¿Hasta cuándo se deteriorará la actividad residencial en España?

 

Estefanía Fonseca Invertia.com

Saber a ciencia cierta cuándo alcanzará suelo la vivienda es la pregunta del millón. A las heterogéneas previsiones de los expertos se suma ahora la de Euroconstruct. Según su último estudio, España, Irlanda, Portugal y Austria son los únicos países europeos donde el mercado residencial aún no ha tocado fondo, ya que lo hará en 2011. Además, estos tres primeros países encabezan los mayores desplomes de la actividad residencial desde sus máximos que en el caso de España roza el 70%. “España, la parálisis continúa”. Con este titular, los expertos de Eurocontruct resumen la situación por la que atraviesa la construcción nacional. En su último informe sobre la salud del sector a nivel europeo, declara que el negocio en España ha sido uno de los más vapuleados durante la recesión y que esta situación continuará en los próximos meses. En este sentido, vaticina que los pedidos bajarán un 17,7% en 2010. En lo que se refiere al mercado residencial, talón de Aquiles de la economía española, Euroconstruct estima que la edificación de obra nueva caerá un 16% hasta los 16.900 millones de euros en 2010, tras bajar un 35% en 2008 y un 63% en 2009. Habrá que esperar hasta 2012 para que el negocio vea la luz al final del túnel cuando la producción de nuevas viviendas alcance los 17.200 millones de euros.

Respecto a las previsiones para este año, el número de viviendas iniciadas se situará en las 100.000 unidades frente los 800.000 que se registraron en la época de vacas gordas. “El excedente de pisos junto con la debilidad macroeconómica como telón de fondo deberían retrasar la construcción de nuevas viviendas”, subrayan el estudio. Además, considera que las medidas de austeridad desarrolladas por el Gobierno probablemente añadan más presión al negocio de la vivienda.

Además >>  España sí da miedo: la prima alcanza máximos y el Ibex pierde el suelo de los 9.800

En cualquier caso, el atisbo de recuperación está muy lejos de los máximos marcados en los años del boom. Desde estos niveles, España e Irlanda protagonizan los mayores desplomes con caídas del 68,3% y del 73,5%, respectivamente. Por detrás, les siguen Portugal con un recorte del 50,7%; Eslovaquia, con el 28,5%; Dinamarca, el 26,1% y Suecia, con el 22,7%.

 

Asimismo, España, Irlanda, Portugal y Austria son los únicos países en los que el mercado residencial seguirá a la deriva el año que viene. En términos generales, Euroconstruct espera que éste toque fondo durante el ejercicio 2010. Aunque indica que el negocio debería estabilizarse, advierte de que aún estará lejos de volver a la “normalidad”, ya que la recuperación tendrá forma de L. “Los niveles de actividad seguirán muy bajos como consecuencia de las altas tasas de paro y la dificultad para lograr una hipoteca”, subraya.

Por otro lado, la rehabilitación de viviendas seguirá ganando terreno en el conjunto de la construcción residencial debido a la caída de la obra nueva. Sin embargo, su crecimiento será plano en 2010 para crecer un 1,5% el año que viene.

¿Hasta cuándo se deteriorará la actividad residencial en España?
Tagged on:         

Comments are closed.