Explosión de suspense en el Ibex

 

Después de lanzar el obús iniciando la ofensiva desde las baterías situadas en los 6.850 puntos, los alcistas se encontraron sobre un campo minado en la primera resistencia, los 7.200 puntos. 

Chema Fandiño – Madrid

DOS ESTRATEGIAS SOBRE EL IBEX. Claras quedan las estrategias de toros y osos sobre el selectivo español. Por encima de los 7.200 puntos, la alcista, que consideramos más probable. El doble suelo que vimos en el último análisis podría llevar al Campeador hasta los 8.00o/100 puntos. Por debajo de los 6.800 puntos, la bajista, que habilitaría a los osos a buscar los 6.300 puntos. Entre ambos niveles está el próximo ataque, el movimiento seguramente, será violento. – Chema Fandiño

Los toros intentaron proseguir con la ofensiva la pasada sesión del lunes, trataron de romper la primera línea enemiga, la directriz bajista. Después de abrir con hueco al alza y de dos escaramuzas entre los 7.100 y los 7.207 puntos, los alcistas se encontraron dentro de un campo de minas. Un doble techo intradía, que tras perder los 7.100 puntos cumplió su objetivo mínimo, hacer retroceder a toros después de las detonaciones hasta los 7.000 puntos.

A cierre, el Campeador quedó situado sobre los 7.011 puntos, la minada resistencia costaba una caída del -1,89%. Una agencia de calificación, de cuyo nombre no quiero acordarme, volvía a abastecer de material bélico a los bajistas, rebajando el rating a numerosas entidades financieras españolas. Hacía estallar de nuevo el sector bancario, valores como el Santander perdían un -2,48% o el BBVA un -2,17% entre otros.

Bien es cierto que a pesar de las bajas entre las filas alcistas y la abultada caída, tampoco se vio de cerca la cara al enemigo. El volumen de negociación volvía a ser muy bajo con respecto a sesiones anteriores. Delata que los osos tampoco están muy sobrados de fuerzas, quizás sólo fue una argucia para intentar ganar tiempo, antes de replegarse hacia la zona de los 7.500 puntos. Si deja clara la importancia estratégica de los 7.200 puntos sobre el gráfico, como ya comentamos en el último análisis.

Sin ver un cierre de sesión por encima de esa resistencia, no podemos dar por buena la ofensiva alcista. Sobre ese nivel coinciden, tanto la directriz bajista del corto plazo desde los 8.625 puntos, como la parte inferior del canal desarrollado desde los máximos alcanzados en 2010 en los 12.230 puntos. Perforado hace dos semanas, provocó el descenso hasta los 6.811, a escasos 100 puntos de los mínimos del año 2009, soporte mayor de nuestro selectivo.

Hemos de tener en cuenta también, que perder los 6.800 puntos puede traer con casi toda seguridad un masivo ataque bajista, en busca de los 6.300 puntos en primera instancia. Dos poderosas razones nos deja ya el gráfico para pensar en ese nivel. Una por la proyección del triángulo simétrico roto a la baja en velas mensuales ya confirmado y dos, nos dibujaría un doble techo tras el supuesto fallo de los toros de perforar los 7.200 puntos. Dicho escenario abre una proyección mínima de 500 puntos de descenso. La batalla queda centrada claramente entre esos dos niveles en el gráfico del Campeador, los 6.800 y 7.200 puntos. Cualquiera de las dos opciones es factible, o doble suelo sobre los mínimos o el doble techo en los máximos del pasado lunes. Seguimos pensando que esta vez, serán los toros los que consigan abanderar el próximo movimiento, pero eso, debe decirlo el mercado.

 

Si nos ayudamos de Fibonacci tras el último reversal alcista, el 50% de retroceso de la subida previa está situado sobre los 7.025 puntos, perdidos ligeramente a cierre del lunes. La última zona de control, el 61,80% de retroceso, la tenemos en los 6.980 puntos. Por debajo de ese nivel, todo indicaría una nueva visita a los mínimos. El 38,20% de retroceso está situado en los 7.065 puntos, por encima de esa zona los toros intentarían volver con mucha probabilidad a los máximos de la gran vela obús del viernes.

En Europa, el Emperador se encontró de nuevo el lunes con la media móvil de las 200 sesiones en los 2.350 puntos, que coincide con el 38,20% de retroceso Fibonacci de la subida previa, desde donde los bajistas le hicieron retroceder hasta los 2.306 puntos. La caída fue del -1,60%. La media móvil de las 20 sesiones se cruzó a la baja con la citada media de las 200, mala señal para los alcistas. Mientras no superen la primera resistencia entre los 2.355/65 puntos y las velas crucen al alza las dos medias móviles perforadas, no podremos confiar en la continuación de la ofensiva.

Además >>  Septiembre de 2010 rompe las estadísticas: ha sido el mejor noveno mes para la bolsa desde 1939

Si se puede intuir una escondida estrategia alcista en el gráfico del selectivo europeo, un HCH invertido cuya clavicular está en los 2.360 puntos, el nivel de los 2.280 puntos no debería ser cedido para poder desarrollar la figura de giro, zona de los hombros. La proyección de la pauta es de unos 130 puntos. Puede alzar a los toros hasta la media móvil de las 50 sesiones, sobre los 2.450 puntos y recuperar la directriz alcista perdida en los 2.400. En caso de perder los 2.280 puntos, los bajistas estarían en disposición de llevar al selectivo europeo de nuevo hacia los últimos mínimos, en los 2.238 puntos. Momento importante por el que pasa el Emperador en su batalla por detener la ofensiva de los osos.

Vigilamos muy cerca también al Káiser alemán, el lunes fue de nuevo el selectivo europeo que mejor aguantó el ataque de los osos. Cedió tan sólo un -0,59% quedando situado en los 6.761 puntos, sobre la media móvil de las 20 sesiones, rota al alza por las velas el viernes pasado. De vital importancia será superar los 6.860 puntos, zona por la que pasa la media móvil de las 50 sesiones. Empezaría a desactivar el posible HCH que vimos hace algunos días. Por debajo, la parte superior del hueco situado en los 6.650 puntos marcan la zona que los bajista deben romper para alcanzar la valiosa zona de los 6.500 puntos. Si el selectivo germano pierde ese nivel, Europa vista para sentencia.

Ayer si abrieron las Bolsas americanas e inglesa. El Gentleman inglés subió un meritorio +1,30% en solitario hasta los 5.812 puntos. Tras recuperar la media móvil de las 20 sesiones y aguantar sobre ella el lunes pasado, los toros consiguieron ascender en busca de la media de las 50 sesiones, donde ayer se detuvo. Buenas sensaciones está dejando el selectivo británico, que aguanta sin problemas la directriz alcista iniciada desde los mínimos sobre los 4.868 puntos, alcanzados en octubre del año pasado.

En Wally, lo más destacable fue ver como el Dow Jones superaba los 13.300 puntos intradía, hizo en máximo en los 13.338. A cierre los volvía a ceder, quedando en los 13.279 puntos con alza del +0,50%. Muy atentos al selectivo americano que puede iniciar un fuerte ataque alcista si vuelve a romper esos niveles. Mientas los toros mantengan los 13.000 puntos en pie, al mando. El General Custer subía un +0,57% para dormir por encima de los 1.405 puntos. Hizo un máximo sobre los 1.415, hay fuerte resistencia en zona de máximos. El Nasdaq Composite por su parte, mas escaso de fuerzas tan solo subió un +0,13%. Hasta aquí el parte de guerra.

Explosión de suspense en el Ibex
Tagged on:                 

Comments are closed.