Diez valores que tirarán de la bolsa

 

Alba Redondo.

El Ibex 35 lleva cuatro meses batallando con los 11.000 puntos. Ha estado a punto de romper esta resistencia en dos ocasiones. La primera, a finales de julio, pero el optimismo en torno a la banca, tras el éxito de los test de estrés, se esfumó en los 10.800 puntos.

A mediados de septiembre lanzó otro ataque a la cota de los 11.000, pero fue demasiado tímido. En las últimas semanas ha vuelto a la carga, y los expertos creen que esta vez tiene más posibilidades. A la tercera podría ir la vencida.
Los profesionales apuntan que el entorno macroeconómico es incierto, con una recuperación aún en ciernes. Pero creen que hay tres factores que pesarán a favor de los índices de renta variable:

1) Las nuevas compras de deuda que, previsiblemente, anunciará la Fed a principios de noviembre podrían debilitar el euro y ayudar a las bolsas, al hacer menos competitivas a las empresas exportadoras.

2) La temporada de resultados. Los expertos creen que el consenso es muy negativo y que las empresas batirán al alza las previsiones. Hasta la fecha, el 65% de las empresas que han presentado sus cuentas del tercer trimestre ha sorprendido positivamente.

3) Los analistas indican que hay muchas empresas que se han quedado rezagadas en los últimos meses y que pueden coger carrerilla en el parqué de cara al final del año.

Según los datos de consenso de mercado elaborados por FactSet JCF, más de 34 valores de la bolsa española tienen potenciales de revalorización superiores al 20%. Otros 30 podrían subir entre un 10% y un 19% adicional. Entre ellos están algunos de los grandes valores del Ibex 35, que podrían liderar los movimientos del índice hasta final de año.

Repsol es uno de ellos. Pese al buen recibimiento que tuvo en el mercado la venta de una parte de su negocio en Brasil a la china Synopec (sus títulos subieron un 7% a principios de octubre), presenta un potencial alcista del 19,58%, según los datos de FactSet JCF. Javier Barrio, de BPI, explica que los inversores no han valorado en su justa medida la operación, que supondrá una gran impulso para los resultados de la compañía. El consenso de expertos espera que la petrolera mantenga el sólido crecimiento que mostró en el primer semestre, cuando ganó 1.338 millones, un 39% más que en el mismo periodo de 2009.

Alberto Morillo, de Consulnor, apunta que de cara al final de año, el rally estará liderado por compañías con alta exposición a mercados emergentes, como Repsol. Además, la empresa ofrece otro punto a favor: su alta rentabilidad por dividendo, del 4,78%.

Dividendos
Un tema que no es baladí, es que, en un entorno en el que las entidades financieras, e incluso las comunidades autónomas, ofrecen remuneraciones superiores al 4,5% por sus productos (depósitos en el caso de los bancos y los bonos en el caso de Cataluña), los expertos realzan la importancia del dividendo.

Gas Natural combina un buen potencial de revalorización, superior al 20%, con una alta rentabilidad por dividendo, del 8,14% (se espera que en 2011 sea del 8,86%). En lo que va de año acumula una caída del 26,93%, frente al 10% que pierde el Ibex 35. Barrio cree que la acción ya ha descontado todos los problemas con Sonatrach y las dudas regulatorias, por lo que podría comenzar a repuntar.

Los analistas apuntan que la empresa cotiza atractiva atendiendo a sus ratios. Su PER (relación precio/beneficio por acción) para 2011 se estima en 8,1 veces, cuando el de su sector en Europa ronda las 10,7 veces. Ofrece una rentabilidad por dividendo superior al 8%.

Eléctricas con luz propia
Iberdrola es otra de las compañías candidatas a liderar el Ibex (supone el 8,54% del índice, por lo que su potencial del 9,24% podría empujar al índice). Los analistas apuntan que, al igual que el resto del sector eléctrico español, se ha visto muy penalizada este año en bolsa por las dudas en torno a los cambios regulatorios, lo que ha ensombrecido sus buenos resultados. Los profesionales creen que el precio al que cotiza Iberdrola (6,06 euros) ya recoge el escenario más pesimista, y creen que hay argumentos para que sea uno de los líderes del Ibex en la recta final de 2010.

La batalla que mantienen Ignacio Sánchez Galán, presidente de la eléctrica, y Florentino Pérez, máximo responsable de ACS, accionista de referencia de Iberdrola, representa un conflicto beneficioso. En el mercado se espera que ACS lance un órdago para aumentar su participación hasta el 20% (desde el 12,6% actual) y lograr así presencia en el consejo de la eléctrica. Estos rumores animarán la cotización del valor en el medio plazo, según los analistas.

El 45% de los expertos que siguen el valor recomiendan comprar acciones.

