Depósitos: ¿cómo combatir el temido 0 %?

 

Los depósitos parecen acercarse al temido 0 % de rentabilidad lo que se traduciría en unas ganancias inexistentes por prestarle dinero al banco durante un plazo de tiempo determinado.
rentabilidad depositos a la bajaLa rentabilidad media de los depósitos constituidos en septiembre volvió a bajar con respecto a la del mes anterior, situándose en un 0,15 %. Se confirma así la tendencia a la baja que lleva meses afectando a los plazos fijos cuya remuneración ha bajado mes tras mes sin excepción desde enero.

Lo que hace unos años parecía imposible hoy en día se adivina como un escenario no demasiado lejano. Los depósitos parecen acercarse al temido 0 % de rentabilidad lo que se traduciría en unas ganancias inexistentes por prestarle dinero al banco durante un plazo de tiempo determinado.

Lo cierto es que unos tipos oficiales en mínimos históricos, que permiten a la banca conseguir financiación en el Banco Central Europeo al 0 %, y una facilidad de depósito en tasas negativas, que obliga a las entidades de crédito a pagar por depositar su dinero en las arcas del regulador han provocado que captar pasivo haya dejado de ser una prioridad.

Cuentas remuneradas, la alternativa a los tipos bajos

La rebaja generalizada de los tipos de interés de los depósitos bancarios ha provocado el surgimiento de una nueva oleada de cuentas remuneradas con rentabilidades que a día de hoy parecen astronómicas, llegando incluso al 5 %. Sin embargo, el objetivo de estas cuentas corrientes no es acumular el ahorro de los clientes, sino incrementar su vinculación utilizando la rentabilidad como gancho.

Prueba de ello es que, en la mayoría de los casos, el saldo máximo remunerable está limitado y los intereses que pueden acabar devengándose no son excesivamente altos. ¿Se trata entonces de una mala opción para los ahorradores? Desde el comparador de depósitos y cuentas HelpMyCash.com apuntan que con algún banco tenemos que vincular nuestros cobros y nuestros pagos. La mayoría de los clientes necesitan un banco en el que domiciliar su nómina y sus recibos, así que por qué no hacerlo en una entidad que ofrezca rentabilidad por ello.

Mientras que el saldo vivo de los depósitos no para de caer, el saldo de las cuentas a la vista parece incrementarse de forma proporcionalmente inversa. Es de suponer que ante la debacle que han sufrido los depósitos, muchos ahorradores conservadores han preferido invertir sus ahorros en una cuenta a la vista con total disponibilidad antes que retenerlos en un depósito con un plazo fijo.

 

Las mejores cuentas remuneradas del mercado

El imbatible 5 % TAE de la Cuenta Nómina y No-Nómina de Bankinter lidera el ranking de las mejores cuentas remuneradas de HelpMyCash.com. Ambas cuentas incluyen una rentabilidad del 5 % durante el primer año y del 2 % durante el segundo año. Eso sí, el saldo máximo remunerable está limitado a 5.000 euros. No tienen comisiones e incluyen una tarjeta de crédito gratis. Además, permiten sacar dinero sin coste de más de 8.000 cajeros y no tienen comisiones por las transferencias. A cambio, en el caso de la Cuenta Nómina la entidad exige la domiciliación de una nómina de al menos mil euros, el cargo de al menos un recibo al mes o tres al trimestre y realizar un movimiento en compras mensual con la tarjeta. Los clientes que se decanten  por la Cuenta No-Nómina no tendrán que domiciliar sus haberes mensuales, pero la entidad les exigirá un gasto anual con la tarjeta asociada de al menos 3.000 euros y el cargo de diez recibos al trimestre.

Además >>  Top 5 de las ofertas ADSL, fijo y TV de agosto de 2013

Otra de las cuentas más populares de España, la Cuenta 1|2|3 de Banco Santander, ofrece una remuneración de hasta el 3 % TAE para un saldo de hasta 15.000 euros. Además, devuelve entre el 1 y el 3 % del importe de los recibos domiciliados. En total, el cliente podría llegar a ganar más de 1.500 euros brutos al año si aprovechase al máximo sus ventajas. En este caso, las condiciones son domiciliar una nómina de al menos 600 euros u otros ingresos recurrentes, tres recibos y utilizar la tarjeta asociada. Además, requiere el pago de una comisión mensual de 3 euros.

Por último, otra cuenta que combina rentabilidad y devolución de recibos es la Cuenta Evolución de Banco Mediolanum. Tiene una rentabilidad del 2 % TIN para el saldo comprendido entre 5.000 y 10.000 euros y un 1 % TIN para el saldo entre 1.000 y 5.000 euros. Además, la cuenta no tiene comisiones de mantenimiento ni por transferencias ni tampoco por las tarjetas y devuelve el 1 % del importe de todos los recibos.

Para disfrutar de la Cuenta Evolución es necesario tener contratado un producto gestionado (fondo de inversión, seguro de vida o plan de pensiones) por importe de al menos 15.000 euros y, según informa la entidad, escoger una opción para formar parte del programa Mediolanum a tu medida como domiciliar la nómina o la pensión.

Depósitos: ¿cómo combatir el temido 0 %?