Diez razones por las que ser optimista

 

caritafelizAunque en las últimas jornadas los inversores parecen haber recobrado un poco de optimismo, y los mercados financieros han presentado varias ganancias consecutivas, los indicadores de sentimiento aún nos muestran que el pesimismo y la incertidumbre de los inversores aún se encuentran en niveles máximos. Son muchos los analistas y gestores profesionales con los que hemos hablado recientemente, que creen que nos encontramos en una nueva fase bajista de ciclo, cuyo primer objetivo serían los mínimos relativos que las bolsas formaron en marzo de 2009. Algunos se aventuran aún más abajo. Pongamos algunos ejemplos:

Viktor Shvets, de Samsung Securities, cree que nos encontramos en un “mercado estructuralmente bajista que durará entre 5 y 10 años”, y que las subidas de los últimos días es simplemente un rebote.

Albert Edwards de SG, creen que los miedos a la salud del sector bancario reaparecerán, y con ellos las bajadas en bolsa. Este analista también cree que nos encontramos en un mercado bajista estructural.

Bob Janjuah, codirector de Nomura, afirma que el proceso bajista “no ha hecho más que empezar. No será en línea recta, No será en línea recta, pero la tendencia bajista estructural de los activos de riesgo es a mi entender clara. Esta nueva fase bajista se inició en el segundo trimestre de 2011”.

Y así podríamos seguir y seguir. Pero no todos los analistas son tan pesimistas. Brett Arends de MarketWatch, nos expone 10 razones por los que el inversor debería buscar el lado luminoso en vez del lado oscuro.

1) Es el final del verano. Érase una vez, en que septiembre y octubre solían ser los meses más crueles en Wall Street. Una vez que todos sabían esto, simplemente los peores meses se adelantaron. Ahora se podría afirmar que el verano es el peor momento. Vimos fuertes liquidaciones en el 2007, 2009 y 2010 antes del rally de otoño.

2) Hemos tenido una gran corrección. En total, el mercado de valores de EE.UU. cayó un 20% del máximo al mínimo – una caída fuerte. Los mercados extranjeros también se derrumbaron. Una caída tan fuerte y tan generalizada suele aclarar el aire y generar oportunidades de compra.

3) Hemos formado un doble fondo – en realidad un triple suelo. Cuando el mercado se derrumbó a principios de este mes, el S&P 500 cerró en torno a 1120 el 8 de agosto, y volvió a probar este nivel el 10 y el 22 del mes. Una señal técnica positiva.

4) Mamá y papá están siendo bajista. Es una realidad deprimente que los inversionistas particulares tienden a vender las acciones en el momento equivocado y comprarlas en el momento equivocado. Hay evidencias históricas de esto. En realidad se podría haber hecho mucho dinero en el largo plazo comprando justamente cuando el público vende y vendiendo cuando el público compra. Y ahora están vendiendo – a lo grande. Los últimos datos del Investment Company Institute, muestran que los inversores particulares retiraron 84 mil millones de dólares de los fondos de inversión de EE.UU. desde el inicio de mayo hasta mediados de agosto, y las estimaciones de TrimTabs es que retiraron otros 14 mil millones dólares la semana pasada.

 
Además >>  Iberia suspendida de cotización hasta el lunes

5) Los Insiders están comprando. De acuerdo con un informe de Bloomberg de hace unas semanas, los altos ejecutivos habían comprado acciones de su propia empresa este verano al ritmo más rápido desde el suelo de mercado de marzo de 2009.

6) Las compañías están comprando acciones. TrimTabs informa que las empresas han comprado casi 100.000 millones de dólares de sus propias acciones sólo entre julio y agosto. Pueden hacerlo con dinero prestado – y gracias a la tendencia alcista del mercado de bonos, pueden pagar casi nada de interés por ese dinero. Esta es una enorme transferencia de riqueza del mercado de bonos al mercado de capital -y sugiere que uno debe ser más cuidadoso con los bonos, que con las acciones.

7) La gente tiene que mantener su dinero en alguna parte. Y Ben Bernanke, acaba de anunciar una guerra contra el dinero en efectivo, garantizando tasas de interés en mínimos por lo menos otros dos años. Mientras tanto, usted puede encontrar acciones líderes de mercado con rentabilidades por dividendo por encima del 3%.

8) Las acciones sólo parecen muy caras cuando se miden en dólares depreciados (o “pesos americano”, como los llama un amigo del mercado de divisas). Cuando se mide en una moneda fuerte como, por ejemplo, el francos suizo el S&P 500 se ha reducido dos tercios desde su máximo del 2000, y está casi de vuelta a los mínimos de 2009.

9) Todo el mundo está todavía muy nervioso, y eso debería ser alcista. El VIX el llamado “indicador de temor”, ha cerrado por encima de 30 por 21 días consecutivos. Los inversores siguen comprando más opciones put, para protegerse contra un crash de mercado, que opciones call para apostar por un rally.

10) Los inversores institucionales han entrado en pánico. La última encuesta de Merrill Lynch / Bank of America a gestores de fondos globales muestra que sus niveles de efectivo en este mes aumentaron por encima del 5%, el nivel más alto desde marzo de 2009, y casi tan alto como noviembre de 2008. Merrill llama a esto “capitulación” y dice que “se dispara una señal de compra para las acciones.”

Carlos Montero

Diez razones por las que ser optimista
Tagged on: