y como el hoy principal partido de la oposición no quiere aumentar impuestos, la financiación del modelo pinta que será a todas luces insuficiente para mantener servicios.

* – No sé cómo lo ven, pero si el Fondo de Garantía de Depósitos antes tenía que ocuparse de una cosa y ahora va a tener que ocuparse de dos, con, de momento, la misma cantidad de pasta, quiere ello decir que sus posibilidades van a reducirse, véase esto por encima o por debajo o de lado. Al respecto se me ocurren tres posibilidades: 1) como el sistema financiero lleva rumbo de colisión, cualquier importe que tuviese el FGD sería insuficiente, por lo que la pasta que ahora hay se gasta en comprar un poco más de tiempo; 2) como es cuestión de un par de meses el que la tormenta escampe y no es previsible que tras el saneamiento que ya se ha realizado en el sistema financiero bancos, cajas y cooperativas de crédito vayan a tener problemas, el FGD no tendrá ningún sentido por lo que su monto puede utilizase ahora para acabar de limpiar el sector; 3) el Estado siempre estará ahí para complementar el FGD en la cuantía que sea necesario a fin de garantizar los saldos de todas las españolas y de todos los españoles en el momento que sea necesario y en la cuantía que sea precisa, por lo que si ahora se necesitan los milloncejos que tiene el FGD, pues se utilizan y punto. Quédense con la opción que les guste más.

* – Florecen las afirmaciones en la línea de que “˜es necesario recortar gastos”, “˜todavía hay margen para recortar más”, “˜el nivel de gasto es inasumible”; digo florecen porque cada día aparecen como setas expertos y políticos que se manifiestan en ese sentido. Pero ni uno sólo, NI UNO SOLO, ha dicho nada de hacer un análisis del gasto que ya se hace, un análisis que responda a una sola pregunta: lo que ahora se está gastando, ¿se está gastando de forma eficiente?. ¿Por qué si eso es lo primero que hay que hacer, que se debe hacer, antes de abordar cualquier nueva política presupuestaria?. A la única persona a la que le he oído decir algo en esa dirección ha sido al Sr. Joan Rosell, el presidente de la CEOE, cuando propuso abordar un presupuesto base cero, que no es lo mismo, pero en fin. Claro, se preguntarán porque no se aborda lo que propongo, pues porque hacer eso tiene consecuencias políticas y supone abordar algo que, según parece, todos los políticos de todos los colores se han juramentado para silenciar: las balanzas fiscales interregionales. Y así nos va, y así nos va.

Además >>  Tipo de cambio

* – Pienso que siempre hay que calibrar muy mucho las consecuencias de lo que se dicen. El Sr. Duran i Lleida ya ha dicho en varias ocasiones que a población activa de ciertas regiones se le pagan subsidios y que con estos importes se pasan el día en el bar. Partiendo de la base de que ello sea cierto, la pregunta que vendría después es, ¿se preferiría que en España se prodigasen las revueltas de parados reclamando un empleo que no pueden obtener?, porque no nos engañemos: una tasa de paro del 21% junto a una tasa de actividad del 59% lo único que indica es que en España existe una población activa y susceptible de serlo que, pura y simplemente, no pude ser absorbida por el vigente modelo productivo. “Pero, dirá alguien horrorizado, ¿eso significa que se está comprando la tranquilidad social y la paz política!”. Pues pienso que así es: con una tasa de paro del 21% y una tasa de actividad del 59% ….

 

* – Alemania, ¿no iba tan bien?, ¿no era el espejo en el que todas las economías debían mirarse?, ¿no representaba la quintaesencia de lo bueno?. Insisto en el tema pensando en quienes decían que la economía alemana era la perfección: ya es oficial: Alemania va a acabar el 2011 muy mal y para su economía el 2012 va a ser malísimo: crecimiento del 0,8%, incluso es posible que entre en recesión si las cosas en Europa van peor de lo que se prevé. Ya saben lo que pienso: que las cosas van a ser peores de lo que se cree (de lo que se dice: pienso que se sabe lo malas que van a ser pero aún no se explica).

La alemana es una economía que cuenta con muchísimos recursos productivos, pero tiene un exceso monstruoso de capacidad que hasta ahora ha ocupado a base de venderlo en el exterior: el 55% de su PIB procede de las exportaciones; además su potente sistema financiero, por serlo, se ha metido en todos los tinglados que se han ido formando alrededor del planeta. Si el resto del mundo reduce sus compras a Alemania y esos tinglados dejan de pagar y/o enlentecen sus pagos y/o reducen su valor, la economía alemana pierde gas, con el agravante de que su metodología de trabajo, sus ideas, no está adaptada a situaciones como la que ahora se está presentando.

El Hurricane fue el interceptor básico de la RAF en la II Guerra Mundial. Su prototipo era muy sencillo: un armazón prácticamente de madera, una cubierta de tela, una hélice, también de madera, “¦ y la primera versión operativa, la Mk I, en muy poco varió. Es impensable que Alemania hiciese -haga- algo semejante, sin embargo en momentos como el presente hay que poder fabricar hurricanes, aunque no haya ninguna guerra.

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

lacartadelabolsa

Cosas – 32
Tagged on:             

Comments are closed.