Descuentos al repostar carburante: ¿cómo ahorrar al viajar en coche?

 

gasolina mangueraA veces, las dudas al planear un viaje no residen únicamente en el destino, sino también en qué medio de transporte utilizar para desplazarnos. ¿Avión, tren, coche? Uno de los más habituales, sobre todo para desplazamientos no muy largos, es el coche. Permite una mayor libertad, ya que una vez dentro se puede llegar al lugar más insospechado, además de ofrecernos la posibilidad de cambiar la ruta en cualquier momento. Eso sí, en el caso de optar por este medio tendremos que destinar una parte del presupuesto para el carburante. De hecho, viajar en coche no tiene porque ser la opción más barata. Al precio del carburante hay que añadirle el de los peajes y el de los aparcamientos, si es que optamos por utilizarlos, por lo que ahorrarnos un tanto por ciento del importe de la gasolina siempre es una ventaja.

¿Cuánto es posible ahorrar?

Las tarjetas de crédito son las mejores aliadas del conductor que no quiere abandonar el placer de viajar sobre cuatro ruedas, pero que tampoco está dispuesto a dejarse todo el presupuesto de las vacaciones en gasolina. Según datos del comparador HelpMyCash.com, la mayoría de tarjetas suelen ofrecer una bonificación de entre un 2 % y un 4 %, aunque hay excepciones. Eso sí, los descuentos están reservados para una determinada marca. De ahí que a estas tarjetas se les suela llamar tarjetas de fidelización, ya que buscan fidelizar al cliente y premiar su lealtad, por lo que para escoger la más adecuada tendremos que fijarnos, no sólo en el descuento que ofrezcan, sino en la marca de las estaciones de servicio a las que solemos acudir. Pongamos un ejemplo: si realizamos un gasto de 60 € en una estación de servicio y al pagar con la tarjeta nos descuentan el 4 %, el ahorro ascenderá casi a dos euros y medio. Y calculado para un consumo anual de 1.000 €, podremos ahorrarnos hasta 40 €.

 
Además >>  3 seguros que protegen los pagos online con una tarjeta

¿Cuál es la oferta actual?

Por lo general, la oferta se divide en dos grupos. Por un lado, se encuentran los bancos que incorporan en sus cuentas o tarjetas descuentos al repostar carburante, como por ejemplo ING Direct, que devuelve a los titulares de la Cuenta Nómina o Sin Nómina, ambas sin comisiones, el 3 % del importe gastado en las estaciones de servicio Galp y Shell; Openbank, que descuenta un 2 % diario y un 4 % los miércoles en Galp; o el Banco Sabadell, que bonifica a los titulares de la Cuenta Expansión con un 2 % en Repsol, Campsa y Petronor. Otro ejemplo, fuera de lo habitual, es la Tarjeta 1 2 3, comercializada tanto por el Banco Santander como por Openbank: tiene un coste de 48 € al año, pero devuelve el 3 % de lo gastado en multitud de gasolineras, un descuento que puede ascender hasta el 7 % al sumarle las ventajas del programa “Queremos ser tu banco” del Santander o del “Plan de Descuentos OK” de Openbank. En el otro extremo se encuentran las propias empresas que comercializan sus tarjetas de afiliación. Ejemplo de ello es la tarjeta Repsol Máxima, que ofrece un descuento del 2% en carburante y del 5% en las compras realizadas en la tienda y en el servicio de lavado. Otra tarjeta con una bonificación muy atractiva es la tarjeta Cepsa Porque tú vuelves, que ofrece un descuento de hasta el 5 % en gasolineras Cepsa y de un 1 % en el resto de establecimientos, siempre que no sean estaciones de servicio.

Descuentos al repostar carburante: ¿cómo ahorrar al viajar en coche?
Tagged on:                 

Comments are closed.