El euro no se ve impulsado por el acuerdo griego

 

Además de los titulares de riesgo griegos esta semana, el otro evento de riesgo clave dentro de la zona euro es la reunión del Banco Central Europeo (BCE) este próximo jueves, reunión en la que se centrará el mercado y se fijará en qué dirá su presidente, Mario Draghi, sobre la economía y la evolución del programa de relajación cuantitativa (QE). No hay razones reales para que veamos un efecto contagio en la periferia europea en estos momentos.

Bruselas
Aunque se ha llegado a un acuerdo en Bruselas para Grecia, aún tiene que ser ratificado en Atenas. Foto: iStock

Se supone que tenemos un “acuerdo” en Bruselas, aunque deberíamos saber por ahora que cuando Tsipras regrese a Atenas con este acuerdo bajo el brazo, su futuro también es incierto. Los términos no parecen especialmente generosos y ya conocemos cuál es la reacción popular a un acuerdo similar, por tanto, ¿por qué el Parlamento griego debería aceptar este acuerdo?

Aún así, algunos de los términos más duros que flotaban durante la cumbre parecen haber caído a la cuneta, propuestas como poner una base de un fondo de privatización (de los activos públicos griegos) en Atenas en lugar de en Luxemburgo. La Unión Europea (UE) está dispuesta a inyectar 25.000 millones de euros en el sistema bancario griego para ayudar a recapitalizar la banca del país.

Parece que el mercado prefiere contener la respiración hasta tener una mayor claridad ante cualquier giro que se pueda producir. Toda la incertidumbre acumulada que fue evidente en la volatilidad implícita vista en las opciones del euro-dólar (EURUSD) en las últimas semanas ha dejado de provocar cualquier movimiento direccional hasta el momento, y tal vez algunos quieren hacer un compromiso significativo del capital, cuando los valores de las opciones estén decayendo y en medio de la falta de señales técnicas convincentes.

Gráfico EURUSD

El euro-dólar (EURUSD) se mantiene en rango de rebote, mostrando la falta de disposición o voluntad para hacer cualquier compromiso direccional significativo, probablemente hasta que esta situación de Grecia se haya dejado de lado – y en términos del EURUSD, incluso si el Parlamento griego está de acuerdo con este acuerdo, el repunte del par podría ser muy limitado si el foco se vuelve rápidamente hacia la política monetaria de la UE así como hacia unos datos de Estados Unidos más fuertes.

La resistencia táctica del euro-dólar podría centrarse ahora alrededor de los máximos del viernes, justo por encima de 1,1200 y después hacia la reciente resistencia en zonas de 1,1250.

Por encima de estos niveles, las líneas más claras las tenemos alrededor de la línea descendente de consolidación así como de la media móvil de 200 sesiones descendente cerca de 1,1550. Del lado bajista, un cierre por debajo del nivel de 1,1000 parece un argumento convincente para que veamos mayores caídas en adelante.

John J Hardy_EURUSD 20150713
Fuente: Saxo Bank

Mientras la mayoría de la gente se está distrayendo con Grecia, posiblemente el mayor evento de riesgo de esta semana sea el testimonio de la presidenta de la Fed de EE.UU., Janet Yellen, antes del Congreso. La pregunta abierta en estos momentos es si hay algún señal que preocupe lo suficiente a la Reserva Federal sobre causas externas (la caída del mercado chino, Grecia) para seguir manteniendo un tono muy cautelosos ante la primera subida de los tipos de interés.

Perspectivas para las principales divisas (G10)

USD: El testimonio de Janet Yellen este miércoles/jueves será la clave esta semana en EE.UU. – el mercado es extremadamente complaciente con la Fed, pero luego de nuevo, ¿Cuándo fue la última vez que Yellen redujo su tono hawkish? Otras claves de la semana se centrarán en los datos macroeconómicos que se conozcan al otro lado del Atlántico, como las ventas minoristas que verán mañana la luz.

 
Además >>  Los Estados no están a salvo, tampoco lo están las empresas. Bonos corporativos, la próxima pillada

EUR: El “resultado” de la cumbre entre Grecia y los socios europeos se ha estado produciendo hoy – sólo hay que recordar que el “acuerdo” en Bruselas no es el fin de la historia y el problema griego y el entusiasmo inicial podría producirse rápidamente hacia el rango de negociación hasta que veamos los próximos y/o nuevos pasos a finales de este semana. Incluso si se ratifica el acuerdo, el renovado enfoque en el carry trade del euro podría significar un euro bajista en casi todos los cruces.

JPY: Continúa negociando como un proxy para el riesgo, con la clave para el par dólar-yen (USDJPY) probablemente siendo el destino de los principales índices bursátiles del mundo y si las medias móviles de 200 sesiones permanecen intactas (tanto del índice S&P 500, el DAX alemán y hasta el índice de Shanghai han estado interactuando con sus respectivas medias móviles de 200 sesiones en los últimos días).

GBP: Cualquier repunte del euro ante un acuerdo griego puede desvanecerse más rápido, ya que la libra es una estrategia procíclica y un fuerte repunte en el apetito de riesgo probablemente se lleve de nuevo la mayor atención a la divergencia de la política monetaria y las perspectivas sobre cuándo se producirá la primera subida de tipos del Banco de Inglaterra.

CHF: El franco suizo está sumido en un rango desde hace mucho tiempo y se encuentra a la espera de una mayor claridad sobre Grecia y su finalmente las tasas negativas actuales son lo suficientemente bajas para pesar en contra del BCE.

AUD: El dollar australiano ha estado cotizando de forma lateral ya que el RBA falló a la hora de proporcionar señales fuertes y concretas sobre los tipos de interés. Veremos algunas preocupaciones de los bajistas en el par dólar australiano-dólar estadounidense (AUDUSD)si no vemos una reanudación de la tendencia bajista pronto.

CAD: El dólar australiano se mantiene aún bastante débil ante los débiles precios del crudo y el ciclo de máximos que no están muy lejos por encima de 1,2800.

SEK: La corona sueca se encuentra en la parte alta del rango ¿Una vuelta del apetito de riesgo mantendrá intacta la resistencia alrededor de 9,40/42? Los datos de IPC sueco que se conocerán mañana son la clave para la divisa esta semana.

NOK: La corona noruega ha estado teniendo un peor comportamiento ante la debilidad de los precios del crudo, pero sería interesante ver si una vuelta del apetito de riesgo podría fomentar una reversión técnica convincente en el par euro-corona noruega (EURNOK), lo que sería un cierre significativamente por debajo de 8,85.

John J Hardy is head of FX strategy at Saxo Bank
www.saxobank.es
El euro no se ve impulsado por el acuerdo griego
Tagged on: