El euro vuelve a poner en jaque su soporte clave

 

C. Triana.

El miércoles funcionó como un reloj y sustuvo al euro. Seguimos muy atentos a que no ceda al cierre los 1,37$. No sólo se ve afectado por la subida del dólar, sino también por la crisis europea.

Con la cumbre del G20 como escenario, ya les hemos estado contando en los últimos días que las divisas iban a copar parte de la reacción de los mercados. Y así está siendo. Los mensajes que están lanzado las autoridades norteamericanas (las verbales porque la real es el plan de estímulo de la Fed) es no quieren un dólar débil. Es una falacia, porque lo necesitan, pero el mercado está comprando esta idea como una forma de ceder ante las presiones de los países emergentes.

De hecho, desde los mínimos de la semana pasada del Dollar Index, que se marcaron el jueves tras la resaca de la decisión de la Fed y la total inacción del BCE por evitar la subida del euro, este indicador, que mide la evolución de las divisas frente a las principales del mundo, se anota un 2,7%. Está encarando en estos momentos la zona de los 78 puntos. Si consigue ir más allá y confirmalo, es decir superar el nivel de los 78,6 dólares, comenzaría a plantearse el debate de si vamos a asistir a un cambio de tendencia a medio plazo en la evolución del dólar.

 

Y ese cambio puede afectar a nuestras estrategias en divisas. La primera, la alcista sobre el euro/dólar. Hoy la divisa europea vuelve a perder el soporte clave de los 1,37$. Es la segunda vez en dos días que lo cede y la hora es hasta coincidente: antes de la apertura de Wall Street.  Ahora esperamos a ver cómo finaliza la jornada.

Además >>  El barril de Brent supera los 110 dólares por primera vez desde septiembre de 2008

La crisis europea pasa factura

En la corrección que vive el euro existe algo más que un intento de rebote del dólar. Desde el máximo de la semana pasada, que también se produjo el jueves, la moneda europea cede alrededor de un 3,5%. Las ventas de euros están coincidencia con el rebrote de la presión en el mercado de bonos a la deuda de los países periféricos, que hoy vive un nuevo capítulo. La rentabilidad del bono español marca máximos y también la del irlandés. Algunos bancos de inversión esperan que el BCE haga público que está realizando compras para relajar las tensiones.

El euro vuelve a poner en jaque su soporte clave
Tagged on:                 

Comments are closed.