Ibex detenido por alcista

 

FMI: “Ha hecho, está haciendo y tendrá que continuar haciendo esfuerzos significativos”.

Complicado cierre semanal para el Emperador . Difícil papeleta tiene el selectivo europeo si no consigue recuperar la directriz alcista, la media móvil de las 200 sesiones y el retroceso del 38,2% de retroceso Fibonacci a cierre semanal de hoy. Dejaría a los bajistas preparados para los niveles de los 2.275 puntos atacar la semana que viene. Corresponden al 50% de retroceso de la subida previa iniciada en septiembre. Más bajo abajo tendríamos los 2.190 puntos del 61,8%. Poco a poco, la corrección va tomando cuerpo en el Emperador. Europa empieza a cerder soportes importantes. – Ch.F.

Contundentes palabras ayer de la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, sobre la situación económica por la que pasa España y que podríamos aplicar perfectamente al Campeador. Según dijo, “Algunos países no tienen otra opción que hacer ajustes ahora, duros y rápidos”. Si vemos al selectivo español e italiano, las declaraciones también encajan como un puzzle. Terminó añadiendo que los problemas de nuestro país “tienen su propia historia” refiriéndose entre otras cosas a los bancos y la vivienda. El Ibex la suya, un índice débil e impotente lastrado por el sector bancario, entre otras tantas historias.

Ayer de nuevo el último de la fila, el único de los grandes selectivos que cerró en negativo. Para poder dibujar dos velas consecutivas al alza, tendrá que seguir haciendo esfuerzos titánicos. En la pasada sesión el Campeador retornó a la normalidad, de vuelta a la debilidad. Tras dejarnos una pauta alcista el pasado miércoles, en forma de velas Gemelas que sugería un dudoso rebote, este fracasó nada más llegar a la primera resistencia, el hueco bajista abierto entre los 7.600 y los 7.650 puntos.

Después de tocar los 7.619 puntos, quedó detenido unos minutos sobre esos niveles, tras los cuales fue trasladado violentamente por los bajistas al calabozo de los mínimos. Esta vez fueron los 7.402 puntos. Tras ellos, sesión de bandazos entre esos mínimos y los 7.500 puntos hasta la apertura de Wally. Una vez abierta la sesión americana se cerró la sesión maquillando la caída hasta los 7.520 puntos, con un descenso del -0,75%. Queda para hoy la batalla entre toros y osos para aguantar tan importantes niveles a cierre semanal. La vela que dejó trazada el Campeador no invita al optimismo. El volumen de negociación volvió a subir ligeramente ayer frente al día del rebote. Ninguno de los osciladores nos marca signos de continuar con las subidas a pesar de la extrema sobreventa. Si nadie lo remedia, los 7.500 puntos quedarán rotos en vela semanal y los bajistas terminarán celebrando la victoria.

En Europa, el Emperador logró terminar la sesión en positivo con un tímido ascenso del +0,46% hasta los 2.352 puntos. Se volvieron a testear las cercanías de los 2.300 puntos. Se alcanzó en dos ocasiones el mínimo del día anterior en los 2.315 puntos. Los alcistas tendrán una dura prueba para seguir con el rebote. El hueco abierto entre los 2.393 y los 2.378 puntos. Coincide además con la importante media móvil de las 200 sesiones, perforada por las velas a cierre el martes pasado. La media móvil de las 20 sesiones se cruzó ya claramente a la baja con la de 50 e inicia el descenso, no son buenas noticias para los toros.

 
Además >>  Footsie: Expediente no resuelto

La vela que dejó trazado el Emperador si invita a un ilusorio alza de cara al cierre semanal, un bonito martillo sobre los mencionados 2.315 puntos. Pero una cosa queda clara sobre el gráfico, perder la directriz alcista que le venía guiando desde los 1.935 puntos y la importante media móvil de las 200 sesiones son contundentes argumentos para pensar que el rebote puede ser de suma fragilidad. Mirando los retrocesos de Fibonacci también invitan a la prudencia en la subida, una vez perdidos los niveles del 38,20% de retroceso desde los mínimos de septiembre, correspondientes a los 2.354 puntos, zona donde se detuvo ayer. La siguiente parada nos marca los 2.275 puntos, retroceso del 50%. Mientras el Emperador no consiga recuperar los 2.400 puntos a cierre de sesión, todo apunta a que buscará esa zona.

En Wally, para seguir con el guión de los últimos meses, volvieron a ser los que dieron la cara por el resto. El general Custer a galope y toque de corneta trazó una sólida vela de principio a fin que le hizo recuperar la media móvil de las 50 sesiones. Una subida de un +1,38% que le dejó situado sobre los niveles de los 1.387 puntos, zona del último mínimo del mes de marzo perdido hace tres días. Cierto es también que el volumen de negociación decreció en los dos últimos días de rebote, frente a los descensos de las últimas jornadas.

Con todo siguen siendo los selectivos americanos los que están evitando males mayores para el resto de la renta variable, de momento. El Nasdaq Composite consigue sostenerse sobre la media móvil de las 50 sesiones tras perder la de 20 sesiones y tiene un último mínimo en los 2.987 puntos alcanzados el martes pasado. Entre ambas medias está el juego. Feliz fin de semana a todos.

Chema Fandiño

Ibex detenido por alcista
Tagged on:             

Comments are closed.