Dentro del sector energético los profesionales también confían en el empuje de Enagás. Alberto Castillo, analista de Capital Bolsa, apunta que la empresa tiene una alta recurrencia de resultados, lo que apoyará su evolución bursátil en el medio plazo. El miércoles, de hecho, el valor estuvo entre los mejores del Ibex 35 tras presentar sus cuentas del tercer trimestre. Su beneficio después de impuestos fue de 254,9 millones de euros, un 17,2% más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde Banco Sabadell apuntan que las cifras fueron mejor de lo esperado por el consenso y que confirmaron que Enagás está en condiciones de batir sus previsiones de beneficios para el conjunto de 2010 (la compañía prevé un crecimiento del 10%).

Sabadell cree que crecerá, “al menos”, un 10,5% y le otorga un potencial alcista en bolsa del 29,05%.

Los analistas creen que muchas cotizadas con un fuerte peso en el Ibex tienen potenciales algo inferiores a los valores anteriores, pero pueden igualmente coger las riendas del índice. Telefónica, paladín principal del selectivo donde tiene un peso del 23,42%, ha aguantando bien los últimos envites de incertidumbre en el mercado (desde agosto suma un 8,46%). Aún así, los expertos creen que todavía tiene camino por subir.

 

El principal aliado del valor está en sus resultados. Se espera que la empresa de telecomunicaciones presente unas sólidas cuentas el próximo 11 de noviembre. El consenso anticipa un resultado de 2.232 millones de euros, un 11% más que en el mismo periodo del año anterior. Otras bazas a su favor son su fuerte presencia internacional, con una alta exposición a los mercados emergentes (afianzada con la reciente compra de Vivo), y su alta remuneración al accionista. Su rentabilidad por dividendo es del 7,25% y se espera que suba al 8,05% en 2011.

Anverso y reverso
En el terreno de las infraestructuras, dos son los candidatos alcistas: OHL yAbertis. Del primero, Josep Monsó, de Gaesco, destaca su fuerte presencia exterior, con negocios en países emergentes con fuertes crecimientos. Además, su deuda es a largo plazo y se debe a las inversiones realizadas. Los profesionales indican que los contratos tienen las tarifas aseguradas, por lo que la empresa no tendrá problemas para encarar sus compromisos financieros, un tema al que el mercado es muy sensible.

Barrio destaca que otro punto a favor de OHL es la posible salida a bolsa de su filial mexicana. La operación, valorada entre los 700 y los 800 millones de euros, pondrá “en valor unos activos que están infravalorados por el mercado”, dice el experto, lo que animará a OHL en bolsa. En el año, los títulos de la empresa que preside Juan Miguel Villar Mir sube un 28,08%. Los expertos le otorgan un potencial del 12,21%. Por ratios está barata, indican, pues en 2011 su PER será inferior a las 10 veces, frente a la media histórica de 15 veces del Ibex 35 y de las 11,6 veces a las que cotiza su sector en Europa.

Además >>  Chema Fandiño: ¿Rebote del gato muerto?

La situación de Abertis parece el reverso de la de OHL. En vez de vender, ha vivido una entrada de inversores, en concreto, del fondo de capital riesgo CVC, que compró a ACS su participación del 25,83% a finales de agosto por 2.860 millones de euros. Castillo apunta que la operación pone en valor a Abertis y aconseja entrar si la acción toca los 13 euros, pues tiene potencial.

Los valores de corte defensivo también pondrán su granito de arena para empujar al Ibex. Victoria Torre, responsable de análisis y producto de SelfBank, destaca en este segmeto a Grifols y a Ebro Foods. De esta última apunta que su nueva estrategia está dando sus frutos. “Hemos visto cómo ha ido deshaciéndose de partes de su negocio, como el lácteo, para centrarse en el de pasta fresca y buscar nuevos mercados para su crecimiento”, indica.

En este sentido, Ebro Foods acaba de negociar la compra de SunRice por 425 millones de euros. La operación es estratégica y dará apoyo a la cotización de la alimentaria. El consenso le da un potencial del 9,27%.

En el caso de Grifols, Torre apunta que el valor sufrió un castigo en bolsa durante el verano por la compra de Talecris, “debido a que la operación ha supuesto un incremento de su endeudamiento”. Sin embargo, la experta cree que en el medio plazo “la operación tiene sentidfo estratégico”, pues generará importantes sinergías. Además, Grifols pasará de ser el quinto mayor fabricante de hemoderivados del mundo al tercero. El consenso le otorga un potencial del 17,70%.

Los expertos creen que sus ratio son razonables teniendo en cuenta la recurrencia de sus resultados y el hecho de que juegue en un mercado con pocos jugadores. Su PER para 2011 será de 13,8 veces. Su rentabilidad por dividendo pasará del 2,37% al 2,57%, según FactSet JCF.

