El ‘Crowdlending’ como complemento a la financiación bancaria

 
crowdlending
Funding Circle

Es muy probable que si preguntamos a un empresario si cree que debe diversificar sus productos, clientes y proveedores para evitar riesgos, la respuesta sea, en el 100 % de los casos, un sí rotundo. ¿Sería lamisma respuesta si le preguntamos sobre financiación? Mayoritariamente también y, no sólo eso, sino que nos diría que, por supuesto, ellos ya diversifican pues trabajan con tres o cuatro bancos. He aquí la cuestión: ¿qué tipo de modelo de negocio tienen los bancos? Según Sandra Font, Responsable de Financiación Internacional y Alternativa de ACCIÓ: “pues el mismo para todos. ¿Qué ocurrió cuando estalló la crisis financiera en 2007 – 2008? Todos redujeron crédito. ¿Y con la aplicación de Basilea III a partir de 2010? A la práctica, todos redujeron crédito. Más cosas: en España, en 2009 había 65 bancos y cajas, y en 2013 sólo quedaban 16. ¿Qué ocurrió con las pólizas de crédito para, por ejemplo, un empresario que tenía tres pólizas en tres bancos distintos que se fusionaron? De hoy para mañana, sus pólizas quedaron reducidas, drásticamente, a un tercio”. Sí, parece que estamos en un país fuertemente bancarizado que, a pesar de lo vivido, cuando se piensa en financiación, se piensa automáticamente en financiación bancaria.

Según Sandra Font, en una entrevista con el comparador financiero HelpMyCash.com: “Hay que fijarse en lo que están haciendo los países económicamente más avanzados. Y, ¿qué están haciendo al respecto? Complementar,sin duda, la financiación bancaria con financiación alternativa. Si nos fijamos por ejemplo en las pymes de Estados Unidos y Reino Unido, la cuota de financiación alternativa supera el 70%. En Francia y Alemania está cerca del 50%. En España no llega al 10%”.

¿A qué nos referimos con financiación alternativa? Toda aquella que no sea bancaria: crowdlending, invoice trading, crowdequity, business Angels, private equity, venture capital, etc. Centrémonos en el primero, el crowdlending, un gran complemento a la financiación bancaria. ¿En qué consiste?

¿Alguien recuerda casos de cantantes, por ejemplo, que hacían solicitud de donaciones para editar su CD a través de Facebook, Twitter u otras redes sociales? Pues el crowdlending es un instrumento parecido en origen pero más evolucionado. En palabas de Sandra Font: “Se trata de poner en contacto muchos inversores (tanto particulares como, sobre todo, profesionales) con pymes (también particulares) que necesitan un préstamo, y todo ello de manera ágil a través de una plataforma online”. De ahí que estas nuevas herramientas se denominen Fintech: “fin” de financiación, “tech” de tecnología.

Para los inversores tiene muchas ventajas: es un nuevo activo financiero donde invertir, a rentabilidad correcta, riesgo moderado e independiente de los mercados y, muy importante también, les da la posibilidad de invertir en economía real, en aquellas empresas que están creando puestos de trabajo para su país.

¿Y las ventajas para las pymes?:

Transparencia, es decir, podemos encontrar de manera fácil en la página web todas las condiciones relativas al préstamo, como el tipo de interés, las comisiones, la cantidad máxima a la que podemos acceder, la documentación a presentar, si es necesario un aval, etc. Sin letra pequeña.

Rapidez con la que se formalizan los préstamos. Esta es una de las ventajas más atractivas que ofrecen las plataformas de crowdlending con respecto a los bancos. Normalmente sabremos en 1 o 2 días si nuestra solicitud de préstamo ha sido aprobada por la plataforma y éste será completamente financiado por los diferentes inversores en un plazo medio de 15 días. Sí o no, pero en 48 horas.

No hay venta cruzada. La mayoría de las pymes, cuando van al banco a buscar financiación, entran pidiendo un crédito y salen con el crédito, un seguro de vida, un plan de pensiones para sus directivos… Obviamente, esto encarece la financiación, aunque inicialmente parezca que el crédito bancario sea a un tipo de interés nominal menor. Las plataformas de crowdlending sólo venden préstamos, nada más.

 
Además >>  El Ibex 35 cierra plano (+0,04%), en una jornada marcada por el repunte de la banca

Pero ¿cómo escoger la mejor plataforma de? Debido a que se trata de una forma de financiación relativamente nueva y a la cultura de país, las empresas sienten desconfianza. Por esto Sandra Font explica varios parámetros a tener en cuenta:

Un buen equipo es clave. El equipo que realiza el análisis de riesgo determinará que se financien empresas con alta probabilidad de devolución de los préstamos. El equipo tecnológico debe encargarse de garantizar agilidad, rapidez y seguridad de los datos. El equipo de inversión debe conseguir captar inversores para tener músculo financiero y, como no, el equipo comercial debe atraer buenas pymes para que utilicen el crowdlending. Y vuelta a empezar. Por tanto, el equipo debe ser del más alto nivel.

Volumen de operaciones. En la web deben verse las operaciones que se han firmado hasta ahora. Esto nos dará una idea del músculo financiero que tiene la empresa y de cuántas empresas han confiado ya en esta plataforma. Mejor cuanto más volumen.

Nivel de impagados y recobro. Si el volumen se ha conseguido a costa de impagados, tampoco es bueno. Es inevitable que, tarde o temprano, se produzcan impagados, pero la tasa debe ser pequeña y la plataforma, si es de las mejores, debe tener cubierto el servicio de recobro. Por tanto, nivel de impagados bajo y servicio de recobro.

Homologación por la CNMV y acreditación. La ley del crowdfunding en España se aprobó en abril de 2015. Actualmente, las plataformas están en proceso de homologación. Cuando haya terminado el proceso, la plataforma que esté homologada estará bajo la supervisión de la CNMV y del Banco de España. Además, encontramos el caso de Cataluña donde las plataformas de crowdlending de más calidad han sido acreditadas por ACCIÓ. Esta agencia realiza controles continuos para asegurarse de que cumplen los requisitos exigidos para conseguir la acreditación, lo que nos da una seguridad extra. Como ejemplo de plataformas de crowdlending acreditadas encontramos a Loanbook y Arboribus, que ya han aprobado préstamos a pymes por un total de 7,8 millones y 5,7 millones de euros respectivamente.

Teniendo en cuenta estos aspectos nos aseguramos de que la plataforma de crowdlending a la que acudamos es competitiva y así podremos diversificar nuestras fuentes de financiación correctamente. Al final, una buena diversificación – de producto, clientes, proveedores y financiación -, permitirá a nuestra empresa ser más competitiva.

A pesar de ser un país de fuerte tradición bancaria y de la desconfianza inicial que pueda despertar la financiación Fintech, debemos adaptarnos y mirar al futuro con optimismo: “El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas…” Así que, “ajustemos nuestra financiación bancaria sumando una buena alternativa”.

El ‘Crowdlending’ como complemento a la financiación bancaria
Tagged on: