Facebook tras la compra de WhatsApp ¿seguirá siendo alcista?

 

facebook logo oficinasEl pasado miércoles, Facebook (FB) revolucionó el mercado tecnológico al anunciar la compra de WhatsApp por la friolera de 19.000 millones de dólares. Una estrategia audaz que refleja el elevado nivel de riesgo y el potencial de crecimiento de la red social a medio plazo.

WhatsApp es una de las aplicaciones para móviles que más han crecido en los últimos años, al punto de superar la barrera de los 450 millones de usuarios registrados y viene creciendo a un ritmo cercano a un millón de nuevos usuarios por día alrededor del mundo. Al mismo tiempo, el 70% de los usuarios utiliza la aplicación de forma diaria, un nivel de actividad notablemente alto.

WhatsApp le ofrece a Facebook algunas ventajas estratégicas interesantes. La red social se distingue por su liderazgo en generación y publicación de contenidos, aunque es bastante más débil respecto a la comunicación entre usuarios, un área en la que WhatsApp tiene mucho que aportar.

Además, Facebook al estar enfocada en dispositivos móviles, posiciona a la compañía de Mark Zuckerberg en el segmento de mayor crecimiento en el sector, lo que en términos de tráfico y posicionamiento estratégico es una de las razones más importantes de esta adquisición.

Del mismo modo, Facebook ha estado perdiendo participación de mercado entre los segmentos más jóvenes y adolescentes. Muchos de estos usuarios, que son altamente valorados en la industria, están eligiendo otras alternativas más innovadoras.

El hecho de haberse convertido en la red social líder con más de 1.200 millones de usuarios a nivel mundial supone que algunos adolescentes se alejen de ella ante la presencia de padres y otros adultos. WhatsApp es fuerte en estos segmentos demográficos, por lo que podría ayudar a la empresa a reducir el impacto de los cambios de hábitos y tendencias de consumo en sectores dinámicos.

Desde una perspectiva de costes frente a ingresos financieros, la adquisición es prácticamente imposible de justificar. Con 450 millones de usuarios y cobrando un dólar por año después de cada año registrado, el valor resulta excesivo en comparación a los ingresos, incluso si se realizan proyecciones optimistas sobre las tasas de crecimiento en el futuro.

Cuando se analiza el precio por usuario, la transacción resulta más razonable. Facebook paga cera de 42 dólares por cada usuario mensual de WhatsApp, mientras que el mercado asigna actualmente a su propia empresa una valoración próxima a 137 dólares y en el caso de Twitter (TWTR) alcanza los 129 dólares.

No obstante, esta comparación tiene algunas limitaciones importantes. Facebook genera altas tasas de rentabilidad por usuario en base a la publicidad online, Twitter presenta algunas incertidumbres al respecto ya que se sitúa bien posesionada para rentabilizar el negocio mediante anuncios publicitarios a largo plazo. WhatsApp, por su parte, no utiliza publicidad y Zuckerberg prometió mantener dicha política.

 
Además >>  Chema Fandiño: Grave error en plena ciclogénesis bursátil

Los pagos de un dólar por año a partir del segundo año no parecen especialmente atractivos y no queda claro que la compañía esté en condiciones de incrementar sensiblemente el precio sin perder grandes cantidades de usuarios.

Una adquisición por semejante cantidad y sin una estrategia preestablecida para aumentar la rentabilidad de WhatsApp, deja claro que Zuckerberg y su equipo ponen en marcha una estrategia agresiva de crecimiento de cara al futuro sin preocuparse demasiado por la rentabilidad del capital a corto y medio plazo.

Esto supone un potencial de expansión enorme para la compañía, pero al mismo tiempo un nivel de riesgo superior a la media. En caso de que Facebook no consiga producir las tasas de mejora esperadas en los próximos trimestres, sus acciones serán vulnerables a los bajistas por su audaz plan de gestión.

Análisis técnico

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Facebook comenzaron una pronunciada tendencia alcista después de que sus resultados superaran con creces las expectativas de los analistas en el mes de julio. Un nuevo informe exitoso los impulsó por encima de la resistencia de 60 dólares a finales de enero y su cotización marcó recientemente nuevos máximos históricos próximos a los 70 dólares, lo que confirma la vigencia de su tendencia alcista.

En lo que respecta a los soportes, la zona de 60 dólares es un nivel importante a tener en cuenta a medio plazo, mientras que en caso de ruptura bajista un soporte adicional se situaría en los 53 dólares, que funcionó como tal en días previo al reporte de resultados en el mes de enero.

Facebook cotiza a un ratio precio/ganancias de más de 41 veces los resultados esperados para 2015, lo que implica una tasación claramente demandante que refleja las altas expectativas de crecimiento que existen en el mercado respecto a la compañía.

Por todo ello, el precio objetivo para las acciones se sitúa en niveles de 85 dólares, lo que supone un potencial de revalorización del 23,92% frente a los 68,59 dólares a los que cotiza en la actualidad, y se recomienda la colocación de un stop loss por debajo de los 60 dólares.

Pinchar sobre el gráfico para ampliar
Facebook
Andrés Cardenal, Sala de Inversión América
www.saxobank.es
Facebook tras la compra de WhatsApp ¿seguirá siendo alcista?
Etiquetado en: