Jaque al Ibex

 
Prosigue el movimiento consolidativo en el Campeador, mientras en el resto de índices se imponen los alcistas. Ayer, las agencias de calificación volvían a actuar, a cierre de sesión. La tecnología imparable.
Prueba para el Campeador . Sigue el Campeador sujeto por la directriz alcista que le guía desde los 7.600. Hoy tiene un dura prueba tras las actuaciones coordinas de las agencias de calificación. Mientras se mantenga por encima de los 8.740 puntos a cierre de sesión, los bajista no podrán cantar victoria en su intento de llevar la consolidación de nuestro selectivo más allá. Veremos si hoy los alcistas vuelven a contestar a las agencias con un "No" vais a poder con nosotros". - Ch.F.
Chema Fandiño 

Sesión de más a menos ayer en nuestro selectivo. Abríamos con algo de brío la jornada tras la aprobación del parlamento griego a los ajustes exigidos por la UE y el FMI, pero poco a poco se iba desinflando el Campeador hasta cerrar la sesión con un ligero descenso del -0,10%. Mientras, tanto en los índices de Europa como en EE UU, continuaban imparables los alcistas y consiguieron cerrar la sesión con números verdes.

Algo se olía ayer nuestro selectivo, por algo le llaman “el intuitivo”. De nuevo y como es habitual, las agencias de calificación actuaban a cierre de la sesión europea y volvían a la carga. Fitch y Standard and Poor’s rebajaban el rating al conjunto de la banca española, posteriormente Moody’s hacía lo propio con la deuda soberana española y con la de cinco países más: Italia, Portugal, Malta, Eslovenia y Eslovaquia. A Francia, Reino Unido y Austria les esperaba una rebaja de la perspectiva de estable a negativa. Más leña al fuego. Veremos como se lo toman hoy los mercados.

Técnicamente, el Campeador continúa sujeto por la directriz alcista que le guía desde los 7.600 puntos y por encima del soporte de los 8.740, en una delicada zona que, de ser perdida a cierre de sesión, nos daría la señal para una consolidación más profunda. Y es delicada por dos aspectos. Primero, perder una directriz es la primera señal que debe poner en alerta a cualquier inversor que utilice el chartismo como herramienta para sus operaciones. Y segundo, ceder al mismo tiempo un soporte tan importante como los 8.740 puntos, que tanto trabajo costo superar, delataría la falta de fuerza entre las filas alcistas.

Como vimos en el análisis de ayer en velas semanales, mientras el marubozu alcista levantado desde los 8.489 puntos no sea perdido, todo puedo encajar técnicamente en un proceso normal de consolidación previo a posteriores alzas. El volumen de negociación ha ido en descenso en las dos últimas jornadas de caídas, señal que podría indicarnos que no parece que vaya a ser muy profunda la consolidación. Pero después de la estelar aparición ayer de las agencias de calificación, si hoy abrimos con hueco bajista y un aumento del volumen de negociación, podríamos ver los 8.500 puntos más pronto que tarde, desarrollando un pullback completo a la gran vela de salida alcista.

Otro dato que explica a las claras el errático movimiento de nuestro selectivo lo tenemos en el valor que más pondera en nuestro selectivo y que no es otro que la gran operadora de telefonía española, Telefónica. Mucho cuidado si la operadora pierde los 13 euros porque podríamos verla de nuevo sobre los 12,5 euros y en una situación técnica muy delicada, y, si cae, arrastraría al Campeador con ella o, en el mejor de los casos, no le permitiría seguir avanzando. Muy atentos a los próximos movimientos de la operadora, puede que la clave la tengamos ahí. Mientras Telefónica continúe con esa falta de momento, parece complicado que el Campeador supere el hueco bajista de los 8.954 puntos.

 
Además >>  Los compradores de largo plazo muestran apetito por el crudo

En cuanto al resto de índices, continúan con mayor fortaleza que nuestro selectivo. El Emperador europeo consiguió la semana pasada superar los 2.506 puntos, máximos alcanzados en octubre del pasado año. Ahora se encuentra consolidando el movimiento alcista y aliviando la sobrecompra acumulada. Mientras no ceda los 2.460 puntos, no mostrará ningún signo de debilitamiento alcista en el corto plazo, la zona de los 2.400 puntos es el soporte clave en el selectivo europeo, perder ese nivel sí podría traer un contraataque bajista de cierta entidad.

En cuanto a los índices americanos, continúan con su ascensión sin mayor problema, el General Custer se niega a corregir, situado sobre en los 1.351 puntos parece querer buscar los 1.370 puntos, últimos máximos alcanzados en el mes de mayo del 2011. Mientras no ceda los 1.335 puntos en el corto plazo, nada que objetar a los toros. Más abajo, los 1.325 y 1.300 puntos son sus soportes más relevantes.

Pero es el mundo del chip el que parece llegado de otro planeta, ambos selectivos tecnológicos están ya en subida libre y sin nada que se oponga a su impresionante alza. Ya advertimos hace tiempo en estos análisis que en ellos estaba la clave del cambio de tendencia que se está produciendo en toda la renta variable y no están defraudando. El Nasdaq Composite tiene dibujado un hueco de ruptura alcista entre los 2.868 y 2.885 puntos en plena resistencia. Ayer volvió a liderar las alzas con una subida del +0,95%, quedando situado sobre los 2.931 puntos. Mientras el hueco no sea cerrado a la baja, los osos estarán fuera de combate. Para enmarcar.

Jaque al Ibex