Hacienda investiga al ´holding´ de Luis Portillo, muy próximo al concurso

 

Fuente: Diario Negocio_R. Pozo

El empresario busca con urgencia una refinanciación, varada por procesos urbanísticos

 
La huida hacia adelante de Luis Portillo, paladín de los excesos que culminaron con el estallido de una espectacular burbuja en el sector del ladrillo, está próxima a su fin. El holding inmobiliario del empresario sevillano, que está llevando a cabo una refinanciación de deuda a la desesperada, está además siendo investigado por Hacienda debido a presuntas irregularidades en ejercicios que se corresponden con la época de plena vigencia del boom del sector, a mediados de la presente década. Según ha podido saber NEGOCIO de fuentes del sector, Zent Inversiones, el holding del que dependen las sociedades instrumentales con las que Portillo controla lo que le resta del imperio inmobiliario que llegó a controlar, está siendo investigado por la Agencia Tributaria por las declaraciones de impuesto de sociedades en los ejercicios 2005 y 2006, en los que el empresario sevillano llevó a cabo operaciones clave dentro del sector.
 
En concreto, en estos años llevó a cabo la adquisición de la antigua Inmocaral, por entonces en manos de la familia Carrasco; su entrada en el capital de Metrovacesa, de la que llegó a controlar algo más de un 5% y en cuyo consejo de administración ocupó un puesto; y, especialmente, el lanzamiento de una oferta sobre Inmobiliaria Colonial a través de Inmocaral previo paso de una macroampliación de capital llevada a cabo para poder ejecutar la operación de compra.
 
Hacienda ha comenzado a seguir los pasos de Portillo en un momento especialmente delicado para el holding del empresario de Dos Hermanas, ya que está inmerso en diversos procesos de refinanciación de sus sociedades, que afecta fundamentalmente a la propia Zent y también a la ya mítica Expo-An, a través de la que comenzó a hacer fortuna al final de la década de los 80 y los primeros años 90, al calor de la organización de la Exposición Universal en Sevilla (1992).
 
Fondos negativos
 
De acuerdo con fuentes conocedoras de la situación, diversos procesos urbanísticos relacionados con aprobaciones de planes de ordenación han generado numerosas incertidumbres en estas sociedades. El grueso de las enormes deudas que llegaron a acumular ha sido cancelado, en la mayoría de los casos mediante la ejecución de garantías por parte de las entidades financieras acreedoras.
 
Sin embargo, tanto Zent como Expo-An presentan sendos fondos de maniobra negativos, que es especialmente grave en el caso de la primera, pues se eleva por encima de los 113 millones de euros.
 
Como informó NEGOCIO, Zent evitó entrar en causa de disolución merced a una serie de préstamos participativos de otras instrumentales controladas por Portillo. Sin embargo, las incertidumbres persisten, como constatan las auditorías realizadas por Deloitte sobre ambas sociedades, sobre las que rechazó emitir opinión alguna (en el caso de Zent, por segundo año consecutivo).
 
Dañados por concursos
 
Si el proceso de refinanciación, que mantiene prácticamente paralizadas y sin actividad a las dos sociedades, no llega en breve a buen puerto, Portillo se vería abocado a comenzar a presentar una cadena de concursos de acreedores, con dos grandes perjudicados.
 
Por un lado, la extinta Caja Castilla-La Mancha, adquirida por Cajastur tras la intervención del Banco de España, con la que Portillo aún mantiene deudas por un valor próximo a los 80 millones de euros.
Por el otro, Inmobiliaria Colonial, la compañía que presidió y que ahora le tiene en los tribunales con una acción social de responsabilidad, a la que adeuda cantidades superiores a los 90 millones de euros.
 
El pasivo del holding a través del cual Luis Portillo controla sus instrumentales de carácter inmobiliario podría estar en torno a los 500 millones de euros, de acuerdo con fuentes del sector conocedoras de la situación.

También te puede interesar:

Además >>  Reverte se queda sin 174.000 euros de Cádiz por el 'asedio' opositor
Hacienda investiga al ´holding´ de Luis Portillo, muy próximo al concurso