El Ibex se deja un 17,4% en 2010

 

ibex 35_parquet madridEl Ibex 35 ha vuelto a cerrar un año ‘negro’ para la historia del mercado español, al dejarse un 17,4%, que ha situado al selectivo en la cota de los 9.859,1 puntos, frente a los 11.940 enteros en los que despidió 2009.

La incertidumbre sobre el sector financiero y la economía, la crisis de la deuda soberana de los países periféricos del euro y la volatilidad del mercado de divisas han marcado un año que en España también se ha caracterizado por la reestructuración de las cajas de ahorros, el elevado incremento del paro o la bajada del ‘rating’.

El selectivo ha registrado la cuarta mayor caída anual tras el desplome que sufrió por la quiebra de Lehman Brothers en 2008, cuando cedió un 39%, la crisis latinoamericana en 2002, año en el que perdió un 28,11%, y el pinchazo de la burbuja tecnológica en 2000, que llevó al Ibex a perder un 21,75%.

Además, el selectivo es el índice europeo que ha experimentado un peor comportamiento, ya que Francfort ha subido un 16% en el año, el S&P 500 repunta un 12%, mientras que el Eurostoxx 50 ha caído un 5,8% y París, ha descendido un 2%.

Pese al desplome de 2010, el selectivo pone punto final a una década en la que se ha revalorizado un 8,23%, y ha pasado a ser uno de los mercados más rentables de Europa, con una capitalización que supera el billón de euros.

Esta cifra es inferior a la registrada en 2009, pero han supuesto un refuerzo importante las nuevas admisiones registradas en el mercado, lideradas en número por las nuevas incorporaciones al MAB y en importe por la cotización de Amadeus, Enel Green Power o la ampliación de BBVA.

El mejor año de la década fue el 2006, con una subida del 31,79%, impulsada por la buena marcha del sector inmobiliario y de construcción, seguido del año 2009, con una subida del 30%, pese a la virulencia de la crisis económica.

ELEVADA VOLATILIDAD

Sin embargo, 2010 no pasará a la historia sólo por su fuerte caída, también por una elevada volatilidad, sólo comparable a la registrada en 2008, y por una crisis que ha dejado en evidencia la necesidad de una mayor coordinación internacional y europea para proteger a los mercados y los inversores.

El Ibex comenzó el año con fuerza, por encima de los 12.000 puntos, y aunque no pudo mantener este nivel, se estabilizó entre los 10.000 y los 11.000 enteros hasta mayo. El rescate de Grecia, el crecimiento de la prima de riesgo y el castigo sufrido por la banca hundieron al selectivo en ese mes hasta los 8.700 enteros.

El punto álgido de la volatilidad fue la jornada del 10 de mayo, cuando el Ibex 35 tuvo una subida histórica del 14% al calor de la aprobación del multimillonario fondo de rescate europeo, tras haber  sido castigado con recortes similares en los días previos.

El rescate de Grecia y de Irlanda marcaron los momentos más críticos del año para el Ibex, que le llevaron a registrar una caída mensual del 10,8% en mayo y del 14% en noviembre, los mayores descensos desde la quiebra de Lehman Brothes.

En este contexto, el selectivo sólo ha logrado sumar cinco meses en positivo y siete en negativo, y ha terminado el año con sólo ocho valores en el lado de las ganancias.

Entre ellos, Iberia, que lideró los avances con un 68,25%, tras culminar su fusión con British Airways; Inditex (+29,13%); Criteria (+20,85%); OHL (+20,04%); Técnicas Reunidas (+18,65%) y Repsol YPF (+11,35%), que puso en valor sus éxitos exploratorios en Brasil al dar entrada a la petrolera china Sinopec en el capital de su filial en este país. Por su parte, Ebro Puleva subió un 8,95% y ACS, un 0,76%.

 
Además >>  Tweets – 3

LA BANCA, UN SECTOR CASTIGADO

El sector bancario ha sido uno de los más castigados este año. La comparación de la evolución de las cotizaciones bancarias ha puesto de manifiesto que este castigo ha sido muy superior al que los datos que sus negocios justificarían. Todo ello, a pesar de haber superado los ‘stress test’ con holgura y sin recibir ayudas públicas.

La crisis de deuda ha pasado especial factura a este sector por su elevada exposición a los bonos soberanos, el encarecimiento de las emisiones y a las denominadas posiciones cortas, que han aumentado la especulación. El mayor descenso de la banca fue para Bankinter (-41,87%), seguido de BBVA (-40,61%), Banco Santander (-31,36%), Banesto (-27,57%), Banco Popular (-25,15%) y Banco Sabadell (-23,87%).

Sin embargo, Gamesa lideró los recortes del Ibex, con una fuerte caída del 51,53%, por delante de Acciona (-41,82%), Sacyr Vallehermoso (-40,63%), FCC (-33,24%), Mapfre (-20,01%), Gas Natural (-23,83%) e Indra (-22,33%).

La actividad de las principales eléctricas estuvo marcada por la contención de costes, las desinversiones, los recortes en los planes de inversión y el denominado déficit de tarifa, que acumula en diez años cerca de 18.000 millones de euros. Así, Iberdrola Renovables cedió un 20%, Endesa, un 19,42% e Iberdrola (-10,92%).

Telefónica, por su parte, ha cerrado el año con un descenso del 13,09%. Entre las principales operaciones efectuadas por la firma presidida por César Alierta en 2010 destacó la compra a Portugal Telecom de la totalidad del holding Brasilcel, con una participación del 60% en el operador brasileño Vivo por 7.500 millones de euros en julio.

UN 2011 DEPENDIENTE DE LA ECONOMÍA

Los analistas sitúan a la renta variable como una de las opciones más rentables para invertir en el 2001, pero advierten de que el Ibex seguirá marcado por la volatilidad, y que su evolución estará muy ligada la de la prima de riesgo.

En este sentido, señalan que la primera mitad de año será especialmente volátil porque aún planean algunas dudas en el mercado, como el posible rescate de Portugal y España, la eficacia de las medidas adoptadas en España para reducir el déficit público, los efectos de la reforma laboral y de las pensiones, así como de la reestructuración del sector financiero.

Respecto a la evolución de la banca, los expertos llaman la atención sobre cómo afrontarán las entidades los requerimientos de capital, los vencimientos y las emisiones de nueva deuda.

Las previsiones de los expertos en cuanto a la revalorización que alcanzará el Ibex en 2011 oscila entre los 12.400 puntos de Renta 4 hasta los 12.600 de Ahorro Corporación, lo que supondría un repunte superior al 20%.

Europa Press

El Ibex se deja un 17,4% en 2010
Tagged on: