GAP y H&M acechan el imperio amarillo de Inditex

 
I.Elizalde.
El mercado asiático, con China a la cabeza, se ha convertido en Eldorado para los gigantes de la moda. El grupo Inditex ha sido pionero en la zona y cuenta con ventaja respecto a sus grandes rivales H&M y GAP, con una red de casi 500 tiendas en la zona –de las que 74 están en tres ciudades de China–. Sin embargo, sus competidores están reaccionando y acechan el imperio amarillo del dueño de Zara.
El último en mover ficha ha sido GAP. El gigante estadounidense, con 3.085 tiendas al cierre del primer trimestre (el 89% en Estados Unidos), anunció el pasado 23 de junio su desembarco en China. El grupo abrirá antes de que finalice el año cuatro tiendas emblemáticas en Shanghai y en Pekín.
La compañía se ha caracterizado hasta ahora por concentrar sus esfuerzos en pocos países. Por ejemplo, en Japón, es líder absoluto por número de tiendas con 149 puntos de venta, a excepción del grupo local Fast Retailing, propietario de la marca Uniqlo, que cuenta con más de 800 establecimientos en el país.
Venta online
GAP ha preparado un desembarco en China a lo grande, con el fichaje como primer ejecutivo de la filial de Redmond Yeung, hasta ahora presidente y consejero delegado en China y Asia Pacífico de Best Buy, y Lorenzo Moretti, como director de operaciones, quien ha pilotado el desarrollo de Tesco y Marks & Spencer en Asia.
Más ambicioso que la apertura de tiendas físicas es el lanzamiento de la venta online, que se pondrá en marcha coincidiendo con la inauguración de éstas y que abarcará a todo el territorio. Para ello, GAP se ha aliado con Shanghai Yi Shang Network Information, una compañía con experiencia en venta online de retail en China.
“La tienda virtual permitirá a los consumidores de todo el país comprar los productos de GAP cuando quieran y donde quieran”, señala GAP en un comunicado, donde asegura que la entrada en China forma parte de su estrategia a largo plazo, lo que conllevará nuevas aperturas en las principales regiones, incluido Hong Kong, durante el 2011.
Por su parte, H&M, que abrió su primera tienda en China en 2007 y entró en Japón en 2008, sigue una estrategia en la región similar a Inditex. Al igual que el propietario de Zara, Hennes &Mauritz ha desembarcado en varios países, aunque el número de tiendas (85 en total en la región) está lejos de la fortaleza deInditex, que opera con sus ocho cadenas de moda en la zona.
Para H&M, que el pasado mes de febrero 2010 se estrenó en Corea del Sur, los mercados prioritarios de desarrollo son Estados Unidos, Reino Unido, China, Francia, Alemania e Italia.
En 50 ciudades chinas
“Nuestro reto es abrir tiendas en 50 ciudades chinas en dos años”, afirmaba hace poco más de un mes en una conferencia Pablo Isla, vicepresidente y consejero delegado de Inditex. El grupo español está presente ahora en tres ciudades del país, Pekín, Shanghai y Hong Kong.
La compañía presidida por Amancio Ortega fue pionera en la zona, con su entrada en 1999 en Japón, donde ahora cuenta con 53 establecimientos, y expansión por el sudeste asiático –Singapur, Malasia, Indonesia, Tailandia y Filipinas–, así como en Hong Kong (2004), China Continental (2006) y Corea del Sur (2008). El peso de la región, que, según las previsiones, en 2012 aportará el 20% de las ventas, se refleja con el lanzamiento de la venta online en 2011 en Japón y Corea del Sur.
En su estrategia de ir un paso más allá que sus rivales en la conquista de Asia, Inditex acaba de dar este año un salto definitivo con el inicio de la actividad comercial en India, el segundo país más poblado del mundo con más de 1.100 millones de habitantes. El pasado mayo, inauguró la primera tienda Zara en el centro comercial Select CityWalk en Delhi, a la que siguió otra en Bombay.
Para abordar el mercado indio, Inditex ha creado una joint venture con Trent, la filial de retail del Grupo Tata, uno de los mayores conglomerados empresariales del país. Trent es un gran conocedor del comercio minorista en India, como propietario de Westside, una de las mayores cadenas de moda del país.
En paralelo a los movimientos de los grandes de la moda occidental en Asia, los jugadores orientales no se quedan quietos. Fast Retailing, una de las diez mayores compañías textiles del mundo propietario de cadenas como Uniqlo, Comptoir des Cotonniers o Princesse, también está tejiendo su red en la zona.
Uniqlo, con más de 800 puntos de venta en Japón, es el segundo operador en China (por detrás de Inditex), con 55 puntos de venta, y el primero en Corea del Sur. El Zara japonés también se ha lanzado a la conquista de los países occidentales, con su entrada en Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

También te puede interesar:

Además >>  Colonial reducirá loan to value a menos del 50% para dar beneficios y dividendo
GAP y H&M acechan el imperio amarillo de Inditex
  • Si es que donde se ponga el tito Amancio….Este hombre desde luego que se merece todo y más….