El mundo de los neumáticos: diferentes modelos y aplicaciones

 

Diferentes modelos de neumáticos: Aunque para ojos no expertos puedan parecer todos iguales, esto no es cierto. Conocer los diferentes modelos, así como sus características y aplicaciones, es importante para sacar un mayor rendimiento a nuestro vehículo, y de igual forma disfrutar totalmente con la conducción. Podemos clasificar los diferentes tipos de neumáticos en cuatro grupos: según la estación, según la estructura, según la aplicación y según el modelo.  

Neumáticos según la estación: Según este parámetro podemos distinguir 3 tipos: en primer lugar, el neumático de verano, para las estaciones de primavera y verano. En segundo lugar, nos encontramos con los neumáticos All season tire, que son ideales para todo el año, así como para lugares donde el invierno no es duro. Y por último, los neumáticos de invierno, que proporcionan una buena conducción con bajas temperaturas, pues están especialmente diseñados para mejorar la frenada y la tracción sobre carreteras heladas o nevadas.

neumatico continental contiwintercontact TS850

Neumáticos según la estructura: De acuerdo a la estructura de los neumáticos podemos distinguir 3 tipos fundamentalmente. El primero de ellos es el neumático radial, que proporciona una gran estabilidad, así como permite una conducción buena a altas velocidades. El segundo es el neumático diagonal, que aporta un rendimiento fijo general, aunque desde la llegada del radial está comenzado a caer en desuso. El tercero y último es el neumático sin cámara, que fueron diseñados con el fin de proteger a vehículos y usuarios ante posibles pinchazos a altas velocidades. Al no utilizar una cámara, sino un aislamiento interior de un material bastante resistente, se evita la rápida perdida de aire ante un eventual pinchazo. Aun así, no debemos olvidar revisarlos periódicamente.

 
Además >>  San Juan de Aznalfarache, encanto a orillas del Guadalquivir

Neumáticos según su aplicación: Aquí aparecen de nuevo tres clases de neumáticos. Los primeros son de uso general, esto es, no son específicos para emergencias. Los segundos son los de emergencia, es decir, aquellos que debemos llevar siempre con nosotros para ser utilizados en el momento en el que alguno de los cuatro de uso general sufran algún percance. Por último los de marcha en condición desinflada son aquellos que, aun cuando la presión del interior haya llegado a cero, pueden seguir utilizándose durante algún tiempo más. Estos neumáticos son bastante útiles, dado que no siempre que tenemos un pinchazo podemos detener el vehículo y emplearnos en la sustitución del neumático.

Neumáticos según el modelo: Dentro de esta clasificación encontramos un mayor número de tipos, que se dividen de acuerdo a las funcionalidades, el rendimiento y el aspecto externo. Aquí encontramos los de tipo nervado, Lug (o tipo oreja), los nervado-oreja, los tipo bloque y, por último, los de tipo asimétrico. En este ámbito, una empresa como Oponeo puede ser de vital importancia a la hora de informar acerca del extenso mundo de los neumáticos, así como ayudar a todo el que lo necesite.

El mundo de los neumáticos: diferentes modelos y aplicaciones
Tagged on: