El racionamiento de azúcar en Portugal pone en peligro los dulces navideños

 

Virginia López.

Lisboa.- Varios supermercados portugueses han decidido comenzar a racionar la venta de azúcar. La escasez de materia prima que se viene registrando desde mediados de noviembre ha hecho que los productores portugueses hayan decidido refinar menos azúcar.

Por ello, las principales cadenas de supermercados del país han optado por la racionalización para evitar quedarse sin azúcar durante las próximas Navidades, que es el momento del año en que más se consume este producto, muy utilizado para los típicos dulces caseros con los que se celebran las fechas en todas las casas de Portugal.

Esta mañana, en las tiendas del Minipreço, pertenecientes al Grupo Dia, los clientes solo podían llevarse dos kilos de azúcar cada uno. A las puertas, una mujer de unos sesenta años comentaba satisfecha a la televisión lusa TVI que primero había entrado ella, para comprar los dos kilos y a continuación había entrado su marido para llevarse otros dos. Otra señora de edad similar, al enterarse de lo que estaba pasando, también decidió entrar a comprar azúcar, no tanto porque le hiciera falta, sino para no quedarse sin él, ya que durante los fines de semana, decía, aprovecha para hacer bizcochos que después les lleva a sus hijos.

Situaciones similares se han vivido en los supermercados de las cadenas Continente y Modelo, del Grupo Sonae, que solo permiten la compra de tres kilogramos de azúcar por cliente, uno más que el Grupo Dia. Fuentes del Grupo Sonae explican que han optado por limitar la venta de este producto, sobre todo, teniendo en cuenta la época del año, “en la que tradicionalmente se registran picos de consumo de azúcar”, y también para “evitar situaciones abusivas“. Con la limitación impiden que los pequeños comercios compren grandes cantidades de azúcar para después revenderlas en sus establecimientos.

 
Además >>  España aportará 3.247 millones de euros al rescate de Portugal

Quienes que de momento no han optado por la racionalización son los supermercados del portugués Jerónimo Martins, Pingo Doce y Feira Nova, donde aseguran que la venta de azúcar continuará de forma normal, a no ser que se registre una situación de demanda excesiva.

Desde la Asociación Portuguesa de Empresas de Distribución (APED) defienden que es un problema puntual de abastecimiento que afecta únicamente a algunas cadenas de supermercados e hipermercados del país e insisten en que si el consumo de azúcar es el esperado, no habrá problemas con los stocks actuales.

Por su parte, el ministro de Agricultura portugués, António Serrano, confirmó que existe un problema de distribución de azúcar en el mercado internacional, a pesar de desconocer que algunos supermercados lusos han optado por comenzar a racionar el producto, por lo que ha asegurado que el ministerio acompañará la situación para evitar la falta de azúcar en Portugal.

El racionamiento de azúcar en Portugal pone en peligro los dulces navideños
Tagged on:                     

Comments are closed.