Fondos para imitar a los grandes gurús de la inversión

 
gurus inversionPuede que no sean guapos (aunque para gustos, colores), pero sí son ricos y también famosos. Unos les llaman inversores; otros millonarios, pero en la mayoría de los casos sus nombres siempre van ligados a la apostilla de gurú.

La mayoría gestiona sus inversiones a través de hedge funds que no son aptos para todos los inversores, ya que o son productos cerrados, o bien requieren inversiones mínimas que no están ni mucho menos al alcance de todos los bolsillos.

Sin embargo, la buena noticia es que sus posiciones no son privadas, sino que han de ser comunicadas al organismo regulador estadounidense (SEC), por lo que el pequeño inversor siempre puede imitar su estrategia al dedillo comprando las acciones que ellos tienen en cartera o bien copiarlas en parte a través de fondos. Por ejemplo, comprando los productos que tengan más exposición a las compañías donde invierten los gurús.

Puede sonar algo enrevesado y tiene sus inconvenientes, ya que los fondos nunca destinarán la misma proporción de su cartera a un valor, como sí pueden hacer los gurús (por ley los fondos sólo pueden destinar un máximo del 10% de su patrimonio a un solo valor). Pero también tiene sus ventajas, ya que ofrecen más diversificación al inversor. Es decir, replicar al 100% una cartera de un gurú a través de estos vehículos puede que no sea posible, pero sí se puede imitar al menos parte de su estrategia. ¿Quiere saber cómo?

El ‘cromo’ más repetido

Si se analizan las principales inversiones que realizan famosos inversores como Warren Buffett, el padre de la estrategia de valor; John Paulson, gestor que se hizo de oro con las hipotecas subprime; o David Tepper, joven gestor que invirtió en bancos en marzo de 2009, se ve cómo todos tienen varias características en común: destinan la mayor parte de su cartera al sector bancario y, más concretamente, al estadounidense. Wells Fargo o Bank of America son sus posiciones favoritas.

Si quiere seguir su intuición inversora -de momento, no les va muy bien, ya que estos bancos pierden entre un 12 y un 15% en 2010- el fondo de ING, Invest Banking&Insurance, puede echarle una mano. No sólo es, de los que se comercializan en España, el que más exposición tiene a Bank of America (invierte el 7,12% de su patrimonio), sino que también es el producto que más confía en Wells Fargo. No en vano, destina un 6,90 por ciento de su portfolio a este banco norteamericano.

De momento, esta estrategia le permite ganar en 2010 un 1,25% y puede seguir incrementando su valor en los próximos doce meses. Al menos, si se cumplen las previsiones de los analistas que recoge FactSet. Tanto Bank of America como Wells Fargo cuentan con una recomendación de compra por parte del mercado y un potencial alcista superior al 50% para los próximos doce meses. Aviso a cazadividendos. Aunque bajos, se espera que ambos bancos incrementen su pago al accionista en 2011.

Sin embargo, Paul Vrouwes, gestor del fondo de ING, tiene que andar con cuidado, ya que su posición en Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Warren Buffett, puede jugarle una mala pasada. Está a punto de convertirse en un vender. Conclusión: si quiere seguir a Buffett, invierta en las empresas en las que él invierte, pero no en el instrumento que utiliza para ello.

Más cosas en común

Citigroup es otro de los valores en los que coinciden gurús como Philip Falcone, Jonh Paulson o David Tepper, aunque este último ha reducido recientemente su exposición. El fondo de los que tiene acceso el inversor que más invierte en este banco es el español Mutuafondo Bolsa FI, que destina un 4,46% de su cartera a este valor.

Calificado con un notable por parte de Morningstar y cuatro estrellas, este producto consigue una rentabilidad del 3% anual en los últimos cinco años. En la actualidad, además de en Citi, tiene sus mayores posiciones en valores como Nokia o en la española Ferrovial. Además, soporta una comisión muy baja: de tan sólo el 0,50% sobre el patrimonio.

Más allá de los bancos, sólo existe otra inversión en la que coincidan al menos dos de los gurús analizados. ¿Tienen miedo Paulson o George Soros a la ralentización económica? Eso es lo que puede parecer si se tiene en cuenta que ambos tienen a SPDR Gold Trust entre sus tres principales posiciones. Una buena noticia. Este ETF (que replica, en este caso, el comportamiento del oro) no es exclusivo de ellos, sino que al tratarse de un ETF (fondo cotizado) puede ser contratado por cualquier tipo de inversor.

Una pista: la ponderación que este fondo tiene en sus carteras oscila entre el 19 y el 14%. Además, Paulson lanzó a principios de año su propio fondo de oro: Gold Fund.

También de manera directa se podrá invertir en unos meses en Paulson, puesto que ha anunciado que va a registrar en Europa una réplica de su fondo estrella en formato Ucits, según informó el diario Finantial Times. Es decir, sometido a regulación y al que tendrá acceso todo tipo de inversor.

Además >>  Las moscas se cazan más y mejor con miel que con vinagre

Las defensas más recurrentes

 

Pero el oro no es el único activo al que recurren los gurús como refugio en tiempos de incertidumbre, sobre todo desde el punto de vista económico. Si bien el financiero es el sector en el que más coinciden los expertos, hay otros menos arriesgados que también despiertan atractivo entre aquellos hombres que año tras año aparecen en la prestigiosa lista de millonarios que elabora la revista Forbes. Tecnología y biotecnología son dos de ellos.

Motorola y Biogen son los dos valores en los que más se fija Carl Icahn. De hecho, en el último mes ha incrementado por segunda vez este año su exposición a la empresa de móviles estadounidense. Concretamente, ha adquirido 10 millones de acciones a un precio de 7,62 dólares por título.

¿Ha hecho bien? A juzgar por las estimaciones de los analistas, sí: el potencial en bolsa de Motorola para los próximos doce meses supera el 20%, se espera que la compañía se reencuentre con los beneficios tras las pérdidas que generó en 2009 y cuenta con una caja de más de 5.000 millones de dólares. Por fondos, son Nordea-1 North Amer. Val y A&G DIP World Equities FI los que más pueden aprovecharse de este recorrido, ya que le destinan un 4,20 y 3,59% de su cartera, respectivamente.

También tiene todas las papeletas para sacar partido del mercado Jim Simmons. El padre de la inversión cuantitativa, que se jubiló a principios de año, puede contar con una pensión de oro, ya que las tres mayores posiciones que tiene su firma de inversión, Renaissance Techonologies (Apple, que forma parte del Detector de Tesoros de elEconomista, Lorillard y Pfizer) cuentan con recomendación de compra por parte del consenso de analistas que recoge FactSet, así como un potencial de entre el 10 y el 39%. UBS (Lux) EF Health Care (USD), Rural Tecnológico Renta Variable FI y Mutuafondo Valores FI son los productos que ha de tener en cuenta el pequeño inversor si quiere imitar la estrategia de este prestigioso inversor.

Otro plus para invertir en Lorillard y Pfizer es la buena rentabilidad por dividendo que ofrecen a sus accionistas, superior al 4% en ambos casos y creciendo, porque se espera que la farmacéutica incremente su remuneración en 2011 un 11% y que Lorillard lo haga en un 15%.

El despegue energético

Si el bancario es el sector en el que más coinciden los gurús, el ligado a la energía es en el que más confían a la hora de introducir nuevas estrategias en su cartera.

Soros y Paulson ya tenían a la compañía Anadarko Petroleum en su portfolio y, según los últimos datos que ha publicado la SEC, Carl Icahn también ha comprado 2 millones de acciones de esta petrolera. Y no sólo de ella, sino también de NRG Energy y de Ensco.

Aunque eso sí, el único que tiene a energéticas entre las principales compañías de su cartera es George Soros. Monsanto, con un 7,86% de su cartera, e Interoil Corp, con un 4,56% son las estrategias que copan las principales posiciones de su cartera. La segunda es, de todas las compañías que tienen los gurús en su cartera, la que más potencial de revalorización ofrece para los próximos doce meses: más de un 70%, según los datos de FactSet.

Mejor espejo que sólo reflejo 

Quizá haya inversores que no buscan solamente que las estrategias de los gurús se reflejen en su cartera, sino que lo que quieren es replicarla. Pues bien, ya hay una firma de inversión que se dedica precisamente a ello.

Su nombre es Alpha Clone y su cometido es crear una cartera a medida para que el inversor replique el comportamiento de la cartera del gurú que elija, ya sea en función de las mayores posiciones de esa cartera, de las de más reciente adquisición o de las que más gustan al resto de inversores que quieren clonar esa cartera.

Eso sí, ojo, porque el pack de gurú no incluye una bola de cristal y todo el mundo puede equivocarse. Incluso aunque uno se apellide Buffett.

Ana Palomares
Fondos para imitar a los grandes gurús de la inversión