El empuje del 11.000
Esta decena de valores está llamada a empujar del Ibex 35. Si cumplen su cometido y logran colocar al índice por encima de los 11.000 puntos, los analistas aventuran que se podría dar un escenario de optimismo generalizado en la bolsa. David Ardura, subdirector de gestión de Gesconsult, explica que si el Ibex rompe la resistencia del 10.940, los grandes entidades españolas podrían recuperar parte del terreno perdido (el sectorial financiero español cae un 11% desde agosto).

Pequeñas compañías llamadas a grandes alegrías
Más allá de las grandes cotizadas el Ibex, las empresas medianas presentan interesantes oportunidades, según los analistas. Catalana Occidente es una de las que suena con más fuerza. David Ardura, de Gesconsult, explica que se trata de una de las aseguradoras más solventes de Europa. Añade que su principal negocio, el seguro de crédito, está creciendo a buen ritmo, por lo que se prevén buenos resultados en el medio plazo. El valor se ha quedado rezagado y ofrece un potencial del 35,79%. Se estima que en 2011 su PER sea de 6,8 veces, frente a las 7,1 de Mapfre.

Europac es otra de las empresas que más gustan. Ardura explica que su cotización (ayer cerró en 3,85 euros) no refleja la fuerte demanda de papel recuperado (uno de sus productos estrella) en Europa. La empresa, que presentará resultados el próximo jueves, prevé que su ebitda (resultado bruto de explotación) crezca más de un 200% en el tercer trimestre.

El entorno, según los analistas, es favorable a Pescanova, a la que ven un camino alcista del 29,78%. Barrio destaca que tiene muy buenos activos y un negocio muy sólido. Su perfil defensivo le ha permitido capear las turbulencias bursátiles y subir un 4,13% en el año. Aún así, los expertos creen que está infravalorada.

Pese a los interesantes potenciales, las firmas de análisis aconsejan escoger con cuidado los valores. Hay compañías, como Vértice 360º o San José, con precios objetivos un 80% por encima de sus niveles actuales de cotización. Sin embargo, los analistas advierten de que son cotizadas muy ilíquidas y muy volátiles, por lo que se debe esperar a que el entorno bursátil sea más favorable. Las inmobiliarias, que también tiene recorrido alcista. tampoco entran dentro de las apuestas.

El caso de los bancos
Santander y BBVA, que suponen el 20,34% y el 9,48% de la ponderación del Ibex 35, respectivamente, tienen interesantes potenciales alcistas. En el caso del primero, del 25,38%, y en el caso de BBVA, del 22,78%. Sin embargo, los expertos creen que, para que puedan recorrer este camino alcista, es necesario que el Ibex rompa los 11.000 puntos, pues será la señal de que el mercado será más indulgente con las dudas que sobrevuelan el sector financiero, ligadas a los resultados de la gran banca europea.

Los rumores sobre una posible ampliación de capital de BBVA para comprar un porcentaje del turco Garanti tampoco han ayudado. Aun así, los expertos creen que ambas entidades tienen negocios sólidos, bien diversificados, y atractivas rentabilidades por dividendo, por lo que podrían hacerlo bien si mejora el sentimiento del mercado. En cuanto a la banca mediana, todo indica que seguirá rezagada por el aumento de la mora en 2011 y los problemas de la economía española.

Grandes corporaciones para sacar jugo a Europa
Los índices europeos se han comportado mejor que el español en lo que va de año, en parte, porque están menos expuestos a los riesgos financieros. El Dax alemán es el mejor, con un avance del 10,25%. El Ftse británico también está en positivo, con un saldo del 4,31%. El Cac francés cede un 3,06%. El Ibex 35 descuenta un 9,44%.

Pese a esta mejor evolución, los expertos confían en que las bolsas europeas todavía puedan escalar algunos peldaños de aquí a final de año. En su caso, el empuje podría llegar de las grandes corporaciones. Un ejemplo, en la bolsa gala, es Total. David Ardura explica que la petrolera se ha quedado rezagada con respecto al sector (cae un 14,23% en 2010 frente al 8% que se anotan de media sus competidoras) pese a la solidez de sus resultados. Además, la subida del crudo (el ‘Brent’ gane un 3,6% en el año) apoyará sus avances.

Tiene un potencial del 23% según el consenso de Bloomberg, y el 70% de los analistas recomienda comprar. En el sector de telecomunicaciones, Alberto Morillo apunta a KPN. La holandesa tiene interesantes márgenes y buenos ratios, según las firmas de inversión. Su PER es de 7,89 veces, bajo para la media del sector (que suele ser superior a la de los índices por su elevado crecimiento), y su rentabilidad por dividendo es del 6,21%. Los analistas apuntan que, cuando se reactiven los movimientos corporativos, KPN es una clara candidata a recibir ofertas de compra. El 66% de los expertos tiene un consejo de compra sobre el valor. Su potencial alcista es del 11%.

Diez valores que tirarán de la bolsa
Tagged on:                             

Comments are closed.