El HMS Challenger ayuda a confirmar el calentamiento global

 

Los datos oceanográficos recogidos hace más de 135 años por la tripulación de la expedición oceanográfica a bordo del HMS Challenger ha proporcionado, gracias un nuevo análisis, una confirmación adicional de que las actividades humanas han calentado nuestro planeta durante el siglo pasado.

HMS Challenger
Foto: NOOA

Investigadores de la Universidad de Tasmania, Australia, y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, combinaron las mediciones de las temperaturas del océano durante aquella expedición con las observaciones modernas de la red Argo internacional de boyas oceánicas. Utilizaron ambas para crear modelos climáticos de última generación y tener una idea de cómo han cambiado los océanos del mundo desde el viaje del Challenger. Los resultados del estudio se publican en la revista Geophysical Research Letters.

La expedición del Challenger, 1872-76, fue el primer estudio científico global biológico bajo de la superficie del océano. En el camino, los científicos midieron la temperatura del océano, bajando termómetros a cientos de metros de profundidad mediante cuerdas.

“La clave de esta investigación fue determinar el rango de incertidumbre de las medidas tomadas por la tripulación del Challenger”, dijo Josh Willis, un científico climático del JPL y del proyecto Jason-3 de oceanografía por satélite, cuya puesta en marcha se espera en el año 2015. “Después de haber tomado todas estas incertidumbres en cuenta, se hizo evidente que la tasa de calentamiento que vimos a través de los océanos superó con creces el grado de incertidumbre en torno a las mediciones. Así, mientras que la incertidumbre era grande, la señal de calentamiento detectado era mucho mayor”.

La incertidumbre alrededor de las medidas del Challenger fueron causadas por las áreas limitadas medidas durante el viaje; las profundidades reales a las que bajaron los termómetros y la probable variación natural en la temperatura que podría ocurrir en cada región durante el viaje.

 
Además >>  Presentan en Londres la primera hamburguesa de laboratorio

“Nuestra investigación reveló que el calentamiento del planeta se puede detectar con claridad desde 1873 y que los océanos siguen absorbiendo la mayor parte de este calor”, dijo el investigador y autor principal Will Hobbs, de la Universidad de Tasmania. “En la actualidad, los científicos calculan que los océanos absorben más del 90 por ciento del calor atrapado por los gases de efecto invernadero, al que se atribuye el calentamiento global por causas antropogénicas (de producción humana)”.

Las mediciones de la expedición Challenger también revelaron que la expansión térmica del agua de mar causado por el calentamiento global contribuyó con alrededor del 40 por ciento del aumento total del nivel del mar observado en mareógrafos 1873-1955. El 60 por ciento restante es probable que haya venido de la fusión de las capas de hielo y glaciares. Antes de esta investigación, los modelos climáticos ofrecen la única manera de estimar el cambio antes de la década de 1950.

Vía|Ep.

El HMS Challenger ayuda a confirmar el calentamiento global

Comments are closed.