¿Dónde invertir sin que nos afecte la volatilidad de los mercados?

 
crowdlending
Funding Circle

El brexit, la inestabilidad en Turquía, la incertidumbre política en nuestro país o la bajada del precio del petróleo han hecho de los mercados un terreno muy volátil en lo que va de año, algo que a los inversores españoles puede intimidar a la hora de buscar dónde invertir. Sobre todo si tenemos en cuenta que los inversores españoles son, por lo general, muy conservadores y cortoplacistas, y es que uno de cada tres solo mantendrá sus inversiones un máximo de 12 meses, un 48 % entre uno y tres años y solo el 19 % lo hará con unas perspectivas superiores a los tres años, de acuerdo con los datos del Schroders Global Investor Study 2016.

Con este panorama, y teniendo en cuenta que los depósitos ahora ofrecen rentabilidades cercanas al 0 %, las plataformas de crowdlending se han posicionado como la alternativa de inversión para huir de las turbulencias de la bolsa y conseguir unos beneficios superiores a los que ofrecen otros productos de inversión además de darnos la oportunidad de invertir en la economía real.

¿Cómo funcionan las plataformas de ‘crowdlending’?

Las plataformas de crowdlending utilizan las nuevas tecnologías para poner en contacto a personas o empresas que buscan financiación con inversores dispuestos a prestársela a cambio de una rentabilidad. Cuando un particular o una entidad solicita financiación la plataforma realiza un análisis crediticio a partir del cual le asigna un nivel de riesgo. Esta categoría les indicará a los inversores el riesgo de impago según los parámetros analizados. Mientras más alto sea el nivel de riesgo más intereses pagarán los prestatarios y más rentabilidad obtendrán los inversores, según nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com.

Si bien invertir en préstamos P2P, o crowdlending, no es tan seguro como hacerlo en un depósito, ya que el capital no está asegurado por ningún Fondo de Garantía, sí que su descorrelación con los mercados tradicionales los convierten en la opción intermedia entre rentabilidad y riesgo. Están supervisados tanto por la CNMV como por el Banco de España. Además, la “Ley de Financiación Empresarial” quiso limitar los riesgos de los particulares y restringió el capital máximo que podemos invertir a 10.000 euros anuales, aunque es posible invertir más capital si nos convertimos en inversores acreditados.

 
Además >>  Las mejores oportunidades para invertir

A la hora de comenzar a invertir en estas plataformas debemos tener en cuenta su músculo financiero, es decir, cuánto dinero han concedido hasta el momento, lo que nos permitirá saber cuántos inversores han confiado en ellos. Además, mientras más músculo financiero tenga más rápido será diversificar nuestra cartera de manera óptima ya que habrá más préstamos en los que podemos invertir. Un ejemplo de una plataforma óptima con un gran músculo financiero sería LoanBook, una entidad que nos permite invertir en préstamos y pagarés a empresas españolas, que ya ha concedido más de 12 millones y medio de euros, y firmar alrededor de 25 nuevos préstamos al mes, lo que nos permite conseguir la diversificación óptima en un plazo de 6 semanas de media.

Otros factores importantes a tener en cuenta son la pérdida media esperada por impagos de los préstamos según el nivel de riesgo y las comisiones que nos cobrarán por utilizar estas plataformas.

¿Dónde invertir sin que nos afecte la volatilidad de los mercados?
Tagged on: