La banca prestará al 5% al sector público para pagar a proveedores

 
El Consejo de Ministros aprobó el viernes las condiciones financieras del plan de pago a proveedores. Será a través de un crédito sindicado entre la banca y el ICO por valor de unos 35.000 millones de euros a un tipo de interés del 5%. Regiones y ayuntamientos tendrán 10 años de plazo para devolver estos préstamos, con dos de carencia.
 
Raquel D. Guijarro.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, solo quería el viernes que los periodistas le preguntaran por el plan de pago a proveedores. No era para menos. Se trataba de la única buena noticia para miles de empresas justo el día que el Gobierno anunció que relajará el objetivo de déficit para este año, del 4,4% al 5,8% del PIB, por culpa de un escenario macroeconómico muy sombrío: más paro y mayor contracción de la actividad (-1,7%).

“El mecanismo ideado será la mayor operación financiera llevada a cabo en la historia reciente”, subrayó Montoro. Se dirige a resolver el grave problema de impagos a los proveedores tanto de los ayuntamientos, como de las comunidades autónomas.

Fuentes de Economía y Hacienda coincidieron en señalar que el importe rondará los 35.000 millones de euros, ya que está previsto destinar 20.000 millones a las entidades locales y una cifra muy similar para las comunidades autónomas.

El dinero llegará a las empresas a través de un crédito sindicado en el que participará prácticamente toda la banca, según apunto el titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, junto con el ICO.

Inyección de liquidez

Los préstamos deberán ser devueltos por las Administraciones deudoras de las facturas en un plazo de 10 años, con dos de carencia, para garantizar la viabilidad de la reestructuración. En dicho periodo de exención, que fue una de las exigencias que impusieron las Administraciones locales para aceptar la puesta en marcha de este mecanismo, solo deberán pagarse los intereses y no el principal. El tipo de interés que se aplicará será el del Tesoro más un diferencial de 115 puntos básicos, “luego se situará en torno al 5%”, explicó De Guindos.

Montoro insistió en la fuerte inyección de liquidez que representará esta operación, que podría arrancar a partir de mayo. “Supondrá un estímulo dinamizador de la actividad económica, en especial para las pymes y los autónomos; y resolverá el problema de las deudas de las entidades locales que impiden su normal funcionamiento”, añadió el ministro de Hacienda. A cambio de esta operación para poner a cero el contador de la deuda comercial, los ayuntamientos deberán remitir al Gobierno central su plan de ajuste para garantizar que acomodan sus ingresos y sus gastos a una senda sostenible. El próximo miércoles se reunirá la Comisión Nacional de Administración Local, en la que se comunicará a las entidades locales la operativa de este mecanismo. Un día antes, el martes, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, se informará a las comunidades de la variante del plan que se aplicará para el pago de sus facturas.

Los ayuntamientos podrán “sanear” sus cuentas

Los ayuntamientos están satisfechos con las condiciones finales del mecanismo de pago a proveedores locales. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), a través de su presidente, Juan Ignacio Zoido, trasladó al Gobierno la necesidad de que la línea de crédito se articulara de tal manera que sirviera para “sanear” las cuentas de los ayuntamientos y crear empleo, una vez que las empresas cobren sus deudas.

El mecanismo va a permitir adelantar el calendario de pagos a proveedores. Es el caso del Ayuntamiento de Madrid, cuyo plan económico-financiero establecía el año 2016 como fecha para ponerse al día con sus suministradores, a quienes adeuda 900 millones. Con la nueva línea de crédito aprobada el viernes, la capital de España adelantará a 2013 esa fecha.

 
Además >>  Qué fácil es mirar la paja en el ojo ajeno, señor don dinero

La FEMP aseguró el viernes que en las últimas 48 horas Juan Ignacio Zoido ha intensificado las conversaciones con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para lograr una solución “satisfactoria” para los municipios. La federación aseguró que “es la primera vez que un Gobierno ofrece un apoyo decidido a los ayuntamientos”. Destacó que el Ejecutivo se haya comprometido con la FEMP a instrumentar este año el anticipo del 50% de la liquidación definitiva de la participación de las entidades locales en los tributos del Estado. En esta línea, la FEMP recordó que el Gobierno haya ampliado a 10 años el periodo para devolver al Estado los anticipos a cuenta de 2008 y 2009. Esta es una “reivindicación urgente del municipalismo”, añadió la federación.

Quiénes se beneficiarán más

El sector de la construcción será uno de los más beneficiados por la puesta en marcha del plan de pago a proveedores, según un análisis de Ahorro Corporación.

FCC y Sacyr serían dos de las empresas que más ventajas obtendrían con la iniciativa. Los analistas creen que podría tener un impacto positivo del 31% en su valoración y del 29% en capitalización. En Sacyr los impactos serían del 13% en valoración y del 24% en capitalización.

ACS y Ferrovial serán otras de las compañías más beneficiadas con impactos que oscilarán del 6% al 7% en cuanto a valoración y del 3% al 4% en capitalización.

Para Acciona y OHL será menos significativo, de apenas un 3% en ambos casos.

Otro de los sectores con mayor volumen de deuda pendiente de cobro es el farmacéutico.

Para FAES y Almirall el efecto será “insignificante”, mientras que Grifols tiene una deuda pendiente de 130 millones. Zeltia y Rovi también sacarán provecho del plan, aunque su situación financiera no preocupa.

La banca prestará al 5% al sector público para pagar a proveedores
Tagged on:                             

Comments are closed.