El Gobierno habilitará controladores militares para garantizar el tráfico aéreo

 
El Gobierno se ha visto obligado a habilitar a los controladores militares en la función de los civiles a fin de minimizar al máximo el pulso que mantienen con el Ejecutivo por la negociación del convenio colectivo.
Esa es la conclusión a la que el ministro de Fomento, José Blanco, la ministra de Defensa, Carme Chacón y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llegado esta mañana tras una reunión en la que han tratado una alternativa para dar salida a los vuelos y minimizar al máximo la huelga de controladores aéreos. “La habilitación se hará con rapidez y responde a la necesidad de alternativas, por nuestra obligación es garantizar la navegación aérea de nuestro país con la máxima seguridad”.
Personal militar
En declaraciones a la Cadena SER, Blanco ha explicado que se requiere una orden del presidente del Gobierno para que el personal militar pueda ocupar puestos de trabajo en los aeropuertos civiles, pero que previamente éstos tienen que estar habilitados.
Las causas como el estrés, la ansiedad o la depresión que aducen los controladores aéreos para justificar sus bajas médicas son “incompatibles” con las condiciones que deben reunir estos profesionales, ha dicho Blanco.
En su opinión, si estos motivos se reiteran “probablemente” haya nuevas pruebas para acceder a este tipo de puestos, ya que “podemos estar ante personas que no están capacitadas para desempeñar ese trabajo”.
Inspecciones a la Seguridad Social
Asimismo, ha anunciado que la Seguridad Social ya ha comenzado con las inspecciones de trabajo para investigar las causas de las bajas médicas, y que si se confirma que éstas no fueron justificadas “puede haber despidos”.
Además, Blanco criticó que la forma “abusiva” de protesta que los controladores realizan cuando “mas daño” hacen a la economía, al país y las compañías aéreas, no se corresponde con sus condiciones laborales.
Horas extras
Así, indicó que los controladores no trabajan más horas que el año pasado aunque reconoció que cobran menos al no facturar las horas extraordinarias las cuales, indicó, suponían antes un tercio de las horas trabajadas y se cobraban al triple que las ordinarias. “Parece que el dinero da salud”, opinó.
Respecto a la jornada de hoy, Blanco informó que en el aeropuerto del Prat en Barcelona, el 32 por ciento de los controladores no ha acudido a su puesto de trabajo y que han tomado medidas para asegurar que el retraso medio de los vuelos sean de unos veinte minutos.
Mañana, a la Fiscalía
Blanco también avanzó que llevará ante la Fiscalía esta semana, “probablemente mañana”, toda la información necesaria, porque entiende que la actuación de los controladores obedece a “consignas y a una estrategia premeditada”.
“Minutos antes de incorporarse al trabajo es cuando los controladores trasladan a AENA las bajas para que no tenga capacidad de maniobra, lo hacen cuando más daño están causando al país, al turismo, a las compañías aéreas y no hay ninguna razón para ello”, apuntó.
El ministro de Fomento recordó que en la ley está previsto que quien no cumpla con ella pueda ser despedido e insistió en que los controladores aéreos están muy bien pagados, pues muchos de ellos cobran 2,5 veces más que el médico que le da las bajas o que él mismo como ministro.
Además, Blanco subrayó que los controladores no están trabajando más que el año pasado. Así, precisó que el número de horas que van a trabajar este año, por ejemplo, en el centro de control de Barcelona, es un 15% inferior al de 2009, con la diferencia de que el año pasado cobraban las horas extraordinarias al triple de las horas ordinarias. “Con más dinero parece que había menos dolores y menos estrés”, afirmó el ministro.

También te puede interesar:

Además >>  Las rentas superiores a 24.000€ no se deducirán por comprar una vivienda
El Gobierno habilitará controladores militares para garantizar el tráfico aéreo