El Ibex se frena en la directriz

 
Los toros no lograron ayer recuperar la directriz alcista en el Campeador pero tampoco ceden el último hueco bajista, movimiento lateral entre dos zonas bien definidas a la espera de la decisión de Wally, continuar al alza o corregir 
EL CAMPEADOR ATASCADO. No puede el selectivo español recuperar la directriz alcista que le guiaba desde los 7.600 puntos y permanece por debajo de la misma. A pesar de tener un canal de aceleración con máximos y mínimos crecientes, la falta de momento que arrastra desde hace meses el selectivo español, se puede meter durante más tiempo en un tedioso lateral. Mientras no se rompan con fuerza los 8.967 puntos y se sitúe por encima de la media móvil de las 200 sesiones, no podemos más que esperar. Si se pierden los 8.500 puntos los bajistas estarán en disposición de llevar al Campeador a los 8.120 puntos. - Chema Fandiño
Chema Fandiño 

Se frenaron de nuevo los alcistas en plena directriz por segunda vez, no logran salir al alza con contundencia, lo que nos puede llevar a un movimiento lateral durante algo más de tiempo, entre los 8.967 y los 8.500 puntos está encerrado el selectivo español en dicho lateral, empieza a ser preocupante la falta de iniciativa de los toros en el Campeador después de ver como el resto de selectivos de la renta variable ya salen con fuerza en busca de las siguientes resistencias, aunque los osos tampoco parecen estar muy sobrados de fuerzas, en cuanto se llegan a zonas de soporte desaparecen con rapidez y los toros terminan salvando zonas complicadas como fueron los 8.500 puntos la semana pasada y en esta los 8.700 puntos.

Lo cierto es, que de momento y después de la consolidación que nos llevó a mencionados 8.500 puntos, podemos trazar un canal de aceleración previo a la ruptura alcista. Los mínimos que unen dicho canal son crecientes y los máximos también, mientras no veamos mínimos decrecientes no se encenderán las alarmas, habrá que seguir esperando con paciencia y vigilando muy de cerca las dos zonas que delimitan el lateral. Solo viendo al Campeador por encima de la media móvil de las 200 sesiones y rompiendo con fuerza los 8.967 puntos a cierre semanal, habrá victoria alcista. De la misma manera, mientras no veamos rotos los 8.500 puntos a cierre tampoco tendremos salida bajista, pero si deja claro la falta de momento del selectivo español, que dura ya meses. Poco más se puede añadir al ya tedioso y aburrido transcurrir del gráfico del índice español.

En el Emperador europeo nos acercamos los 2.600 puntos, nivel donde se rompió la tendencia en el mes de agosto del año pasado, donde los bajistas pueden estar esperando para iniciar un ataque en forma de corrección. Una posible cuña nos avisa que podría estar cercana una corrección de cierta entidad que lleve al selectivo europeo a buscar los 2.450 puntos o incluso a desarrollar un pullback hacia los 2.400 puntos. Viendo un cierre diario por debajo de la directriz acelerada que forma la posible cuña, sería la primera señal del ataque de los osos. Si por el contrario se consiguen superar a cierre semanal los 2.600 puntos, las toros habrían dado un paso de gigante para buscar la parte alta del canal alcista y alcanzar zonas entre los 2.700 / 2.800 puntos. Todo está en función de lo que hagan los chicos de Wally, que ya se encuentran también en zonas de un probable descanso a las fuertes subidas de meses atrás.

Además >>  Cortan por lo sano

Los 1.370 puntos del General Custer están ya a tiro de piedra, ayer se quedo a tres puntos de dicho nivel como ya analizamos hace tiempo, que podría llegar y dejó dibujado un doji similar al dibujado el mes de mayo de 2011 en esos mismos niveles, si los osos consiguen situar al S&P por debajo de la directriz acelerada que le guía desde los 1.250 puntos, podremos tendremos la esperada corrección que tantos analistas llevan esperando desde ese nivel, donde decían que no iría más allá. Un movimiento correctivo que de llegar, no sería más que una saludable forma de trazarnos un nuevo mínimo ascendente dentro de la impecable tendencia alcista del selectivo americano y aliviar así la altísima sobrecompra que ya se ve en alguno de los indicadores como el RSI o el Estocástico. Si al contrario, viéramos un cierre semanal por encima de los 1.370 puntos sin perder la directriz acelerada, los toros seguirán forzando la máquina de las subidas y buscar los 1.400 puntos.

 

A los índices tecnológicos, los más avanzados en el movimiento alcista, una vez superadas la resistencias del año 2007 y con una tendencia impecable no podemos descartar tampoco que inicien ya una corrección a cubrir el hueco alcista de ruptura en los 2.885 puntos e incluso a cerrarlo y buscar los 2.750 puntos para desarrollar un nuevo mínimo ascendente sobre la directriz alcista que le guía desde los 2.300 puntos. En ese nivel tiene además la media móvil de las 50 sesiones y el último máximo alcanzado el pasado mes de octubre del año pasado.

A la espera quedamos de ver como reacciona el S&P en los 1.370 puntos en esta semana y si decide buscar los 1.400 puntos o por el contrario comienza la sana corrección que no debe tardar en llegar. El problema es para nuestro selectivo, si corrigen los índices americanos, el Campeador ni tan siquiera a conseguido cerrar el hueco bajista de los 8.960 puntos y podríamos verle de nuevo en la zona baja de los 8.000 puntos, es lo que tiene ser el último de la fila.

El Ibex se frena en la directriz