Crecimiento económico

 

Santiago Niño Becerra_La Carta.

 
A estas alturas seguro que hasta los bebés que acaban de nacer saben lo que es el ‘crecimiento económico’, al menos en su acepción más simple, más coloquial, más comúnmente aceptada: incremento del PIB; lo que va más allá es conocer como se produce ese incremento. Hace unos días recibí un mail de una lectora que, pienso, aporta luz al respecto de cómo se ha producido ese crecimiento.
“(…) Tenemos unos amigos, una pareja (…) él trabajaba desde hace 6 años en (razón social de una compañía), una empresa del ramo de la alimentación, que trata con establecimientos de hostelería de cierto prestigio, trabaja de comercial, buena nómina, coche, dietas, comisiones, comisiones a final de año, etc etc. La chica trabaja en una empresa del sector sanitario. Buen nivel de vida, (marcas y modelos de dos automóviles de 80.000 y 20.000 euros), duplex y en junio se compraron 2 caballos, y en agosto aumentaron uno más.
El caso que el jueves pasado, él llega a trabajar y ya le tenían los papeles encima de la mesa, causa: despido por poca productividad, 12 días de indemnización por año trabajado. Creo que tiene intención de ir a juicio por despido improcedente… el caso es que no se lo esperaba para nada.
Su mujer en primavera temió por su trabajo, en su empresa tienen muchos impagados. Me contaba un caso reciente, una clínica les encarga una elemento a medida para una señora que ha pedido un crédito. Cuando la pieza está hecha y entregada la clínica llama a la empresa de mi amiga porque no puede pagar ya que su cliente ha tenido que destinar ese dinero a pagar la hipoteca de un hijo que se ha quedado en paro; esto parece ser que es mas común de lo que parece…cosa que me ha sorprendido.
Aún así compraron los caballos porque esto ya mejoraba y como él ganaba con alegría…”
Mi respuesta fue:
“El caso de esos amigos tuyos es paradigmático. ¿Crees que es lógico que un comercial y una trabajadora (no me dices que fuesen de altísimo nivel ni ultraespecializados) adquirieses esos automóviles, un duplex, tres caballos y, aunque no lo dices, cenas románticas en restaurantes caros, ropa de marca a tutiplén, fines de semana en París, y suma y sigue?. La respuesta es que sí teniendo en cuenta que … vivían a crédito y a base de sobres marrones; a la que ambas cosas se han acabado … Gran parte de los problemas actuales no tienen que ver tanto con los gastos como con los ingresos: esos amigos tuyos no van a disponer de los mismos ingresos de que disponían, por lo que si tienen deudas … (Lo de comprarse los caballos en Agosto no se puede creer)”.
Hubo re-respuesta de mi lectora:
“En cuanto a mis amigos, bueno los automóviles los compraron de segunda mano, a crédito…me imagino. Lo de los viajes no…eso no porque siempre se quejaban de que no tenían dinero para vacaciones, sobres marrones siii por supuesto, ella no se pero el si, además para entrar en ciertas empresas se ve que tenía que “untar” a los jefes de cocina, y este chico se quedaba una parte de ese “untado””.
Y mi re-respuesta:
“¿Eres consciente de lo que cuesta el mantenimiento de esos automóviles?. De ingresos, es un problema de ingresos, de que se han montado una estructura de gastos en función de unos ingresos no-seguros; como los ayuntamientos con la construcción”.
Pues eso.
(El mito que se está creando: se está admitiendo -cada vez más- que la tasa de ocupación jamás va a volver a los niveles ‘de antes’, la cosa se matiza, claro, pero la idea que Uds. leyeron aquí hace mucho es la de que aunque el desempleo, evidentemente, se va a reducir cuando se consolide la recuperación, nunca volverá a ser lo que fue. Eso, la creación de empleo, tiene mucho que ver, según de sugiere, con la forma cómo se éste va a ser creado en el futuro: cada vez menos en forma de contratación por parte de un empleador y, aquí radica el cambio, crecientemente en forma de auto-empleo.
El razonamiento es sencillo: la población activa ha de ser proactiva y no receptiva: ha de ofrecer sus saberes, y no sólo a posibles empleadores, sino a la sociedad ofreciendo sus conocimientos -sus aptitudes- en forma de bienes y servicios que la sociedad consuma. La idea es simple: favorecer la aparición de emprendedores que funcionen de forma autónoma descargando plantillas en las empresas y utilizando a estos trabajadores según conveniencia.
Conceptualmente no es imposible, pero eso no soluciona el desempleo en forma alguna, al menos no lo soluciona a través de procedimientos distintos al subempleo: la demanda de trabajo es la que es en cada momento independientemente de la forma que adquiera, es decir, en términos de ocupación tanto da que una porción de la oferta de trabajo se desempeñe profesionalmente en una gran corporación del automóvil que como individuos autónomos realizando tareas free lance para esa misma corporación, y ahí radica el problema: el sistema cada vez necesita menos factor trabajo para elaborar lo que haya que elaborar en las cantidades que haya que elaborarlo. Ahí radica el problema y no en la forma que adquiera la demanda de trabajo; pero algo hay que explicar al personal para que se entretenga mientras piensa en ello. Volveremos sobre el tema).
(Hablando de crecimiento económico. Lean lo que publicó Le Monde en su edición del pasado Jueves 7 : “61 millions. C’est le nombre d’emplois dont l’Afrique au sud du Sahara aura besoin d’ici à 2015 pour répondre aux attentes de ses populations actives, notamment les jeunes, a estimé le Bureau international du travail (BIT). Selon le BIT, en 2040, le continent comptera 1,1 milliard de personnes en âge de travailler. “Afin de réussi ce formidable pari” de la création de nouveaux emplois, “l’Afrique devra faire la transition vers un cadre macro-économique favorable à l’emploi” et “aussi réussir à libérer l’intégralité de son potentiel productif, en particulier dans l’agriculture”, a indiqué Charles Dan, directeur régional pour l’Afrique du BIT. Pour le BIT, a-t-il dit, le “message est simple : pas de sécurité économique sans sécurité sociale pour l’Afrique”. Sur ce continent, “4 à 6 % du PIB seulement sont consacrés aux prestations sociales” alors que ce taux est de “20 à 30 %” en Europe”. Saquen conclusiones, para Á
frica, claro, pero piensen en aquí : tremendo).
(El Premio Nobel de Economñía de este año: a tres señores, miren lo que dice Bloomberg al respecto del motivo por el que se les ha concedido: “(…) for research into the difficulties of matching supply and demand, particularly in the labor market” (http://www.bloomberg.com/news/2010-10-11/diamond-mortensen-pissarides-win-economics-nobel-for-labor-market-theory.html). ¿Casualidad o ficción?).
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.
Crecimiento económico