La BBK se queda con la intervenida Cajasur

 
El Banco de España ha elegido a BBK para hacerse con la intervenida Cajasur, según ha confirmado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en un comunicado. La entidad resultante, que recibirá 392 millones del fondo, tendrá unos activos de 48.000 millones de euros, lo que la convertirá en la séptima caja de España. Con este capital llega al nivel de los casi 50.000 millones que el supervisor estableció como el adecuado para trabajar en el nuevo escenario macroeconómico.
Para el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, el proceso de subasta ha sido “rápido, transparente y competitivo”, lo que “es bueno” y genera confianza en el sistema financiero. En su opinión, tras esta fusión y otras que se han están llevando a cabo, se abre una etapa que “requerirá esfuerzo, tiempo, y que va a tener baches en el camino”.
La caja vasca, que según el FROB “asegura la utilización más eficiente de los recursos públicos”, tendrá un duro trabajo de reestructuración por delante, como demuestran las cifras.
En concreto, si la entidad presidida por Mario Fernández tiene 2.430 empleados para gestionar una entidad de casi 30.000 millones de activos, Cajasur, que es mucho más pequeña con 18.000 millones de activos -el 0,6% del total del sistema español-, cuenta con 3.012 trabajadores. En cuanto al número de oficinas, BBK tiene 412 y la cordobesa 474.
Cajasur perdió 596 millones de euros el año pasado y recibió 800 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria como capital para poder seguir funcionando. Por su parte, BBK, que ha anunciado que desarrollará la fusión mediante la integración de los activos y pasivos de la entidad cordobesa en un banco que será el 100% de su propiedad, obtuvo unos beneficios de 288 millones.
Según ha destacado la caja vizcaína en un comunicado, “desde unos excelentes ratios de solvencia, BBK presentó un proyecto sólido y realista, que garantiza la viabilidad futura de Cajasur”. Además, tras destacar que la caja andaluza tiene una cuota de mercado cercana al 46% en Córdoba y comprometerse a mantener su obra social en la región, añade que “BBK inicia con esta operación su objetivo de ganar tamaño sin renunciar a sus ratios”. La caja que dirige Mario Fernández ha logrado mantener un core capital, tasa de solvencia, del 14,6% -la más alta del sistema español- y una mora del 2,49% -la más baja- pese a la crisis.
Tras la decisión del Banco de España, que ha elegido entre cinco ofertas dentro de un concurso del que se apearon Caja Madrid y BBVA, la andaluza Unicaja, que con el de hoy suma su tercer fracaso en busca de un socio, es la gran perdedora de la operación. La ruptura en el último momento de la fusión entre la entidad presidida por Braulio Medel y Cajasur, entonces dirigida por el Cabildo de Córdoba, forzó su intervención en mayo.
La elección de la BBK no ha gustado en la Junta de Andalucía, que apostaba por la unión con Unicaja. De hecho, dirigentes políticos y sindicales hablan de “mazazo” para la comunidad y auguran consecuencias para su presidente, José Antonio Griñán. El jefe del Ejecutivo autonómico se ha reunido con el consejero de Economía, Antonio Ávila, para pactar una valoración. Desde la opsición, el presidente del PP, Javier Arenas, ha lamentado que la caja salga fuera de Andalucía y ha acusado a Griñán de “ir de error en error”. Tampoco ha caído bien entre los sindicatos. El secretario general de Comisiones Obreras de Andalucía, Francisco Carbonero, ha relacionado la elección del FROB con los posibles acuerdos del PNV con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “Espero que no tengan nada que ver”, ha dicho.
Fuentes políticas y financieras andaluzas no dudan en ligar la decisión del Banco de España a la necesidad de Zapatero de sacar adelante los Presupuestos del Estado con el apoyo del PNV. El portavoz socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha dicho que el supervisor “ha de dar explicaciones a la sociedad andaluza”.
Unicaja ha reaccionado destacando que la adquisición de Cajasur comportaba “ventajas y riesgos”, ya que suponía un “empeoramiento de los niveles de solvencia, morosidad, eficiencia y liquidez”. “Esto es, una potencial mejor situación a largo plazo mediante la digestión a corto plazo de una entidad que ha necesitado ser intervenida”, ha añadido la caja malagueña a través de un comunicado. Asimismo, resalta que “la liberación de los recursos congelados” en la oferta les “garantiza una posición óptima para afrontar, en mejores condiciones, la difícil situación de la economía y del sistema financiero”. En esta línea afirma que despejada la “incertidumbre que venía condicionando” algunos de sus proyectos empresariales, se encuentra ahora en una “situación óptima” para profundizar en “estrategias alternativas”.

También te puede interesar:

Además >>  ¿Hasta cuándo se deteriorará la actividad residencial en España?
La BBK se queda con la intervenida Cajasur
  • Lo positivo de esta fusión es que no hará falta llegar a cerrar oficinas pues en el caso de fusión con UNICAJA habría un fuerte solapamiento. Esto quizás sea beneficioso para el personal de CAJASUR.

  • Totalmente de acuerdo con tu apreciación. Tengo conocidos en trabajan en la Caja y tambien son de tú misma opinión. Un abrazo y gracias por tu comentario.