Francia, como ejemplo

 

mapa franciaFrancia: ¿son los derechos sociales, ciudadanos, sindicales, como muelles que se estiran y encogen según conveniencia?. En los ‘conflictos de Octubre’ los camiones cisterna fueron cargados recurriendo al Código de Defensa, un paso antes de la militarización. Vuelvo a preguntar: ¿son muelles los derechos de la ciudadanía?. No, pero.

Hace cinco años, ni el Gobierno francés hubiese planteado las medidas que en Octubre planteó, ni la respuesta policial hubiese sido la que fue en el caso de una protesta como la que ha sido-es-será, ya: una protesta así era inimaginable hace cinco años.

Hace cinco años ‘Francia iba bien’, casi nadie pensaba en que podía dejar de ir bien, y nadie hablaba del tema. Se producía, se consumía, se exportaba, se recaudaba. En Mayo del 2007 M. Sarkozy fue elegido presidente; en Mayo del 2007, para la inmensa mayoría de la ciudadanía francesa las cosas iban bien, y el mansaje de M. Sarkozy gustó a la sociedad satisfecha de Francia, al 53%

El Gobierno y el Jefe del Estado (en Francia son indisociables) están haciendo lo que marca su ideario político: ¿de qué se quejan los franceses?, ¿de que un partido como la UMP y un Presidente de la República como M. Sarkozy beneficie los intereses de ‘la clase alta’?, la pregunta es, ¿si Mme. Ségolène Royal fuese la presidenta y en el Gobierno estuviese el PSF, ¿qué sucedería en la calle?, ¿cuáles hubieran sido, hoy, las medidas de ese Gobierno?. Recuerdo en España los rostros de asombro de muchas personas cuando, tras la victoria de Octubre del 82, el Sr. Miguel Boyer comenzó a tomar medidas en la Economía española, eso podía ser menos inteligible, ¿pero las políticas que está adoptando el Gobierno francés?. Además, e incluso por encima de esto, hoy se da otra circunstancia.

El modelo de protección social está en retroceso, en Francia y en todas partes. Porque la recaudación ha caído, ya, pero no sólo por eso. Tiene que ver con el hecho de que Nokia, en el período Enero – Septiembre haya aumentado sus ventas el 2,7%, haya reducido sus beneficios en 3,3% y vaya a despedir al 1,4% de su plantilla, pero tampoco sólo. También tiene que ver con que en el reino la CEOE quiera reducir el alcance y la fuerza de los convenios colectivos, con que quiera relativizarlos, disminuirlos, escapar a sus compromisos, pero no, tampoco solo. Es algo mucho más amplio, más general, más impalpable, claro que la justificación a los recortes de gasto social, de empleo público es ‘la crisis’, pero la explicación va más allá y llega hasta la razón de ser del modelo de protección social.

El modelo de protección social nació para ayudar a la generación de PIB y para contribuir a alcanzar la paz social: obreros ocupados, suficientemente remunerados y protegidos contra la enfermedad, contra el desempleo -ocasionalísimo-, en la vejez, ellos y sus cónyuges, y su descendencia, generarían más PIB y no escucharían cosas que no era conveniente que escucharan. Y todo eso se sustentaba en LA razón: el factor trabajo era necesario, imprescindible, fundamental.

A partir del período 73 – 79 todo esto empezó a cambiar: el factor trabajo fue cada vez menos necesario, la generación de PIB empezó a desvincularse de la ocupación de la población activa, y cada vez los mensajes inapropiados fueron siendo menos audibles (la capacidad auditiva de las personas a las que van dirigidos tales mensajes es una función inversa de la tasa de desempleo y del nivel de las remuneraciones salariales).

Además >>  Resumen final

Y hoy, bueno. En Francia, si, se protesta, lo ha demostrado hace ya tiempo: la ciudadanía francesa posee un muy elevado nivel de actuación social en aquellos momentos y respecto a aquellas situaciones que afectan a sus intereses: nadie en Europa lo alcanza, vale, lo tienen, ¿y?. Pienso que se ha llegado tarde, que ya han llegado tarde. Hace unos días decía que la causa última de esta crisis radica en que el pueblo creyó que podía alcanzar sus sueños, en lo social, el pueblo creyó que siempre conservaría sus derechos porque ya eran suyos: error tremebundo: al igual que la capacidad de endeudamiento al pueblo se la habían concedido, esos derechos sociales se los habían dado, el pueblo pagaba por ellos, ya, pero ese no era suficiente motivo para conservarlos, si a eso añadimos la caída de la actividad y el consecuente desempleo, el derrumbe en la contribución de ese pueblo a la financiación de esos derechos es el último argumento necesario para los recortes que va a ir sufriendo.

 

El modelo de protección social está siendo recortado porque ha dejado de ser necesario: ya no hace falta dar caramelos a la población para que rinda y para que esté contenta, rendirán -quienes sean necesarios- porque la alternativa es obvia, y que la ciudadanía esté contenta o no lo esté tampoco es importante: ya se irán tomado medidas para que la situación no se desmadre, y mientras tanto, en Francia, tienen a las CRS.

Il y avait un jardin qu’on appelait la terre
Il brillait au soleil comme un fruit défendu
Non ce n’était pas le paradis ni l’enfer
Ni rien de déjà vu ou déjà entendu

(Georges Moustaki, “Il y avait un jardin”

(Mirando las imágenes de la intervención policial habida en París, en Marsella, me pregunto qué pensarán esos agentes cuya misión es aporrear a ciudadanas y ciudadanos que han votado a un partido político que gobierna, a un presidente que en Francia gobierna más, que nombra a unos responsables policiales que ordenan aporrear a la ciudadanía. No entro a valorar el hecho, sólo me quedo en la mente de los agentes, me lo preguntaba también durante el franquismo, claro, y ya en democracia, cuando, por ejemplo, el cierre de los astilleros del Nervión).

(Más ejemplos: “Merkel Points to `Serious’ Bailout Risk as Spanish Bonds Drop” (http://www.bloomberg.com/news/2010-11-23/euro-in-exceptionally-serious-situation-amid-irish-bailout-merkel-says.html). ¿Recuerdan?. España tiene una alta capacidad de causar daño, y, pienso, es irrescatable: es demasiado grande para ser ayudada. España está sola, llegarán los Men in Black (¿habrán llegado ya?), nos dirán qué tenemos que hacer, pero estaremos solos. Si el FMI ya le ha dicho a IRL lo que tiene que recortar, ¿se imaginan por dónde van a ir los tiros aquí?).

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. Facultad de Economía IQS. Universidad Ramon Llull.

Santiago Niño Becerra. La Carta

Francia, como ejemplo
Tagged on:                     

Comments are closed.