El oro se consolida como valor refugio y el negocio se extiende en España

 
Efe.
La crisis económica y la inseguridad financiera han recuperado el antiguo interés de los inversores por el oro, el valor refugio por excelencia, lo que ha multiplicado por cinco su precio en los últimos ocho años y prolongará la tendencia alcista hasta que doble su valor actual, según el sector.
La onza de Oro puro cotiza actualmente en el mercado de Londres en torno a los 1.200 dólares, casi cinco veces más que en 2001 pero, según ha explicado la vicepresidenta de la Asociación Española de Metales Preciosos (AEMP), Marion Mueller, la tendencia alcista “no ha hecho más que comenzar”.
En 1980, tras la última escalada del precio del oro, la onza llegó a costar 850 dólares de la época (24 veces más que en 1969), lo que, ajustado a la inflación actual, supondría unos 2.400 dólares. Por este motivo, la AEMP cree que el ciclo alcista está en sus primeros pasos y no parará hasta alcanzar, al menos, el equivalente a la cifra de los ochenta, 2.400 dólares la onza.
Desprenderse de las joyas, todo un negocio lucrativo
Los elevados precios han disparado el número de transacciones, tanto de compras de lingotes de oro para invertir como de ventas por parte las llamadas “manos débiles”, gente que en momentos de necesidad se desprende de sus joyas para ingresar algún dinero.
En los últimos años el número de establecimientos de compra-venta de oro al por menor se ha disparado en España aunque, ha advertido Mueller, “unos son más serios que otros y hay quienes no conocen del sector pero abren un negocio atraídos por los precios altos”. “Este es el comienzo de un gran mercado alcista del oro”, ha insistido, porque “mientras exista desconfianza” en la evolución de la economía, los metales preciosos “serán un valor más seguro que las divisas”.
Ha añadido que el ciclo alcista está en una etapa intermedia, de consolidación de la demanda de los grandes inversores, y que llegará a su máximo cuando despierte el interés de los pequeños ahorradores. La demanda de oro como inversión se ha incrementado mucho en los últimos años e incluso los bancos centrales europeos han pasado de ser vendedores a compradores netos de este metal.
“Un cambio de actitud hacia el oro”
El banco central indio, ha apuntado Mueller, ha comprado al Fondo Monetario Internacional (FMI) 200 toneladas de oro, lo que supone una de las mayores transacciones de la historia, mientras que Rusia, el quinto productor del mundo, ha dejado de exportar. “Hay un cambio de actitud hacia el oro”, insiste, “porque es un bien tangible y eso es lo que busca la gente” para invertir en momentos de incertidumbre.
El valor del oro está garantizado a pesar de las fluctuaciones económicas, porque no depende de las decisiones de los gobiernos y tanto las existencias como la producción son limitadas (a día de hoy circulan 166.000 toneladas de oro en todo el mundo).
En los últimos años muchas empresas mineras se han interesado por el negocio del oro, pero la producción anual se mantiene en torno a las 2.500 toneladas anuales porque es un mineral difícil de encontrar y los yacimientos necesitan entre 5 y 7 años para comenzar a producir.
Este metal precioso mueve cada día 30.000 millones de dólares sólo en el mercado de Londres y, según las previsiones de Mueller, continuará así varios años porque “mientras la economía no esté saneada, el oro seguirá siendo el dinero por excelencia”.

También te puede interesar:

Además >>  Los mercados emergentes siguen sin perder el brillo ¿Cómo invertir en ellos?
El oro se consolida como valor refugio y el negocio se extiende en España