'El Pocero' defiende su "honradez" en la tramitación del PAU de Seseña

 

 
El constructor Francisco Hernando, conocido como ‘El Pocero’, “cansado de tanta mentira”, ha enviado a los medios de comunicación un informe sobre la tramitación del PAU ‘El Quiñón’ de Seseña para defender su “honradez y honestidad” en todo este proceso.
Entre la documentación también se incluye un informe “con las preguntas fundamentales a las que debe de responder el alcalde de Seseña”, Manuel Fuentes (IU), en las que se “le cuestiona sobre sus graves y radicales contradicciones en todo este asunto”, así como una copia de la Ley del suelo y de la actividad urbanística de Castilla-La mancha, de junio de 1998.
‘El Pocero’ comienza la carta diciendo que tanto su empresa como él vienen sufriendo “una campaña injusta y atroz por parte de IU, a la que se ha sumado la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, con el claro interés de pescar en río revuelto y utilizar las obras del Residencial como arma arrojadiza en sus batallas para conseguir el poder”, a pesar de que el PP -agrega- “votó siempre a favor del Residencial”.
Relato de la tramitación
En la carta que se envía junto con la documentación, Francisco Hernando relata que “todo comenzó en julio de 2006, cuando Manuel Fuentes y su partido pusieron una denuncia ante la Fiscalía sin aportar prueba alguna, sin indicios que fundamentaran los graves delitos” que le atribuían.
Según dice en la carta, los ciudadanos deben saber que “la ciudad que se levante en Seseña” está legitimada “solo y exclusivamente por los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento durante el mandato de Manuel Fuentes”. “Con la reparcelación, cuya escritura notarial fue encargada mucho tiempo antes de su aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Seseña el 26 de enero de 2004, Fuentes fue quien convirtió el suelo de ‘El Quiñón’ en suelo urbano”.
“Insólita rapidez”
Atendiendo a la versión de ‘El Pocero’, “ese pleno terminó minutos antes de la medianoche y el alcalde ordenó a la secretaria del Ayuntamiento que a las ocho de la mañana redactara el acta de la sesión con los acuerdos alcanzados”.
“A las diez de la mañana -continúa-, el notario, a petición del alcalde, se personó en el ayuntamiento para firmar la escritura de reparcelación que afectaba a más de un centenar de fincas”. “Esa rapidez, insólita en la administración, sólo fue posible porque el alcalde había encargado esa escritura con al menos tres semanas de anticipo”.
Francisco Hernando agrega en su escrito que los ayuntamientos suelen emplear en este tipo de tramitaciones, “entre doce y catorce semanas”. “Ha sido el actual alcalde, y sólo él, el que con más entusiasmo se ha entregado a la labor de impulsar y acelerar la urbanización, con una actitud y una eficacia nunca conocidas en España”, remarca.
Preguntas que no se han hecho “jamás”
‘El Pocero’ apunta en su escrito “tres preguntas que ningún periodista, como es su obligación, ha formulado jamás al alcalde de Seseña”, que son: “¿Por qué denunció Fuentes una obra de la había sido su principal impulsor?, ¿qué le llevó a tramitar de nuevo el PAU en octubre de 2003 después de haber anulado la aprobación anterior hecha por el alcalde socialista?, ¿por qué tramitó la reparcelación en un tiempo record de ocho horas después de que el ayuntamiento la aprobara el 26 de enero de 2004?”.
Fuentes siempre defendió la legitimidad del PAU ‘El Quiñón’, pero “a partir de julio de 2006 se dedicó a impedir la continuación de la obra que él mismo había animado”, agrega. “¿Por qué? ¿Quizá porque no se dio entrada en la promoción a las cooperativas de Izquierda Unida?”.
‘El Pocero’ destaca que Fuentes, así como concejales de su grupo e Izquierda unida como responsable solidario, han sido condenados “por calumnias” y añade que el alcalde de Seseña, Cayo Lara y Manuel Cámara, todos de IU, “están procesados por delito de denuncia falsa en la Audiencia Provincial de Madrid”.
El Residencial, arma arrojadiza
Hernando envía estos documentos, “cansado de tanta mentira, de tanta ocultación, de tanta tergiversación interesada y del uso político que unos y otros hacen del trabajo de un empresario”. Es una información, apunta, “para evitar que en lo sucesivo mis obras sean utilizadas como arma arrojadiza con cualquier propósito” y para que no se incurra “en errores”.
“No me mueve la esperanza sino la exigencia de que cada vez que hablen del Residencial y de su tramitación citen la información que adjunto, porque son datos objetivos, documentados y basados en actas oficiales”, recalca al final de su carta.
“Creo en la justicia y en el Derecho como vía para seguir defendiendo mi honradez y mi honestidad. No temo a la verdad, la prueba la tienen en estos documentos que pongo sobre su mes”, concluye.
 

También te puede interesar:

Además >>  El lado oscuro de los pagarés: 10 preguntas antes de contratar
'El Pocero' defiende su "honradez" en la tramitación del PAU de Seseña