Crítica situación en el Ibex… para los bajistas

 
Nueva cornada del toro a lo largo de toda la renta variable, el Campeador de nuevo enfrente de los 8.740 puntos. Esta vez hay que rematar la faena.
 
 
Nuevo intento de romper los 8.740 . Vuelve el Campeador a asediar los 8.740 puntos, la resistencia que aún no ha podido ser rota por los alcistas. Ayer una nueva vela envolvente pone contra las cuerdas a los osos. Hasta no ver un cierre por encima de dichos niveles los toros no podrán cantar victoria, ¿será hoy?. Según lo acontecido en el resto de la renta variable no podemos fallar muchas más veces. Veremos. - Ch.F.
Chema Fandiño.

Lo advertimos en pasados análisis, los días uno de mes son estadísticamente muy alcistas, incluso hay quien sólo opera 12 veces al año, los primeros de mes y consigue unos rendimientos asombrosos, ayer fue un claro ejemplo. La renta variable se levantó entera en armas contra los bajistas, dejando en entredicho a quienes siguen pensando que los mercados les darán la razón y esperan ver próximamente la tan ansiada corrección que lleve al Campeador por debajo de los 8.000 puntos, lavar así sus análisis y quedar bien con su parroquia de seguidores. De momento no hay suerte, los mercados siguen su clara tendencia iniciada tras la corrección de los meses estivales, sin mostrar síntomas de fatiga.

Tan sólo el atrasado Ibex sigue por debajo de las primeras resistencias en los 8.740 puntos. Tiene que luchar cada barrera con constantes golpes de alcistas y bajistas, cuerpo a cuerpo, en distancias muy cortas y con gran volatilidad, con constantes falsas rupturas. Pero la tendencia de fondo manda, y eso ha de aprenderlo un buen trader. Se ha intentado echar abajo de todas las maneras posibles, desde las “apreciadas” agencias de calificación hasta gloriosos titulares sobre el fin del mundo financiero conocido, de algunos gurus y analistas. Pues bien, la tendencia sigue su curso, lo único que consiguieron fueron limitadas correcciones que no fueron más allá de un par de sesiones. Se sorprendería de cuántos analistas que lee y escucha en los medios, dándonos su experta opinión, no han metido un solo euro en Bolsa en su vida.

Cuando el mercado quiera corregir lo hará, y lo hará el solo, sin necesidad de que nadie se lo diga. Y el que sepa escucharle, lo verá sobre el gráfico, es como habla el mercado. Podrá entonces girarse con él y continuar sacando rendimiento a su capital, para eso están las velas. Lejos del pensamiento de muchos, que según ellos analizar es un simple juego donde aciertas o fallas, como si de un tiro al plato se tratase. ¿Qué divertido juego, verdad?. Se olvidan que mucha gente arriesga sus ahorros en tan complicado mundo y merece un mínimo respeto.

El chartismo es la ciencia de la estrategia, contra uno mismo y contra millones de seres, con sus miedos, sus ilusiones, sus deseos en busca de una misma cosa, la victoria y con ella el rendimiento del capital. Analizar es ser consecuente consigo mismo y con sus propias ideas. Si constantemente estamos cambiando de opinión, sencillamente es que no sabemos dónde estamos y esto le hará errar una y otra vez en sus operativas. Y no quiero decir con esto que no haya que cambiar de opinión, muy al contrario, más de lo que uno quisiera, pero siendo consecuente con los gráficos.

Desde el mes de septiembre que el Campeador alcanzó los 7.500 puntos y posteriormente levantó un impulso en cinco ondas, hasta los 9.350 puntos en octubre, advertimos que podíamos estar ante un probable suelo en el mercado y así se analizó y se escribió. Según la teoría de Elliott, un impulso en cinco ondas, ya sea al alza o a la baja, puede que no venga solo, y asistamos a nuevos máximos o mínimos. Hablamos ya por aquel entonces de los 10.000 puntos. Más tarde, tras el inicio de la corrección del mes noviembe, sostuvimos esa idea. Sólo al perder los 8.200 puntos, que coincidía con el 61,80% de retroceso Fibonacci, el mercado nos hizo pensar en un pullback o retroceso completo al inicio del movimiento y que podíamos ver de nuevo los 7.500 puntos o quizás algo más abajo, se analizó y se escribió.

Además >>  “Los de arriba han estado tocando la trompeta, quieren negar lo evidente. Y es evidente que…”

El Campeador nos obligaba a dudar de nuestro discurso a expensas de lo que pasara en los 7.500 puntos. Y no falló. Se encaminó hasta los 7.600 puntos donde nos dejó dibujado un precioso martillo en vela diaria que detectamos, tras el cual inició de nuevo el ascenso, que se escribió y se analizó, volvimos a nuestra idea original, advirtiendo que podíamos estar ante un probable doble suelo que está en desarrollo y que ahora si, despejará las dudas definitivamente del fin de la corrección estival. Y en eso estamos, luchando por superar el bastión bajista que levantaron los osos con el hueco abierto entre los 9.000 y los 8.800 puntos.

 

Y nos centramos de nuevo en nuestra idea original y empezamos a hablar de los 10.000 puntos e incluso de los 12.000, viendo lo que estaba ocurriendo en la mayoría de los índices de la renta variable, no sin recibir durísimas críticas de algunos, los que ahora poco a poco se van callando según se van desarrollando los acontecimientos. Pero, ¿hemos acertado o fallado en algo?. Pues mire usted, no. Sencillamente escuchamos al mercado mediante sus velas y operamos según ellas se van dibujando. Mañana les contaré por qué podemos soñar nuevamente, con los 12.000/11.000 puntos, con el permiso de algunos, a quienes les molesta que se escriban esas cifras.

Técnicamente ayer ocurrió algo importante en todos los índices, el hueco a la baja abierto el pasado lunes ha sido cerrado. Cuando un hueco, ya sea a al alza o la baja, es batido por el bando contrario a cierre de sesión, en este caso los alcistas, nos avisa de la fortaleza de quienes consiguen cerrarlo. Ahora solo queda que resolver si el Campeador superará esta vez la dura resistencia de los 8.740 puntos para acercarse al hueco de los 8.840 puntos y si el Emperador europeo consigue hacer nuevos máximos sobre su gráfico, superando los 2.480/500 puntos. Si se alcanzasen esos objetivos, las osos estarían en una crítica situación y podríamos ver un masivo cierre de cortos.

Sería entonces cuando los que venimos defendiendo que el giro alcista en la renta variable se está produciendo, estaremos de enhorabuena. Pero eso debe decirlo el mercado, no nosotros. Sólo por debajo de los 8.000/120 puntos del Ibex podríamos pensar de nuevo en una visita a los 7.500/600 puntos y poner en duda todas las alzas que se están produciendo en el resto de índices. Si eso sucede leerá en estos análisis, nos hemos equivocado al analizar las velas, mientras…

Los traders que operamos en Bolsa a diferencia de los analistas que no lo hacen, no tenemos miedo a errar, porque es el pan nuestro de cada día y sabemos que aceptando nuestros errores, es como salvamos nuestro capital. Como siempre les aconsejo, olvídense de los falsos profetas que pueblan los mercados, porque cuando su discurso sea insostenible se despacharán con un simple “era el otro escenario que preveíamos”. Será cuando los mercados les enseñará otra nueva lección y empezarán a corregir. A la Bolsa hay que entrar desde abajo, jamás desde arriba, es cuando la ecuación rentabilidad/riesgo es más favorable, suele ser cuando la mayoría le entra el miedo. Veremos.

Crítica situación en el Ibex… para los bajistas
Tagged on:             

Comments are closed.